icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo III de Adviento (11 de diciembre de 2016)

Laiconet -

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Mateo 11,2-11

¿Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?

En aquel tiempo, Juan, que había oído en la cárcel las obras del Mesías, le mandó a preguntar por medio de sus discípulos: "¿Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?" Jesús les respondió: "Id a anunciar a Juan lo que estáis viendo y oyendo: los ciegos ven, y los inválidos andan; los leprosos quedan limpios, y los sordos oyen; los muertos resucitan, y a los pobres se les anuncia el Evangelio. ¡Y dichoso el que no se escandalice de mí!" Al irse ellos, Jesús se puso a hablar a la gente sobre Juan: "¿Qué salisteis a contemplar en el desierto, una caña sacudida por el viento? ¿O qué fuisteis a ver, un hombre vestido con lujo? Los que visten con lujo habitan en los palacios. Entonces, ¿a qué salisteis?, ¿a ver a un profeta? Sí, os digo, y más que profeta; él es de quien está escrito: "Yo envío mi mensajero delante de ti, para que prepare el camino ante ti." Os aseguro que no ha nacido de mujer uno más grande que Juan, el Bautista; aunque el más pequeño en el reino de los cielos es más grande que él."

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

Adelantamos diez capítulos respecto al domingo anterior aunque continuamos con el mismo protagonista, figura propia del Adviento.
Encarcelado por el tetrarca Herodes Antipas, manda preguntar a Jesús si él es quien tenía que venir. Después de haberle reconocido como Mesías cuando vino a ser bautizado por él, parece que Jesús no está respondiendo a las expectativas de Juan, que esperaba un mesías justiciero, y desea que el mismo Jesús le ayude a discernir.
Jesús enumera las acciones realizadas por él en los capítulos 8-9, que se corresponden a las anunciadas por Isaías sobre el futuro mesías.
En la segunda parte, Jesús habla con las multitudes sobre Juan, preguntándoles qué fueron a ver al desierto de Judá, donde él predicaba. Pregunta si fueron a ver a alguien vestido con lujo, en contraste con la descripción de su vestimenta -parecida a la del profeta Elías- hecha en el domingo anterior. El mismo Jesús contesta que tales visten en palacios reales no el desierto, refiriéndose así, al menos, a Herodes Antipas, con quien Juan se enfrentó y que le mantiene encarcelado. En el mismo sentido puede ir la pregunta de si fueron a ver una caña agitada por el viento, ya que la caña era el símbolo de Herodes en monedas acuñadas por él, y con su predicación Juan agitaba la figura del rey.
Jesús le cualifica en la mejor tradición profética, como el que cumple lo escrito: Yo envío mi mensajero delante de ti, para que prepare el camino ante ti. Es frase no se encuentra en la Biblia tal cual, sino que funde en una el anuncio de Éxodo 23,20 (el ángel que irá delante del pueblo a la tierra prometida), y Malaquías 3,1 (el mensajero que prepara el camino).
La última frase se puede interpretar de formas diversas: el más pequeño en el reino de los cielos es más grande que él. ¿Se refiere a que Juan pertenece a un estadio anterior al reino y por ello él es el más pequeño de éste? ¿Se refiere a que Jesús es el más pequeño, pues realiza en sí aquello de que el que se haga pequeño es el mayor (18,4), y por eso es más grande que Juan?

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA ESPERA
(mujer, casda, 3 hijos, embarazada, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

El embarazo, a veces, es complicado. Aunque sabes que esperas una dicha muy grande, no solo no la puedes disfrutar aun, sino que tienes muchos miedos y molestias.
Solo me queda un mes largo para dar a luz y ya tengo contracciones que me fuerzan a reposar, teniendo que cuidar de los otros tres pequeños y sobrecargando a mi marido (comunidad familiar); la barriga está tan gorda que me cuesta respirar; tengo insomnio; me duelen las articulaciones porque se están abriendo las caderas; tengo acidez y reflujo aunque no coma; la pesadez de piernas es constante…
Los desiertos en la vida, a veces te ciegan y te entra el miedo y la duda: ¿llegaré al parto con energías para cuidar al bebé?, ¿cuánto queda para que llegue?, ¿se malogrará todo justo ahora, con lo que cuesta gestarlo?, ¿eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?. Y Jesús siempre responde cuando se le busca: “Mira lo que hago con los demás, ¿qué no haré contigo, mi pequeña creatura, mi niña bonita?”, “No pierdas la fe, en el miedo y en la duda; déjate llenar por mi Espíritu, vive en Mi y mi Reino vendrá a ti”.

