Enviar artículo

Vivir en el espíritu, 'sin' el Espíritu Santo y 'con' el Espíritu Santo.
Sin El, Dios está lejos; Cristo se encuentra en el pasado; el Evangelio es letra muerta; la Iglesia, una simple organiza­ción; la autoridad, despotismo; la misión, propaganda; el culto, una evocación; y la vida cristiana, una moral de esclavos.