Enviar artículo

Evangelio domingo 15 de febrero de 2009
La lepra se le quitó, y quedó limpio