icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo XXXIII del Tiempo Ordinario (16 - noviembre - 2014)

Laiconet -

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Mateo 25,14-30

Has sido fiel en lo poco, pasa al banquete de tu señor

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: "Un hombre, al irse de viaje, llamó a sus empleados y los dejó encargados de sus bienes: a uno le dejó cinco talentos de plata, a otro dos, a otro uno; a cada cual según su capacidad; luego se marchó. [El que recibió cinco talentos fue en seguida a negociar con ellos y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos. En cambio, el que recibió uno hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor.]
Al cabo de mucho tiempo volvió el señor de aquellos empleados y se puso a ajustar las cuentas con ellos. Se acercó el que había recibido cinco talentos y le presentó otros cinco, diciendo: "Señor, cinco talentos me dejaste; mira, he ganado otros cinco." Su señor le dijo: "Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor."
Se acercó luego el que había recibido dos talentos y dijo: "Señor, dos talentos me dejaste; mira, he ganado otros dos." Su señor le dijo: "Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor."
Finalmente, se acercó el que había recibido un talento y dijo: "Señor, sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces; tuve miedo y fui a esconder mi talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo." El señor le respondió: "Eres un empleado negligente y holgazán. ¿Conque sabías que siego donde no siembro y recojo donde no esparzo? Pues debías haber puesto mi dinero en el banco, para que, al volver yo, pudiera recoger lo mío con los intereses. Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez. Porque al que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese empleado inútil echadlo fuera, a las tinieblas; allí será el llanto y el rechinar de dientes.""

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

Los capítulos 24 y 25 de Mateo nos hablan del final de nuestro tiempo. En esa línea se sitúa esta parábola, así como la del domingo pasado, de las diez doncellas.
El "talento" del que habla la parábola era una moneda mediterránea de plata de muchísimo valor. La romana en tiempos de Jesús pesaba más de 32 kilos. Equivalía a unos seis mil "denarios", seis mil jornales según este evangelista. (El significado que le damos a la palabra "talento" como aptitud o inteligencia deriva de la interpretación de esta parábola).
La parábola nos remite a lo que ocurre cuando el propietario de esa riqueza vuelve "después de mucho tiempo" y "llamó a cuentas a sus servidores"; es decir, la parábola nos habla de cuando vuelva el Señor y realice el juicio final.
El dueño felicita a los servidores que han negociado con la riqueza que se les confió y que han ganado una cantidad similar. Es lo que se espera de nosotros: que seamos "buenos y fieles". La fidelidad y la bondad está en haber realizado la tarea encomendada. Frente a este comportamiento, condena al "malo y perezoso". La maldad está en no haber cumplido la voluntad del dueño y la pereza en la negligencia en el uso de la riqueza confiada.
Lógicamente, el propietario confiará más monedas al que es productivo y se la quitará al improductivo, como sentencia el final de la parábola.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA FAMILIA
(matrimonio, ambos trabajan, con tres hijos, pertenecen a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Cuántos talentos hay en cada familia, y qué importante es cuidarlos para que den fruto. Pero, ciertamente, la tentación de enterrarlos y esperar, y simplemente dejarse llevar, también es grande. En mi experiencia, cuando los niños ven que algo que ellos hacen puede ponerse al servicio de los demás, o hace que alguien de la familia o un amigo se sienta bien, o simplemente sonría, descubren su poder, se sienten importantes, y comprenden que los talentos sólo tienen sentido si se ponen a trabajar y a dar fruto. Quisiera educar a mis hijos en la responsabilidad de hacer fructificar sus talentos.

DESDE LA MISION
(hombre, soltero, estudiante, experiencia de Misión, pertenece a comunidad cristiana)

Uno de los misioneros de la Misión en la que estuve pasó varias semanas en la cárcel. En un país en el que la inseguridad está causada por los cuerpos de seguridad del estado, estar un tiempo en la cárcel no es algo desdeñable. En este país, como en tantos otros, hablar de política es peligroso, mentar al Presidente es una amenaza contra la propia vida. Este misionero recibió el don de la profecía. A pesar del riesgo que sufría, no se calló para denunciar las injusticias que sufría el pueblo. El Papa nos repite constantemente que prefiere una Iglesia accidentada por salir, que encerrada en sí misma y segura. Yo le pregunto al Señor: ¿qué dones tengo? Y le pido: ayúdame a ser valiente.

