Enviar artículo

Todos somos 'condiscípulos'
El seguidor de Cristo es y debe ser un perpetuo discípulo, un aprendiz, alguien que permanece en todo momento a la escucha del Maestro.