icono estrella Nº de votos: 0

La estupidez del Banco Central Europeo.

Edmundo Fayanás Escuer - Rebelión -
    A partir del Tratado de Maastrich, la Unión Europea se lanza al desarrollo e implantación de una moneda única, el euro, y en consecuencia a la creación del Banco Central Europeo.

Durante la creación del BCE, hubo disparidad de criterios, pero al final dos resultaron triunfantes.   En primer lugar, la independencia del BCE respecto al poder político y en segundo lugar, su función sería el control del sistema bancario y como objetivo básico el dominio de la inflación.

Estos dos principios en los que se ha basado el funcionamiento del BCE se han mostrado controvertidos y a mi modo de ver inoperantes.

Si analizamos la llamada independencia del BCE, es una muestra más de la falta de democracia, que se da en todas las instituciones de la Unión Europea.   En un sistema democrático no puede haber ningún ente u organismo público que no este sometido al control de las instituciones.  La Constitución europea que nos propusieron, que fue rechazada, y la que están preparando ahora no solucionan esta carencia tan importante  para el correcto funcionamiento de la Unión Europea.

Como hemos visto estos días de crisis, muchos gobiernos europeos plantean una serie de medidas económicas, mientras que el BCE sigue erre que erre en su política monetarista, por lo que nos surge una pregunta.  ¿A quién sirve el BCE?



El segundo punto del funcionamiento del Banco Central Europeo, está resultando escandaloso, porque si tenía que controlar el funcionamiento del sistema bancario, se ve claramente que no lo ha realizado de forma positiva.  En estos momentos no tiene información y desconoce  como afecta la crisis hipotecaria a la banca europea.   No sabe ni controla cual es la situación real de los llamado hegde food en la UE.   No ha sabido controlar a las entidades de renting, es decir, está en la oscuridad bancaria total. ¿Qué ha estado haciendo Trichet y sus acólitos del BCE?
Cuando Trichet llega a la presidencia, la inflación europea estaba en el 1,8% y los tipos de interés en el 2%.   Desde entonces siempre el discurso de Trichet ha sido monocorde, según él, para controlar la inflación hay que subir los tipos de interés.   Debemos recordarle que en sus ya casi cuatro años de presidencia, la inflación no ha superado nunca el 2% y sin embargo ha subido los tipos de interés al 4% y aún pretendía subirlo hasta el 4,5%.
El otro argumento, que Trichet utiliza, es el exceso de liquidez  que tiene el sistema monetario europeo, siendo muy fácil conseguir hipotecas, créditos al consumo, financiación para las super OPAS que hemos visto de unas empresas a otras.   Pero de un día para otro la liquidez desaparece.  Veamos.
A principios de julio, Trichet seguía comentando el exceso de liquidez del sistema.   Unos días después, a mediados de julio salta a la palestra la crisis hipotecaria norteamericana las subprimes y la Bolsa en un día entra en crisis, el BCE tiene que inyectar ese día a las entidades privadas bancarias más de 40.000 millones de euros en una acción concertada con otros bancos centrales.  ¿Algún día Trichet nos explicará que pasó? ¿Cómo es posible que de un día para otro pasemos del exceso de liquidez a no tener liquidez? ¿Se entera de algo Trichet de lo que sucede en el sistema bancario y monetario? ¿Ha pensado en su dimisión?
En lo que llevamos de crisis, el BCE ha inyectado al sistema monetario más de 400.000 millones de euros, además de todo lo que otros bancos centrales han aportado, la FED norteamericana, el Banco de Japón, el Banco de Inglaterra en dólares, yenes, libras esterlinas etc, siempre a tipos de interés por debajo de lo que marca el mercado.
En este sancta santorum que se ha convertido el BCE, llama la atención que siempre se apela al mercado como máximo exponente de la justicia y que él es quien regula el funcionamiento de las empresas por lo que hay que evitar los controles del Estado, defendiendo continuamente la privatización de todo lo público por la superioridad de lo privado.

Esta filosofía que defiende el muy neoliberal BCE entra en contradicción con lo que ha hecho estos días.  Si el mercado es el que sabiamente regula el funcionamiento de la economía, nos preguntamos ¿Por qué ha intervenido el BCE, ente público en el funcionamiento privado de la economía? ¿Por qué usa dinero público para salvar los intereses privados? ¿Por qué Trichet socializa las pérdidas pero no socializa los beneficios?
Está claro, que el BCE hay que volverlo a replantear, empezando por la dimisión de su presidente ¿Qué hay que cambiar?
El Banco Central Europeo como ente público debe estar sometido a los controles democráticos por parte de otras instituciones. Actualmente hace gala de independencia, pero cabe preguntarnos ¿De que es independiente el BCE de Trichet?
Es evidente que no lo es de las ideas neoliberales, ni de su dureza económica con los millones de europeos que dependen de hipotecas y que sufren para poder vivir.   Sin embargo, ya no es tan independiente con los poderosos, con el sistema bancario europeo que al calor del aumento, a mi modo de ver injustificado de los tipos de interés, ha permitido al sistema bancario europeo tener unos beneficios como nunca se habían visto en el sistema capitalista.
Hagamos pues del BCE una institución pública con controles democráticos y que tenga que dar cuentas de sus actuaciones.   En cuanto a sus competencias, hay que ampliarlas no solo regulando y controlando el sistema bancario europeo dando claridad a todas las operaciones de los bancos europeos.  Evidentemente debe controlar la inflación, pero debe añadírsele otras competencias a tener en cuenta  como es el favorecer el crecimiento económico, el desarrollo de políticas de empleo, etc.

Pensemos en la connotación que la palabra francesa trichet tiene en castellano tramposo, nunca mejor dicho, Trichet es un tramposo que juega con las cartas marcadas.

En el actual momento económico lleno de incertidumbres, no nos están diciendo lo que realmente pasa para que podamos entenderlo.   La crisis hipotecaria norteamericana es solo la punta del iceberg, del gran fiasco en que está sumergida la economía norteamericana, con déficit gemelos fuera de control, con un endeudamiento brutal de su economía, debiendo 9.000.000.000.000 de dólares, leen bien nueve billones de dólares, con tasas de ahorro negativas y necesitando diariamente 3.000 millones de dólares que son prestados por todo el mundo para que Estados Unidos funcione ¿Hasta cuando puede seguir esto?

Trichet debe explicarnos que pasa con el dólar norteamericano y que va a pasar con él.   Nos debería explicar que significa la amenaza china a los norteamericanos con “la llamada bomba nuclear monetaria”, China tiene actualmente 1.200.000 millones de dólares en sus reservas.   Todo apunta a que es el dólar el auténtico problema y dejen de distraernos con ambigüedades, asuman sus responsabilidades, explíquenos que pasa en este sistema neoliberal tan maravilloso de la globalización y sobre todo que van a hacer y como harán para que el resto de los mortales no paguemos sus errores.

Ante  tanta ineptitud y mentiras a los CIUDADANOS sólo nos queda la rebeldía exigiendo cuatro cosas:
  • La dimisión de Trichet y todo el BCE.
  • El cambio de funcionamiento del BCE.
  • La rebaja de las hipotecas a unos niveles soportables por los ciudadanos.
  • Una explicación razonada de lo que realmente está pasando.
La economía Sr. Trichet debe estar al servicio del hombre y nunca al revés
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.