Enviar artículo

Nuevas Sensaciones
Variación de la parábola del hijo pródigo: Padre mío, me llevé de ti la ignorancia de creer que podría encontrar fuera, aquello que perdí dentro de mí. Ahora soy conscientemente HIJO tuyo.