icono estrella Nº de votos: 0

Jóvenes de poca fe

MARÍA DE LA HUERTA - Faro de Vigo -
A CORUÑA - Casi todos fueron bautizados; la gran mayoría recibió la primera comunión y algunos, incluso, contraerán matrimonio -si es que no lo han hecho ya- de blanco y por la iglesia. Aún así, reniegan de todo lo divino y reconocen, abiertamente, que sólo tienen fe en sí mismos. Un tercio de los jóvenes de Galicia se declaran "agnósticos" o "no creyentes", según se desprende del informe ´Xuventude Galega 2007´, elaborado por el recién creado Observatorio Galego da Xuventude, un estudio que también pone en relieve que la mitad de los gallegos de entre 15 y 29 años sólo van a misa en "celebraciones señaladas", como son las fiestas patronales, las bodas o los funerales.

Según el informe realizado por el organismo dependiente de la Xunta, algo menos de la mitad de los gallegos de entre 15 y 29 años (concretamente, el 43,13%) se declaran católicos, frente al 31% que admiten ser agnósticos o no creyentes. Además, el 21,7% de los jóvenes de esa franja de edad se muestra indiferente ante la religión.



Por si esto fuera poco, la práctica de los que se declaran creyentes es bastante baja. De hecho, la mitad reconoce que sólo va a misa en "celebraciones señaladas", entendiendo como tales los bautizos, las bodas o los funerales, y los que acuden a la iglesia por lo menos una vez a la semana o todos los días suman un escaso 8,4%.

El perfil mayoritario del joven creyente gallego es el de una mujer del medio rural, mayor de 25 años. Por contra, los que se declaran agnósticos o no creyentes son, sobre todo, individuos de ambos sexos, con residencia en una ciudad y una edad comprendida entre los 15 y los 24 años.

Desconfianza

Los datos de Galicia son bastante similares a los del conjunto de España, según corrobora el estudio ´Jóvenes Españoles´ de la Fundación Santa María, dirigido por el catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid Pedro González. La principal conclusión de este informe es que los jóvenes que se declaran católicos han bajado del 77% al 49% en la última década debido, en parte, a la "impopular" postura de la Iglesia católica en temas tan controvertidos como la ley que regula el matrimonio homosexual, el aborto o la eutanasia, y a los cambios políticos en una "dirección laicista".

La Iglesia católica es, de hecho, una de las instituciones que inspiran menos confianza a los jóvenes españoles, por detrás incluso de las multinacionales y de la OTAN. El 79% cree que la Iglesia es demasiado rica y el 82%, que está bastante anticuada en lo referente a cuestiones sexuales. Por contra, la mitad sostiene que la institución eclesiástica, a través de organizaciones como Cáritas, ayuda a los pobres y a los marginados.
El estudio, basado en 4.000 entrevistas a jóvenes de entre 15 y 24 años de toda España, destaca, además, que casi la mitad de los españoles de esa franja de edad opina que las clases de religión no les han servido para prácticamente nada, frente al 36% que cree que les sirvieron de algo o de mucho, contando al 10% que no ha estudiado esta asignatura.

Pese a las críticas vertidas contra la Iglesia católica y las clases de religión, el 43% de los jóvenes españoles que participaron en el informe de la Fundación Santa María admite que su deseo es casarse por la Iglesia. Es más, sólo uno de cada cinco encuestados (el 22%) opta por el matrimonio civil y un escaso 16% se decanta por las uniones de hecho.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.