icono estrella Nº de votos: 0

La gestión de la Deuda Externa de los países en desarrollo con España a debate en el Pleno

-

IVICOM. La Ley de gestión de Deuda Externa ha llegado hoy al Pleno del Congreso jueves (22 de junio). Al tratarse de uno de los temas claves en la lucha contra la pobreza, el proceso legislativo cuenta con el seguimiento de numerosas organizaciones de la sociedad civil, preocupadas por la resolución de la crisis de financiación comenzada hace más de 20 años. Desde la iniciativa parlamentaria llevada a cabo por CiU hace dos años, la sociedad civil, articulada en las campañas “Sin duda, sin deuda”, “Corta con la deuda”, ¿Quién debe a quién?”, trabaja porque en esta Ley se incluyan los compromisos necesarios que permitan la aportación activa de España a la solución de la crisis.

Ya en el año 1998, la Campaña “Jubileo” cuestionó las medidas que a nivel global estaban tomando las Instituciones Financieras Internacionales y los gobiernos acreedores, demostrando que éstas eran insuficientes para aliviar la pobreza de las poblaciones endeudadas y recogió 17 millones de firmas en todo el mundo a favor de la condonación de la deuda externa. Desde entonces, se ha tratado que tanto los Parlamentos como los Gobiernos asuman la voluntad social de justicia y lucha contra la extrema pobreza en la financiación internacional del desarrollo.

En España se recogió esta demanda, y en el Parlamento se ha discutido durante este año un texto de Ley de Deuda que se ha presentado hoy a debate en el Pleno del Congreso. Durante su tramitación se han conseguido avances en la calidad de la Ayuda Oficial al Desarrollo, tratando de priorizar el mantenimiento del tejido productivo y social de los países en desarrollo. Asimismo, en la Ley se contempla cierta planificación de operaciones de deuda a través de su inclusión en los Planes Anuales de Cooperación Internacional y cierto control parlamentario (y a través del parlamento social), de la política de gestión de deuda. La Deuda Externa bilateral, tanto en los mecanismos que la generan (créditos FAD, pólizas de seguro CESCE…) como en su gestión, venía utilizándose discrecionalmente, sin estabilidad ni previsión en las políticas, sin que por ello se lograra el impacto en el desarrollo humano y sostenible objetivo de la financiación a través de la Ayuda Oficial al Desarrollo.

Las organizaciones promotoras de la campaña “Sin duda, sin deuda” consideramos que la crisis de la Deuda Externa exige un compromiso firme de nuestras sociedades, consolidando procesos abiertos y participativos en la gestión de deuda y priorizando el desarrollo humano y sostenible que permita alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio: es imprescindible la cancelación de la deuda a los países más pobres y que se asegure la participación en las operaciones de gestión de Deuda Externa de la sociedad civil del Norte y del Sur, única garantía de que los recursos efectivamente se destinarán a la erradicación de la pobreza. Creemos que estos temas deben ser incluidos en el articulado de la Ley, y se defiendan de forma proactiva a nivel del sistema financiero internacional.

Por ello, continuamos con la recogida de firmas a favor de que en la Ley de Deuda se consolide la justicia con las poblaciones más empobrecidas y sea efectiva en la definición de relaciones financieras para el desarrollo humano y sostenible de los países del Sur.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas : deuda,
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.