icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo III del Tiempo Ordinario (25 - enero - 2015)

Laiconet -

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Marcos 1,14-20
Convertíos y creced en el Evangelio

Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios. Decía: "Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el Evangelio."
Pasando junto al lago de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés, que eran pescadores y estaban echando el copo en el lago. Jesús les dijo: "Venid conmigo y os haré pescadores de hombres." Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Un poco más adelante vio a Santiago, hijo de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca repasando las redes. Los llamó, dejaron a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros y se marcharon con él.

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

La liturgia nos presenta un texto compuesto por dos trozos diferentes:
- Los dos primeros versículos concluyen la introducción del Evangelio dando salida de escena a Juan Bautista con el fin de su actividad y entrada a Jesús, que comienza la suya. Marcos condensa la predicación de Jesús en una frase sintética compuesta de dos partes, cada una de ellas con dos afirmaciones concadenadas: "tiempo oportuno" - llegada del "Reinado", por un lado, y "cambio de mentalidad" - aceptación de la "Buena Noticia", por otro. Cada uno de los cuatro conceptos encierra un gran significado, que Marcos irá desplegando en su evangelio. Nos quedamos con que el comienzo de la actividad de Jesús implica el comienzo del Reinado de Dios, lo cual es la Buena Noticia (o "Ev-Angelio") que se realiza en el momento adecuado. Al encontrarnos con este tiempo oportuno, el lector ha de dar una respuesta con una mentalidad nueva, aceptando ese Ev-Angelio.
- Los demás versículos inician la primera parte del evangelio de Marcos. Jesús suma a su actividad a otros agentes (a otros "pescadores de hombres", una metáfora poco habitual pero conocida en el Antiguo Testamento). Marcos narra de forma paralela dos llamadas a dos parejas de hermanos para que le sigan. El seguimiento les supone dejar la empresa paterna.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA JUSTICIA
(hombre, casado, tres hijos, abogado)

Alguien me dijo una vez que en la vida lo importante no es saber a dónde vas sino con quién viajas, esta frase me la ha recordado el evangelio de este Domingo, esos hombres humildes, pescadores, no reparan en preguntarse a dónde van, sino que se fijan en quién les llama y con absoluta fe se entregan a él. Realmente llamativa la expresión de fe pura de los primeros discípulos. Visto desde la perspectiva de mi trabajo (realmente desde cualquier perspectiva), el cristiano no descansa, no puede ser intermitente, es decir, si se cree y se opta (con todas las dificultades y obstáculos) tu compañero de viaje va contigo siempre y eso se tiene que notar. Esa es la autenticidad que siempre reclamo y la que trato de exigirme, en un vaivén continuo. La justicia de nuestro mundo requiere de la presencia de esa AUTENTICIDAD con mayúsculas, para paliar en lo posible todo aquello que la esconde. Y es que la justicia como concepto tiene como objetivo lograr la paz social, y se hace difícil si en el camino te encuentras piedras de gran tamaño. Por eso, cada uno, desde nuestra pequeña parcela, tenemos que contribuir con la justicia. No todo conviene, no todo vale, hay caminos de justicia y caminos de odio y resentimiento que se confunden con justicia y que nunca lograran estar en paz con nadie. ¿Qué camino escoges? ¿Con quién viajas?...  Un abrazo.

DESDE LA VIDA COTIDIANA
(hombre, casado, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar) 

Tengo la ventaja y el inconveniente de que mi casa es mi lugar de trabajo. Me permite cierta flexibilidad de horarios, lo que a veces me ayuda a adaptar mi vida frente a imprevistos, pero  frecuentemente me "esclaviza" obligándome a echar horas extras, y jornadas maratonianas en las que debes sacrificar tiempo de familia aún estando bajo el mismo techo. No son pocas las veces que mi mujer o mis hijos me han llamado y requerido para cualquier cosa y yo, agobiado por el trabajo, les he dado largas y les he dicho que en ese momento no puedo atenderles. Leyendo este texto del Evangelio me he preguntado si, inmerso en mis rutinas, no le estaré respondiendo muchas veces a Dios de la misma manera.
Yo presumo de ser seguidor de Jesús, pero ¿de verdad puedo afirmar que soy "pescador de hombres"? ¿de verdad todo lo que ocupa mi vida responde a lo que Dios quiere de mí?

