icono estrella Nº de votos: 0

Fuerte descenso de la mortalidad infantil causada por sarampión en África.

Mundo Negro -
    La Organización Mundial de la Salud anuncia que las muertes por sarampión han descendido en África entre el año 2000 y 2006 en un 91 por ciento. El éxito en el continente africano reside en los constantes esfuerzos por vacunar a todos los niños antes de que cumplan su primer año.

La Iniciativa Sarampión fue impulsada en 2001 con el objetivo de proporcionar apoyo técnico y económico a las campañas de gobiernos y comunidades. La bajada, de 396.000 en el año 2000 a 36.000 en 2006, significa que el objetivo de Naciones Unidas de reducir en un 90 por ciento las muertes por sarampión en el año 2010 ha sido alcanzado cuatro años antes.

Pero la OMS también ha advertido que las muertes por esta enfermedad son aún muy elevadas en el sur de Asia, principalmente en India y Pakistán.

En todo el mundo, las muertes por sarampión han descendido un 68 por ciento. En el año 2000 se registraron en los cinco continentes 757.000 casos mortales, frente a los 242.000 de 2007, según el informe de la OMS. De 2000 a 2006, 478 millones de niños han recibido la vacuna contra el sarampión a través de campañas en 46 de los 47 países más afectados por la enfermedad. Por primera vez en 2006, la campaña de vacunación contra el sarampión alcanzó al 80 por ciento de los niños del planeta.

El sarampión es visto en los países desarrollados como una enfermedad infantil corriente y poco peligrosa. Pero la enfermedad es muy contagiosa y puede matar, o dejar a los niños con discapacidades como la ceguera o daños cerebrales para toda la vida. Se contagia a través del contacto con los fluidos procedentes de la nariz y la boca de una persona infectada y es altamente contagioso. El 90 por ciento de las personas sin inmunidad que convivan con una persona infectada se contagiarán.

El primer síntoma es la fiebre, que puede llegar a alcanzar los 40 grados centígrados, continuando con tos, ojos rojos e hipersensibilidad a la luz. Posteriormente, aparecen pequeños granos rojizos irregulares y finalmente grandes erupciones cutáneas. Después de haber padecido la enfermedad se adquiere inmunidad permanente.

En los países desarrollados muere aproximadamente uno de cada mil casos. Pero en los países en desarrollo, con altos grados de malnutrición y servicios sanitarios pobres, la cantidad de muertes por esta enfermedad es aproximadamente del 10 por ciento.

Actualmente el 74 por ciento de las muertes por el virus tienen lugar en el sur de Asia. “El claro mensaje que deja este logro es que la estrategia funciona”, dijo Julie Gerberding, directora de prevención del Centro para Control de Enfermedades de Estados Unidos. “El próximo paso es implementar totalmente la estrategia en el sur de Asia”.

“El sarampión todavía mata cada día a cerca de 600 niños menores de cinco años, una realidad inaceptable cuando tenemos una vacuna segura, efectiva y barata para prevenir la enfermedad”, dijo Ann Venema, directora ejecutiva de Unicef.

En 1963 se introdujo la vacuna en los países desarrollados como parte de la triplevírica SRP (que inmuniza contra el sarampión, las paperas y la rubeola).

La OMS subrayó que el descenso de las muertes en África había sido posible por los serios programas de inmunización desarrollados por los gobiernos. “Es un éxito de salud pública muy importante y un fruto del compromiso de los países en la región africana”, dijo la doctora china Margaret Chan, directora general de la OMS. “Necesitamos mantener este éxito e intensificar nuestros esfuerzos en otras partes del mundo, ya que todavía hay muchas vidas que se pierden por culpa de esta enfermedad”.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.