icono estrella Nº de votos: 0

FERE pide a obispos que cesen las injurias de Losantos a la escuela católica

Religión Digital -
Cuenta Jesús Bastante en Abc que la Junta Directiva Confederal de Escuelas Católicas -organismo que aglutina a FERE-CECA y Educación y Gestión- envió el pasado 10 de julio una carta «a los señores cardenales, arzobispos y obispos» españoles en las que muestra su «profunda desazón y malestar» ante «las palabras ofensivas que desde la cadena COPE ha pronunciado el periodista Federico Jiménez Losantos en su programa «La Mañana» con motivo de la polémica sobre la asignatura Educación para la Ciudadanía».

En la misiva, los representantes de la escuela concertada y privada católica muestran al Episcopado «algunos sentimientos e inquietudes», al tiempo que reclaman a los obispos que cesen «los ataques del citado periodista» a FERE-CECA. La carta comienza agradeciendo a la Conferencia Episcopal «su preocupación creciente por la escuela católica», puesta de manifiesto en el documento aprobado por la Casa de la Iglesia «La escuela católica. Oferta de la Iglesia en España para la educación en el siglo XXI», documento que las escuelas católicas «recibimos con satisfacción». En este sentido, los religiosos de la enseñanza apuntan que «es un compromiso de FERE-CECA y EyG la educación integral de nuestros alumnos, basada en el ideario y carácter propio de nuestros centros».
Identidad en el Evangelio.

«Nuestra identidad -recuerdan las escuelas católicas-, fundamentada en una concepción cristiana de la persona, de la educación y del mundo, tiene como referente los valores del Evangelio y la comunión eclesial». Precisamente por esta motivación, el principal objetivo de la carta a los obispos no es otro que «expresarles el asombro y la profunda desazón y malestar que han producido en nuestras instituciones las palabras ofensivas que desde la cadena COPE ha pronunciado, los días 5 y 9 de julio, el periodista Federico Jiménez Losantos en su programa «La Mañana», con motivo de la polémica sobre la asignatura Educación para la Ciudadanía».

La arenga del locutor -que las escuelas católicas envían, en documento adjunto, a los obispos- tenía como protagonista al secretario general de este organismo, Manuel de Castro, quien, en una entrevista a ABC, publicada el 9 de julio, se reafirmaba en su negativa a promover la objeción de conciencia en sus centros. Federico Jiménez acusó a Manuel de Castro de «mentir de una manera desvergonzada» y, a los colegios religiosos, de seguir un ideario «de todo a cien» y de «sumisión» al Gobierno «por dinero».

«Precisamente en el año de nuestro cincuentenario -prosigue la carta remitida por la escuela católica al Episcopado-, estas palabras resultan especialmente dolorosas e injustas, viniendo de un medio de comunicación de la Iglesia que se debiera caracterizar por el respeto a las personas e instituciones. En FERE-CECA llevamos mucho tiempo padeciendo los ataques del citado periodista sin dar respuesta, pero no podemos seguir callando cuando se arremete contra toda la enseñanza concertada, minusvalorando su labor e injuriando a sus representantes en términos objetivamente inaceptables».
«Ignorancia absoluta»

Tras mostrar la seguridad de que «los comentarios realizados no cuentan con su beneplácito», las escuelas católicas indican a los obispos españoles que «un ataque tan furibundo a los conciertos educativos y a FERE-CECA ha generado desorientación en no pocos miembros de nuestras comunidades educativas y de la Iglesia», además de «dar argumentos a los que, por otros motivos, son contrarios a la enseñanza privada concertada en general y a la católica en especial».

Por ello, los responsables de la escuela concertada católica solicitan a los prelados españoles que «manifiesten a los religiosos y religiosas que se dedican a la educación que en absoluto participan de las injurias y las descalificaciones que sobre ellos ha vertido el señor Jiménez Losantos en sus programas».

En cuanto a las acusaciones vertidas por el locutor contra la financiación de los centros concertados, la carta recuerda a los obispos que «el sostenimiento de los centros privados con fondos públicos ha posibilitado la presencia de la Iglesia en el mundo de la educación de la infancia y de la juventud, sin discriminaciones por razones económicas».

Por esta razón, «entender, como manifiesta Losantos en la cadena COPE, que la escuela debe ser privada o pública, y ésta última para los «pobres», además de poner a la emisora al servicio del más puro liberalismo, atenta gravemente contra la libertad de enseñanza y contra nuestra opción por estar abiertos a todas las familias, con independencia de su renta o patrimonio».

Finalmente, la misiva sostiene que «afirmar que nuestros colegios no roban porque hay controles, o que a cambio de que los centros obtengan unos beneficios se venden al Gobierno de turno, además de resultar injurioso, demuestra una ignorancia absoluta sobre la insuficiencia del módulo de conciertos y el esfuerzo que hacen las instituciones y los padres para seguir manteniendo esta oferta educativa».

La carta volvió a generar el debate en el Episcopado acerca de la conveniencia o no de apoyar determinadas «estrategias comunicativas y de presión», especialmente en lo referente a Educación para la Ciudadanía. Los obispos recibirán, en breve, un documento, elaborado por varios juristas , en el que se consignan las opciones para oponerse a Ciudadanía.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.