Enviar artículo

Evangelio del domingo 5 de abril, Domingo de Ramos
El que se enaltece será humillado y el que se humilla será enaltecido.