Enviar artículo

El obispo, presidente
Fernando Lugo logró terminar con seis décadas de gobierno absoluto del Partido Colorado, con lo que se abre para Paraguay un futuro de esperanza pero también de incertidumbres.