Enviar artículo

Danos un corazón grande
Enséñanos a sabernos pequeños pero no despreciables, siervos pero no esclavos, pobres, pero verdaderos hijos tuyos.