icono estrella Nº de votos: 0

Jueves de la Tercera Semana de Cuaresma (31 - Marzo - 2011)

Angel Moreno -

 

(Jr 7, 23-28; Sal 94; Lc 11, 14-23) 

TEXTOS PARA MEDITAR

Así dice el Señor:
«Ésta fue la orden que di a vuestros padres:
"Escuchad mi voz.
Yo seré vuestro Dios,
y vosotros seréis mi pueblo;
caminad por el camino que os mando,
para que os vaya bien."

REFLEXIÓN

La primera observación que nos hace el texto es que escuchemos y atendamos bien, pues de ello depende recordar lo que se nos dice y  no echarlo en saco roto. Esta llamada es una constante en toda la Biblia, y Jesús, como prueba mesiánica, abrirá los oídos de los sordos. Por el contario, quienes no oyen están de alguna manera poseídos por el mal.

Si nos introducimos en el proceso del comportamiento humano, descubrimos que las acciones que se llevan a cabo han tenido su su origen en haber prestado oído. Cuando se deja entrar en la mente la fuerza de un discurso, surge el efecto del posible deseo, que mueve a la voluntad,  sea para una obra buena, sea para una mala. La primera desobediencia, según la Sagrada Escritura, sucedió por prestar oídos al Tentador y apetecer lo prohibido, por el halago que se produce en la mente.

Si escuchamos la voz del Señor nos irá bien. Hoy se nos revela el principio de estabilidad; quien escucha la Palabra y pone por obra edifica sobre roca, le irá bien, su vida será plena y fecunda. Pero si olvidamos lo escuchado de Dios o lo desobedecemos, nos labramos nuestra propia desgracia.

ORACIÓN

“Venid, aclamemos al Señor, demos vítores a la Roca que nos salva; entremos a su presencia dándole gracias, aclamándolo con cantos. Entrad, postrémonos por tierra, bendiciendo al Señor, creador nuestro. Porque él es nuestro Dios, y nosotros su pueblo, el rebaño que él guía. Ojalá escuchéis hoy su voz: «No endurezcáis el corazón como en Meribá, como el día de Masa en el desierto”.

PROPUESTA

“Cuando un hombre fuerte y bien armado guarda su palacio, sus bienes están seguros. Pero, si otro más fuerte lo asalta y lo vence, le quita las armas de que se fiaba y reparte el botín. El que no está conmigo está contra mí; el que no recoge conmigo desparrama”.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.