DESDE LA FAMILIA
(hombre, casado, trabaja, tres hijos, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Lo realmente importante está siempre ante nosotros. Sin embargo parace que estamos condenados a dar vueltas y vueltas a las cosas para no ser capaces de ver lo que ES. El ser humano no ha cambiado tanto en dos mil años: la razón necesita clasificarlo todo“¿Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?”. No hace falta ni responder porque la pregunta en sí queda totalmente insulsa, ¿Qué mas da que sea el que esperaban o no? Podrían haber hecho un preceso de mejora para ver si Jesús reunía las condiciones necesarias para ser su salvador. Seguro que la respuesta sería que no. De hecho Jesús descolocó a mas de uno, porque realmente no les salvó de la opresión romana y además no le importaban demasiado las normas religiosas... y acabó en la cruz.
Lo realmente importante fue la experiencia de salvación que Jesús les llevó: “Los ciegos ven, y los inválidos andan; los leprosos quedan limpios, y los sordos oyen; los muertos resucitan, y a los pobres se les anuncia el Evangelio”.
¿Y cual es mi experiencia de salvación? Por desgracia no soy nada místico. Sin embargo siento indicios de que Dios me espera y me salva... A través de mi familia, a través de la oración (tan racana que suele ser) a través, a veces, de momentos triviales en los que siento su presencia, y otras veces de profunda alegría como el nacimiento de una nueva vida.
Gracias por todo ello

DESDE LA LAUDATO
(mujer, soltera, trabajadora social y voluntaria en ONG-D, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

El Evangelio de hoy nos pide dirigir la mirada a los signos en los que podemos descubrir que el niño que nace en el pesebre es realmente el Dios que esperábamos: "los ciegos ven, los cojos andan,...a todos se les anuncia la buena noticia".
También hoy tenemos muchos signos en los que podemos reconocer el Reino que está llegando. Y esos signos son motivo de esperanza y alegría, pero también, tarea y misión. Como Juan tenemos encomendada la labor de anticipar el Reino con nuestra vida, de tal manera que también hoy podamos decir: los excluidos dejan de serlo y a la hora de organizarnos como sociedad se tienen en cuenta sus necesidades y capacidades, la economía se organiza de manera que prime el bien común, el respeto por la creación se hace realidad,... Estás son las buenas noticias que necesita nuestro mundo.
En palabras del Papa Francisco en la Jornada Mundial por el cuidado de la Creación que tuvo lugar en septiembre de este año:
"Debe ser también un motivo de alegría que, en todo el mundo, iniciativas parecidas que promueven la justicia ambiental, la solicitud hacia los pobres y el compromiso responsable con la sociedad, están fomentando el encuentro entre personas, sobre todo jóvenes, de diversos contextos religiosos. Los Cristianos y los no cristianos, las personas de fe y de buena voluntad, hemos de estar unidos en el demostrar misericordia con nuestra casa común la tierra y valorizar plenamente el mundo en el cual vivimos como lugar del compartir y de comunión."

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?

(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Dios nuestro Misericordioso,
porque Tú pones en medio del camino diario,
de nuestra vida cotidiana del día a día,
a personas que no hablan de Ti, de tu Amor,
y nos llevan hasta Ti para escuchar tu Palabra,
nos enseñan a poner en práctica tu Evangelio,
y nos ayudan a conocerte más y a amarte más.
Gracias porque Tú, hoy y siempre, nos invitas
a ser mensajeros tuyos que ayuden a los demás
a encontrarse contigo, y para sembrar este mundo
de tu Paz, de tu Amor, de tu Consuelo y Misericordia,
llenándolo también de Esperanza, trabajando siempre
en la construcción de tu Reino de Vida, sin cansancio,
y predicando con la alegría, a todos, tu Evangelio. Amén

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 2 hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Para actuar en esta tercera semana de Adviento:

  • Seamos capaces de estar atentos a lo que sucede en nuestra vida y a nuestro alrededor (lo que vemos y oímos), que nos hace sentir la presencia de nuestro Señor, del Dios de la vida (en la gente de bien, en los momentos, en los acontecimientos…). Solo viendo podremos ir a anunciarlo (“Id a anunciar a Juan lo que estáis viendo y oyendo”).
  • Sintámonos orgullosos y felices de ser seguidores de Jesús, que nació pobre y vivió entre los pobres. Preparémonos para no caer en estos días en la Navidad de luces de colores, de compras y consumo, de hiprocresía y sonido de pandereta…Procuremos desde la oración hacer hueco en nuestro interior al Niño que “va a nacer”. Tendremos que ir contracorriente y dejarnos señalar porque haremos de la Navidad “otra cosa, incluso entre los nuestros” (“¡Y dichoso el que no se escandalice de mí!”).
  • Sintamos que somos en este Adviento ese mensajero que va delante, que prepara el camino al Señor a su llegada. Preparemos ese camino haciendo vida lo que más se nos resiste habitualmente del evangelio: la caridad, la misericordia, el perdón…(“Yo envío mi mensajero delante de ti, para que prepare el camino ante ti").
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 1 comentario

Comentarios

Andrés Andrés
el 9/12/16
Excelentes comentarios. Me gusto, particularmente, el de la mujer embarazada.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.