Enviar artículo

26. Tocar a Dios

El contacto cuando no lo niegan las distracciones voluntarias, permanece, aun en el fondo de las distracciones.