DESDE LA AUSTERIDAD
(hombre, soltero, trabaja para ONG católica en país islámico) 

Que fácil nos lo vuelve a poner Jesús; nos presenta un Reino de Dios muy cercano, que está aquí entre nosotros y para formar parte de este Reino de Dios sólo tenemos que creer. Además nos quiere a nosotros por lo que somos, sin nuestras ?redes? (riquezas, títulos, bienes?). Es una llamada llena de Amor incondicional e inmediato.
Pero a esta llamada para ser constructor del Reino: ¿contesto con la misma inmediatez? ¿Soy capaz de dejar a un lado mis "redes" y vivir sólo con lo justo, con lo que el Padre tiene previsto para mí?

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?

(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Señor Jesús y Dios nuestro Misericordioso
te damos Gracias porque Tú nos llamas cada día,
y nos invitas a seguirte, para ser discípulos tuyos.
¡Gracias porque Tú nos amas, confías en nosotros
y nos envías a proclamar tu Evangelio a los demás!
¡Gracias porque Tú eres Dios Bueno y Misericordioso
que transformas nuestras debilidades, nos envías a tu Misión,
y nos invitas cada día a la sincera conversión a Ti, a tu Amor!
Hoy Tú nos llamas y nosotros queremos ir contigo tras de Ti,
seguirte siempre como estilo vida que guíe la nuestra,
y dejando atrás todo lo que nos impida estar junto a Ti.
Jesucristo y Dios nuestro, queremos estar contigo
y construir cada día tu Reino de Vida en medio del mundo,
para que todas las personas puedan conocerte, seguirte
y llenar sus vidas con tu Amor y con tu Misericordia.
Gracias por la fe, que nos permite ser fieles a tu llamada
y responderte cada día con alegría, creyendo en tu Evangelio
para comunicarlo a cada hermano nuestro que más lo necesite.
Señor y Dios nuestro, danos Tú siempre la suficiente fortaleza
para seguirte cada día sin cansancio y para llenarnos de ilusión,
a pesar de los obstáculos o dificultades que nos encontremos
en el camino de nuestra vida diaria y cotidiana.    Amén

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 3 hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Jesús ha traido una nueva forma de ver las cosas, y hace su llamada. Hay quien de forma específica y concreta responde en cuerpo y espíritu a esa llamada, como por ejemplo los sacerdotes, religios@s, misioner@s... Y, ¿qué pasa con el resto? ¿este evangelio no nos compete?. Pues claro que sí, el Señor no predicaba para "grupos de élite"  exclusivamente...
Sólo el que "da la vida" en el día a día,  pertenece a ese grupo.
En este pasage, primero se nos invita a convertirnos.
Eso, fundamentalmente es que nos dejemos de agobiarnos con preocupaciones imnecesarias, que le demos la importancia justa a las cosas, que dejemos actuar a la providencia, que no intentemos controlarlo todo, que abandonemos  las prácticas que nos impiden ver a Dios, el pecado. Todo esto es "dejar las redes" y seguirlo.
El Señor, con su "anzuelo" de Amor, nos ha enamorado. Su mensaje nos ha cautivado, ya no vivimos en nosotros, sino en Él, nos sale del alma un sentimiento profundo de agradecimiento por su Amor.
En segundo lugar, nos llama a ser pescadores de hombres.
La fórmula para ello, la hemos experimentado con Él. ¿Qué "cebo" vamos a utilizar para esta tarea?, pues el mismo que el Señor a utilizado con nosotros, el Amor. Las palabras puede que haya que utilizarlas alguna vez, pero lo primero es "enganchar" a la gente con nuestros actos de amor concretos, no desperdiciar ocasiones, aunque sean pequeños, no importa, son los mejores, con un goteo constante "empapa" más...
Y, ¿para qué? ¿por proselitismo, para que seamos más...?  No, por que sentimos la necesidad de enseñar y compartir con otros el camino a la felicidad que experimentamos con la cercanía del Señor.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.