Enviar artículo

La media naranja.
La relación conyugal no se logra por arte de magia: no es cuestión de encontrar la otra media naranja.