Enviar artículo

Evangelio domingo 22 de febrero de 2009
El Hijo del hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados