icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para la Fiesta del Bautismo del Señor (8 de enero de 2017)

Laiconet -

Lectura del santo evangelio según san Mateo 2,1-12

Venimos de Oriente para adorar al Rey

Jesús nació en Belén de Judá en tiempos del rey Herodes. Entonces, unos Magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando: "¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo". Al enterarse el rey Herodes, se sobresaltó, y todo Jerusalén con él; convocó a los sumos pontífices y a los letrados del país, y les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías. Ellos le contestaron: "En Belén de Judá, porque así lo ha escrito el profeta: "Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres ni mucho menos la última de las ciudades de Judá; pues de ti saldrá un jefe que será el pastor de mi pueblo Israel".

Entonces Herodes llamó en secreto a los Magos, para que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los mandó a Belén, diciéndoles: "Id y averiguad cuidadosamente qué hay del niño, y, cuando lo encontréis, avisadme, para ir yo también a adorarlo". Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y de pronto la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que vino a pararse encima de donde estaba el niño. Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra.

Y habiendo recibido en sueños un oráculo para que no volvieran a Herodes, se marcharon a su tierra por otro camino.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA ESPERA
(mujer, casada, 3 hijos, embarazada, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Los Magos de Oriente no eran impetuosos e impacientes. En su sabiduría, sabían esperar. La búsqueda de la Verdad conlleva estudio y paciencia. Un embarazo también te enseña a esperar y a ser paciente, y si es planificado y buscado, más aún. Dentro del proyecto común de pareja, que supone el crear una familia y el buscar la venida de los hijos, la paciencia, la espera y la confianza en Dios, dador del don de la Vida, es clave. Es una espera y una búsqueda activa, como la de los Magos de Oriente: ven la estrella, la siguen, por el camino se topan con el mal (Herodes) del que obtienen información y se libran confiando en Dios, y cuando llegan al niño Dios, encuentran una inmensa alegría y caen de rodillas a adorarlo.   
Cuando ves la vida crecer en tu vientre y ves  la mano de Dios ahí, cuando nace el bebé, también todo te impulsa a adorar a Dios por la inmensa alegría de un nuevo hijo. Y lo adoras con tu cariño, tus desvelos, tu negación a tus propias necesidades por las del bebé… Adoras ese milagro, que es el don de la Vida, que Dios ha puesto en tu vientre y en tus manos. Los adoras con oro, incienso y mirra, como a un rey, porque reina en tu vida. Le das el oro material de lo que necesite, pero también lo reverencias, unges y perfumas con piropos, caricias, ternura y todo el Amor que Dios previamente ha sembrado en tu corazón de madre.

DESDE LA FAMILIA
(hombre, casado, trabaja, tres hijos, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Los reyes magos, igual que los pastores, se llenan de alegría, y  dan lo mejor que tienen: oro, incienso y mirra. Yo también quiero vivir esa alegría, y también quiero dar lo mejor que tengo... no es facil, pero los reyes también tuvieron dificultades, la autoridad competente de la época. No, mis limitaciones no son tan claras, son generalmente mas relacioneadas con la vida familiar... falta de tiempo para hacer nada, a veces falta de tiempo de calidad para estar con los mas cercanos... ¿Cómo darme entonces a los más elejados?
Sencillamente es la alegría de la salvación de Dios la que nos da la fuerza para dar lo mejor que somos, alli donde estemos, en el trabajo, en la familia, en los demás, en los más alejados.
Gracias, gracias por estar siempre ahí, por estar con nosotros, por darnos vida, ayudanos a dar lo mejor que tenemos.

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?

(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Señor y Dios nuestro,
porque tu Luz brilla en medio del mundo
para iluminar nuestro camino en la vida.
Ten Misericordia de cada uno de nosotros
y no permitas que las tinieblas de nuestro mundo
nos alejen jamás de tu Luz ni nos aparten de tu Amor.
Te damos Gracias, Señor y Dios nuestro,
porque Tú te manifiesta a todos los pueblos
y también en el corazón de cada persona,
para llenar todos los lugares del mundo de Esperanza y Paz.
Te damos Gracias, Dios Misericordioso, porque
Tú permites que cada persona salga a tu Encuentro
para mejorar su vida y alcanzar la Salvación que Tú nos das.
Gracias, Señor y Dios nuestro, porque Tú
nos llenas de Alegría el corazón al verte y conocerte,
y porque nos permites poder adorarte y alabarte.
Te damos Gracias, Dios nuestro Bondadoso,
porque cada vez que salimos en tu búsqueda para verte
somos “Encontrados” por Ti, llenándonos de tu Amor.
Te pedimos a Ti, Dios nuestro, que Tú nos permitas
ser reflejos de tu Luz en medio del mundo
para ayudar a cada personas que camine perdida
y que necesite encontrase contigo para poder conocerte.
Ayúdanos Tú, Dios nuestro Misericordioso, a buscarte siempre
y a ser luz en medio de nuestra sociedad, para llenar al mudo
de esperanza, bondad, optimismo, solidaridad, caridad
y para lograr que todas las personas puedan verte y amarte. Amén. 

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO

¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO

¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 2 hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

En el cielo podemos observar infinidad de estrellas, pero fue solo una la que guió a los Sabios de Oriente hasta Jesús…En nuestra vida también necesitamos guías, orientaciones y orientadores que nos ayuden a encontrarnos con Dios en un mundo tan complejo como en el que vivimos y que nos sobrepasa en muchas ocasiones. ¿Contamos con esa persona/s? Si la respuesta es sí, te proponemos que durante esta semana programes tu agenda  (luego si es necesario modificas fechas) de encuentros con esa persona que te puede guiar, orientar…, para que no caiga en “saco roto” en el nuevo año, esa disposición a la escucha. Si la respuesta es que no cuentas con esa persona, te sugerimos, que intentes a lo largo de esta semana buscarlo. Cuando lo tengas, ábrele verdaderamente tú corazón…

Aunque todos solemos pensar en término de “Reyes Magos”, los Evangelios nos hablan realmente de sabios. Y la sabiduría es uno de los dones del Espíritu Santo (junto con la inteligencia, el consejo o la ciencia). Y también es nuestra responsabilidad cultivarla con la reflexión sincera y la ayuda de medios como la lectura. Por eso os proponemos también cuidar nuestra formación durante este año, con alguna lectura, de tanto bueno que hay a nuestro alcance (libros, revistas, a través de internet…). Y puede ser esta la semana para incluirlo en nuestra horario habitual, junto a todo aquello que hemos convertido en hábitos y rutinas “saludables”.
 

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.