icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar parea el Domingo 19 del Tiempo Ordinario (12 de Agosto de 2012)

Laiconet -

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN San Juan 6,41-51

Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo

En aquel tiempo, los judíos criticaban a Jesús porque había dicho: "Yo soy el pan bajado del cielo", y decían: "No es éste Jesús, el hijo de José? ¿No conocemos a su padre y a su madre? ¿Cómo dice ahora que ha bajado del cielo?" Jesús tomó la palabra y les dijo: "No critiquéis. Nadie puede venir a mí, si no lo atrae el Padre que me ha enviado. Y yo lo resucitaré el último día. Está escrito en los profetas: "Serán todos discípulos de Dios." Todo el que escucha lo que dice el Padre y aprende viene a mí. No es que nadie haya visto al Padre, a no ser el que procede de Dios: ése ha visto al Padre. Os lo aseguro: el que cree tiene vida eterna. Yo soy el pan de la vida. Vuestros padres comieron en el desierto el maná y murieron: éste es el pan que baja del cielo, para que el hombre coma de él y no muera. Yo soy el pan de vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo."

 

PARA VER
(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

 

Cristiano en Verano


 


Desde las Vacaciones
(por hombre, casado, pertenece a movimiento cristiano; en vacaciones)

Qué difícil les resultaba y les resulta a los judíos creer que Jesús de Nazaret es hombre y Dios al mismo tiempo. Dicen: ¿No es este Jesús, el hijo de José?, no les cabe en la cabeza que alguien que convive con ellos sea el enviado, esperan que baje a la tierra el Padre. A veces, nos pasa también eso a nosotros, nadie es profeta en su tierra pero Jesús no se cansa de repetirlo: el que cree en mí y come mi carne, tiene la vida eterna. Me dice constantemente Jesús: Yo soy el pan de la vida. Él es y tiene que ser el centro de mi vida, eje y motor, me tengo que abandonar en sus palabras, que me quiere, que me cuida, que me quiere porque sí, sin más, así es Jesús, quiere nuestra salvación, que volvamos del Desierto al Paraíso.

En estos días, aunque no lo crea, Jesús se hace más presente en mi vida. Me pone en contacto con su obra, en el camping, en la playa y lo veo en esas puestas de sol, en ese momento en el que el horizonte del mar se confunde con el cielo y estoy sentado en mi sillita contemplando su obra. Este es el regalo que me hace el Señor.

Desde la Playa
(por hombre, casado, con tres hijos, trabajan ambos, en vacaciones)

Otro año de vacaciones, dando gracias a dios de poder disfrutarlas, sobre todo en estos tiempos. Jesús nos habla este domingo y cómo siempre, la actualidad hace que sus palabras cobren sentido. Él es el pan que necesita todo hombre, sobre todo para que los demás no sufran, se sientan amados y su reino se construya en este mundo. El hambre de pan y comida lo tenemos ahora a nuestro lado, ya no está lejos, ni lo vemos por televisión, nuestros contenedores de basura son visitados a diario por muchas personas necesitadas. Aprovechemos que esta realidad es ahora objeto de debate para poner en alza la labor callada de miles de cristianos que a las puertas de supermercados, iglesias, y en la calle, sin necesidad de vulnerar derechos de nadie, ofrecen su tiempo para conseguir alimentos para los pobres de este primer mundo, y lo hacen porque comieron y comen del pan de la vida, y sobre todo porque superaron los miedos del joven rico. Hablemos de ellos, y oremos por ellos.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 1 comentario

Comentarios

ANONIMO ANONIMO
el 15/8/12
El evangelio es muy motivador y me dio fuerzas para comulgar en la misas y resibir la palabra de Dios. Dios es amor....
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.