icono estrella Nº de votos: 1

Evangelio Seglar para el Domingo del II del Tiempo Ordinario (17 de enero de 2016)

Laiconet -

LECTIO DEL DOMINGO II TIEMPO ORDINARIO - CICLO C

PRIMER PASO: LECTIO

¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Juan 2,1-11

Haced lo que Él os diga

En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda.

Faltó el vino, y la madre de Jesús le dijo: «No les queda vino.»
Jesús le contestó: «Mujer, déjame, todavía no ha llegado mi hora.»
Su madre dijo a los sirvientes: «Haced lo que él diga.»
Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una.
Jesús les dijo: «Llenad las tinajas de agua.» Y las llenaron hasta arriba.
Entonces les mandó: «Sacad ahora y llevádselo al mayordomo.»
Ellos se lo llevaron. El mayordomo probó el agua convertida en vino sin saber de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua), y entonces llamó al novio y le dijo: «Todo el mundo pone primero el vino bueno y cuando ya están bebidos, el peor; tú, en cambio, has guardado el vino bueno hasta ahora.»
Así, en Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria, y creció la fe de sus discípulos en él.   NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)   Jesús realiza siete "signos" (número de plenitud) en el evangelio de Juan para "hacer crecer la fe de sus discípulos". El de Caná es el primero.
La relación de Dios con su pueblo es simbolizada en los profetas del Antiguo Testamento con la imagen de unas bodas. Aquí la de Jesús (en el capítulo siguiente Juan Bautista se refiere a él como el esposo) con el pueblo.
Este signo es relacionado por Jesús con su "hora", que es su pasión salvadora. En ambos momentos está presente María, y en ambas ocasiones Jesús la llama "mujer" en vez de madre. Ella es figura de todo judío, de todo creyente, que espera en Dios la salvación y la reconoce en Jesús.
El pueblo judío de las purificaciones (para el que están las seis tinajas -número de algo incompleto-) no tiene vino (ni siquiera agua: están vacías). Jesús colma al pueblo.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA RELACIÓN CON LA VIDA CONSAGRADA
(mujer, casada, trabajan ambos, hijos pequeños, hermana de un sacerdote misionero, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

En este Evangelio los sirvientes escuchan a Jesús porque saben que es alguien especial, le hacen caso y ocurre el milagro.    Recuerdo que me ha llamado la atención a veces cómo la gente también ve en mi hermano Joaquín algo especial por ser consagrado, y lo escuchan con el corazón un poco más abierto de lo habitual. A mí me parece que hay algo más en él en el momento de la Eucaristía, cuando por sus manos ocurre el milagro, y Jesús se hace alimento para nosotros. Y es emocionante ver cómo el Señor hace cosas tan grandes con mi querido hermano pequeño.

DESDE LAS OBRAS DE MISERICORDIA: DAR DE COMER AL HAMBRIENTO
(mujer, casada, con tres hijos, delegada de Manos Unidas, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

El Evangelio de este domingo, nos invita a confiar en Dios, lo mismo que los sirvientes hacen con Jesús.
Cuantas veces nos vienen momentos de adversidades y no sabemos como actuar!.
Recuerdo el de la Cuestación de Manos Unidas en la Campaña del Hambre del año pasado. Habíamos hecho una motivación en los grupos de jovenes, para que se animaran a participar en esta actividad, pero el día se presentó terrible de frio, -2*C y por tanto , poca gente para pedir y a la que pedir. (Parecía que de poco habia servido el trabajo que habiamos hecho.)
Después de la oración de envío , nos pusimos en manos del Señor. Nuestras tinajas, las huchas de Manos Unidas y los sirvientes, todos los que estábamos dispuestos a pasar la mañana pidiendo por los más necesitados de la tierra. Nos abrigamos todo lo que pudimos, e ilusionados y confiados, hicimos lo que Él nos pedía ese día.
Os diré,  que la recaudación fue genial , e incluso  superó al año anterior.

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Señor Jesús y Dios nuestro Misericordioso,
te damos Gracias porque junto a Ti
podemos ver los signos de tu gran Misericordia
y crece nuestra fe al contemplar tu Poder y Gloria.
Te damos Gracias porque nuestra Madre María
está junto a nosotros, guiándonos hacia Ti,
y Ella nos enseña que un buen discípulo tuyo
es aquella persona que hace lo que Tú le digas.

Señor y Dios nuestro, ten Misericordia de nosotros
y ayúdanos a no caer en la tentación de las prisas,
para así poder estar atentos y disponibles, cada día,
ante las necesidades de cada hermano nuestro
que necesite de nuestro consuelo, compañía y ayuda.
Ábrenos Tú cada día nuestros ojos, Dios nuestro,
para saber mirar y ver las necesidades de los demás,
con corazón sensible y atento, como nuestra Madre María.

Ayúdanos Tú, Señor Jesús, Dios Bueno y Misericordioso,
a seguirte siempre con fidelidad y cumpliendo tu Voluntad,
haciendo cada día lo que Tú nos dices a nuestro corazón.
Señor Jesús y Dios nuestro, haznos Tú vivir cada día
atentos a tu Palabra de Vida y a las necesidades de los demás.
¡Ten Misericordia de todos nosotros y ayúdanos siempre
a compartir la Alegría de tu Evangelio con cada hermano!
Amén.

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?
(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)



ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, 3 hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

El milagro de las bodas de Caná, ahora que estamos empezando este año, nos invita a dejar esos "odres viejos" para utilizar los "odres nuevos" que son capaces de albergar ese vino nuevo que es Jesús y su mensaje salvífico.
O lo que es lo mismo, morir a nuestro" hombre viejo" para llenarnos de ese "hombre nuevo" del que hablaba S. Pablo. El año nuevo está lleno de buenos propósitos quizás algunos profanos, aunque no malos, ir al gimnasio, dejar de fumar, comer menos, viajar más... pero es el momento de pensar también en buenos propósitos espirituales y de conversión:
- morir al hombre viejo es dejar de murmurar de los demás, que es el acto que más deteriora las relaciones entre nosotros.
- morir al hombre viejo es buscar "ser nada", dejar de colgarnos medallas ante los demás, ser amor servicial, dar nuestro tiempo por amor a los demás.
- morir al hombre viejo es intentar ser más generosos, desapegarnos de las cosas que sabemos que más nos atan, aquellas que nos hacen andar más despacio, más pesados...
- morir al hombre viejo es hacer más oración, tener más diálogo con nuestro Padre-Dios, leer más la Palabra.
- buscar al hombre nuevo es aprovechar al máximo la gracia de vivir en comunidad cristiana, el hecho de poder ver las cosas con Jesús en Medio, la posibilidad de ser un don para el otro...
- buscar al hombre nuevo es frecuentar los sacramentos, sobre todo la Eucaristía como fuente de paz y alimento espiritual para el dia o la semana. Celebrar la Eucaristía en comunidad une y renueva los lazos entre los cristianos que la viven con fe.
- buscar al hombre nuevo es aprovechar los momentos de vida familiar creando espacios de convivencia de calidad si es imposible aumentar la cantidad.
Pues, nada, ¡buenos propósitos a todos...!

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.