Enviar artículo

Reclusos de cárceles españolas caminan a Santiago de Compostela.
Hacer el Camino es la mejor manera de contribuir a la rehabilitación y a la reinserción porque el Camino de Santiago impacta a todos, no es una ruta cultural ni deportiva sino una peregrinación a su vida interior y a su vida de fe.