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Dios Padre Bueno y Misericordioso,
por cada uno de los dones que Tú nos regalas cada día
para ponerlos al servicio de los demás y, así, aprender
a desarrollarlos mejor buscando construir el bien común.
Ten Misericordia de nosotros, y no permitas nunca
que por dejadez, pereza, egoísmo, miedos o inseguridades,
dejemos de usar nuestros dones para compartirlos con los demás.
Padre Bueno, ayúdanos Tú a ser cada día más generosos
para agradecerte así todo los dones buenos que Tú nos regalas,
y para poner en práctica en nuestra vida, las cualidades y capacidades
que por tu Bondad y Gratitud infinita recibimos de Ti cada día.
Ten Misericordia de nosotros y ayúdanos Tú, Dios Padre nuestro,
a multiplicar las cualidades que Tú nos regalas a cada uno de nosotros,
para así dar frutos buenos y abundantes que beneficie a todos,
y para que cada hermano nuestro pueda recibir tu Amor y Misericordia,
a través de nuestros talentos que Tú nos entregas para el bien común.
Dios Padre nuestro, ten Misericordia de nosotros, y no nos dejes
caer en la tentación de la negligencia o de la irresponsabilidad
con la misión a la que Tú nos llamas y capacitas para realizar cada día.
Líbranos Tú, Dios Padre Bueno y Generoso, de la falta de honestidad
y de la dejadez de nuestras tareas cotidianas que tú nos envías a realizar,
para cumplir tu Voluntad y construir tu Reino de Vida y Salvación
en medio del mundo e insertos en nuestra sociedad, con nuestros hermanos.
Amén

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?
 (Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, 3 hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Esta semana asistíamos al funeral del padre de una familia digamos "poco cercana" a la Iglesia, quizás por sus condicionantes sociales, por no haber tenido la inquietud a acercarse a la parroquia, a celebrar la Eucaristía...
Se veía que vivían la muerte de su padre con una gran angustia, con desesperación...
Nos recordó lo vivido con la muerte de nuestros padres, la gran paz interior que nos daba la fe, la esperanza en que no todo se quedaba allí, que seguían viviendo en el paraiso...
Luego lo comentabamos, no por creernos superiores  a ellos, sino por sentirnos abrumados por el gran regalo que el Señor ha tenido con nosotros.
Siempre deseas recibir algo a lo que agarrarte cuando las cosas se tuerzan, cuando todo se vuelva oscuridad, y nosotros lo habíamos experimentado en nuestras carnes, en la muerte de nuestros padres y la "utilización" de ese don inmenso...también en cómo vivir otros dolores.
En la parábola de los talentos, como don principal, deberíamos valorar sobre todo el don de la fe, la posibilidad de vivirla en comunidad, el haber conocido el Amor de Cristo.
Muy por detrás, pondríamos los talentos de nuestros carismas, nuestra forma de ser, nuestros estudios, nuestra inteligencia, nuestra familia...
La fe debería ser el don a "sembrar" a "fructificar", a expandir a misionar, y no hacerlo como un deber, sino como quien comparte una alegría, muestra un horizonte bello, ofrece un banquete deseable...Dice el papa Francisco en la Evangelii gaudium que la Iglesia no crece por proselitismo sino por "atracción". Tambien, en otro lugar dice, aplicándolo hoy al que entierra el talento y no produce fruto, "...prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades."
Arriesguémonos por tanto y no caigamos en la falsa modestia que nos hace quedarnos atrás. El Señor necesita de nosotros, de nuestras manos, para que su Reino se haga presente en el mundo... y además, al final, nos pedirá cuentas por ello.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.