icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo XIV del Tiempo Ordinario (8 de Julio de 2012)

Laiconet -

EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Marcos 6,1-6

No desprecian a un profeta más que en su tierra


En aquel tiempo, fue Jesús a su pueblo en compañía de sus discípulos. Cuando llegó el sábado, empezó a enseñar en la sinagoga; la multitud que lo oía se preguntaba asombrada: "¿De dónde saca todo eso? ¿Qué sabiduría es ésa que le han enseñado? ¿Y esos milagros de sus manos? ¿No es éste el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago y José y Judas y Simón? Y sus hermanas ¿no viven con nosotros aquí?" Y esto les resultaba escandaloso. Jesús les decía: "No desprecian a un profeta más que en su tierra, entre sus parientes y en su casa." No pudo hacer allí ningún milagro, sólo curó algunos enfermos imponiéndoles las manos. Y se extrañó de su falta de fe. Y recorría los pueblos de alrededor enseñando.

PARA VER
(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)


 
COMENTARIOS DE SEGLARES

DESDE LAS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS
(Matrimonio, con hijos, ella trabaja, él perdió su empresa, pertenecen a grupo cristiano)


Hoy la lectura nos hace reflexionar sobre porqué no nos fijamos en lo que tenemos alrededor, no lo apreciamos lo suficiente, Jesús nos acompaña todo el día, debemos de aprender a descubrirlo en las cosas sencillas que nos rodean, si sentimos la presencia de Jesús a nuestro alrededor, el vivir en ésta época de angustia será mas llevadero. A Jesús debió dolerle que precisamente sus allegados dudaran de él, pero eso no lo limitó, se apena por su falta de fe, pero el siguió enseñando en los pueblos de alrededor, debemos tomarlo como ejemplo, no siempre nuestro esfuerzo es valorado a nuestro alrededor, por ello no debemos desanimarnos.

DESDE EL TESTIMONIO DE UN RESPONSABLE DE MOVIMIENTO ECLESIAL
(hombre, casado, trabajan ambos, tres hijos, responsable mundial del Movimiento de Seglares Claretianos)


Hay un lema sobre nuestro carisma que siempre me ha atraído: "gente corriente para una misión extraordinaria". Es verdad que entre nosotros se cuentan políticos influyentes, excelentes profesores universitarios, brillantes legisladores... pero la inmensa mayoría de nosotros somos gente corriente: padres y madres de familia, obreros, campesinos, comerciantes, artesanos, oficinistas, desempleados: gente que no saldrá nunca en ningún periódico. Pero esto no nos arredra para, en el Espíritu, sentirnos identificados con Cristo Profeta (Id. 9).
Una característica del testimonio profético del seglar claretiano es precisamente esta: es uno de tanto, sin autoridad, que no es portador de "grandes revelaciones"; simplemente transmite con su vida y palabra lo que el Señor ha hecho en él. Y es precisamente en esta condición "ordinaria", incluso con nuestras debilidades y "aguijones" (2 Cor. 12,7), donde se manifiesta la fuerza de la Palabra. Este testimonio es con frecuencia "signo de contradicción", y motivo de rechazo, incluso entre los más cercanos. Pero hemos de pisar las mismas huellas del Maestro en el camino de la Vida.




PARA REZAR
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)


Te damos Gracias, Señor y Dios nuestro,
porque Tú recorres pueblos y ciudades
enseñándonos, acercándonos a todos tu Palabra
y derramando sobre nosotros tu inmenso Amor.
Gracias porque estás día a día junto a nosotros,
en los momentos cotidianos de nuestra vida.
Gracias porque nos regalas acontecimientos
donde logramos sentir tu Presencia y Cercanía.
Te damos Gracias por todas las personas sencillas
que Tú, Dios nuestro, pones en nuestra vida
para hablarnos de Ti y para enseñarnos el camino
hasta llegar a Ti, haciendo el bien a los demás.
Ayúdanos a ser fieles discípulos tuyos,
ten Misericordia de nosotros, Dios nuestro,
y no permitas que las desesperanzas o dificultades
nos desanimen ni nos alejen de tu seguimiento.
Ten Misericordia de cada uno de nosotros
y danos la capacidad de tener una mirada atenta,
y un corazón dispuesto y abierto para lograr verte
y poder sentirte en cada uno de los momentos
en los que Tú, Dios nuestro, te manifiestas
en medio del mundo y en medio de nuestra vida. Amén

PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, 2 hijos, él trabaja, pertenecen a comunidad cristiana y movimiento seglar) 


Podemos pensar que nosotros sí creemos en Jesús, que no somos como aquellos de los que nos habla el Evangelio. Y ciertamente así es. Creemos. Pero nuestra fe puede ser muchas veces solo algo aprendido, algo que forma parte de nosotros por educación, por alguna experiencia, por algún testimonio. Sin embargo no es algo que nos mueve desde lo profundo, que forma parte de nuestra “raíz”, que es la clave de nuestra vida, que se muestra en todo lo que hacemos, pensamos e incluso sentimos… Pocas veces nuestra vida es tan desde Dios y para Dios, como lo fue para Jesús, que puedan obrarse milagros a través de nosotros, ni tan siquiera en nosotros,.
Para vivir esta semana el Evangelio, os sugerimos buscar las claves para conseguir que nuestra fe brote de nuestra hondura, desde la conexión más absoluta con el Padre. Que esta sea parte imprescindible, la más fundamental de nuestro ser y de nuestro hacer. Consigamos que sea fuerte para que todo fluya desde ella. Hagamos que de nuestra oración brote nuestro hacer y que de nuestro hacer brote nuestra oración. Seamos incluso contemplativos en nuestra acción.
Hagámonos el firme propósito además de formarnos como cristianos, para tener esa “sabiduría” desde la que poder defender y hacer que sea querida y aceptada una Iglesia, no demasiado bien vista en el siglo XXl. Formémonos e informémonos además, para poder ir transformando en la medida de lo posible, a los que formamos parte de la Iglesia, desde nuestra Palabra y nuestras obras, para que cada vez sea más, la familia que soñó Jesús, el proyecto de Dios.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.