Enviar artículo

Si amas a Dios...si te dejas amar por Dios
Del amor que Dios nos tiene, brota nuestra misma capacidad de amarle, es decir, al amarnos, Dios nos capacita para amar.