Enviar artículo

María del Exilio
El mundo entonces estaba igual de al revés que ahora, sólo cambiaba la dirección, había que huir del norte al sur.