icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio seglar para el Domingo de la Sagrada Familia (29 de diciembre de 2013)

Laiconet -

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Mateo 2,13-15.19-23

Coge al niño y a su madre y huye a Egipto

Cuando se marcharon los magos, el ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: "Levántate, coge al niño y a su madre y huye a Egipto; quédate allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo." José se levantó, cogió al niño y a su madre, de noche, se fue a Egipto y se quedó hasta la muerte de Herodes. Así se cumplió lo que dijo el Señor por el profeta: "Llamé a mi hijo, para que saliera de Egipto".
Cuando murió Herodes, el ángel del Señor se apareció de nuevo en sueños a José en Egipto y le dijo: "Levántate, coge al niño y a su madre y vuélvete a Israel; ya han muerto los que atentaban contra la vida del niño." Se levantó, cogió al niño y a su madre y volvió a Israel. Pero, al enterarse de que Arquelao reinaba en Judea como sucesor de su padre Herodes, tuvo miedo de ir allá. Y, avisado en sueños, se retiró a Galilea y se estableció en un pueblo llamado Nazaret. Así se cumplió lo que dijeron los profetas, que se llamaría Nazareno.

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

El texto refiere tres sueños de José, que se añaden al del domingo pasado. En cada uno de ellos, recibe un mensaje de Dios que le cambia la vida: el anterior supuso una nueva vida conyugal, en estos tres le cambia el lugar de residencia. Cada intervención del ángel es una reacción a algo que ha acontecido: Herodes el Grande quiere matar a Jesús, Herodes muere, en Judea le sucede su hijo Arquelao -conocido por su crueldad-.

Para afrontar las circunstancias, José con "el niño y su madre" (por cuatro veces usa esta expresión, no lo llama hijo de José) se trasladan a Egipto. El viaje y el regreso de Egipto está lleno de evocaciones a la historia de Israel que los lectores originarios de Mateo reconocían enseguida: Jesús es presentado como el nuevo pueblo. De hecho, la profecía de Oseas "de Egippto llamé a mi hijo" se refería a Israel, pero aquí se aplica a Jesús (de una manera extraña, porque Jesús en realidad entra y no sale de Egipto).

Los dos primeros sueños son contados de forma paralela, casi con las mismas palabras, pero el tercero sólo es referido, y obliga a José a residir en Nazaret, según Mateo. Aunque el evangelista dice que así se cumple lo dicho por los profetas, en ninguna parte de la Biblia se encuentra la cita que él da: "se llamará nazareo". Pero de hecho así le llamaban ("Jesús el Nazareno") y así llamaron a sus discípulos ("los nazarenos") hasta que en Antioquía le empezacen a llamar "cristianos".

El texto litúrgico se salta los versículos 16 al 18, que se proclaman el 28 de diciembre, día de los santos inocentes.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LOS ABUELOS
(mujer, casada, jubilada, 3 hijos, 2 nietos, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

La vida de la Sagrada Familia no hace más que comenzar  y ya empiezan a toparse con dificultades,  se hace familia emigrante,  se tienen que esconder, y tienen que huir.  También  en nuestra familia encontramos dificultades,   no todo es sencillo ni tan fácil como parece. Pero enseguida vemos la cercanía de Dios que una vez más les envía un ángel  para  guiarles, para marcarles el camino, para salvarles. Si miramos nuestra vida también nosotros descubrimos esos ángeles que el Señor nos ha enviado para indicarnos el camino, y a veces para salvarnos. Orando con este evangelio no puede una más  que tener un recuerdo agradeció para todos esos ángeles  que han  marcado mi vida. Y entre tantos ángeles,  yo tengo uno muy muy especial. Porque en un momento complicado, cuando la desolación y la angustia acechaban mi corazón, el Señor me mando ese ángel que fue mi tabla de salvación: mi nieto mayor. Podía  haber  nacido en otro momento, pero el Señor quiso que viniera en ese tiempo, para que fuera luz en mis tinieblas y me infundiera vida.  Una vida que entiendo no puedo vivir para mí  misma, sino que estoy llamada a ser “para los demás”.  Y pongo toda mi energía en ser el espejo donde mi familia vea el rostro de Dios, haciendo que cada miembro de ella se sienta valorado, protegido, querido, escuchado, comprendido, ayudado.  Y el Señor me manda otro ángel para que haga equipo y fuerza con el primero: el segundo de mis nietos. Y ahí decido pedir la jubilación voluntaria, echarle una mano a mi hija para conciliar su vida laboral y familiar, tan complicada en estos tiempos. Ejerzo de abuela y estoy encantada, (se me llena la boca diciéndolo),  todo mi tiempo está disponible para ellos, son parte del chute de energía y de vitalidad que necesito cada día para ponerme en marcha. Y doy gracias al Señor por ellos, porque  son un regalo maravilloso. Celebramos es día de la Sagrada Familia, es el día de mi sagrada familia.

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Dios Padre nuestro,
por nuestras familias de sangre que Tú nos has dado
y por nuestras familias de fe que nos regalas cada día
para Encontrarnos Contigo en medio de ellas.
Ayúdanos Tú, Padre Bueno y Misericordioso,
a cuidar bien a ambas familias que tú nos entregas
y a saber compartir con ellas lo que tenemos y somos.
Haz Tú que nuestras familias vivan arraigadas en Ti
y que crezcan y maduren su fe para alabarte
y darte Gracias siempre a Ti, Dios Padre nuestro.
Dios Padre Bueno, ten Misericordia de nosotros
y Bendice Tú a nuestras familias para protegerlas del mal.
Te pedimos hoy que Tú protejas y cuides especialmente
con tu inmenso Cariño y Ternura infinita a todas las familias
que están viviendo ahora en momentos de dificultad o dolor.
Ayuda especialmente, Dios nuestro, a aquellas familias
que se encuentran divididas por el egoísmo de sus miembros,
las que están separadas porque emigraron o son refugiados,
las que soportan el sufrimiento de la enfermedad en su seno,
y las que sufren carencias económicas o graves dificultades.
Ayúdales Tú, Dios Bueno, a Encontrarse Contigo toda circunstancia,
en medio de cualquier dificultad, y dales Tú el consuelo de tu Amor
y de tu Misericordia, que transforma todo mal en Esperanza y Alegría.
Dios Padre Bueno, ilumina y fortalece Tú la Fe de nuestras familias,
para que logremos oír tu Voz con claridad y cumplir tu Voluntad
en el seno de ellas, para que reine tu Paz, Unidad y Amor en ellas.
Ten Misericordia de nosotros, protege y acoge Tú a nuestras familias
para transformarlas en hogares donde siempre se viva tu Evangelio
y donde cada día reine la buena convivencia y la Fuerza de tu Amor,
para que aprendamos a ser y obedecer lo que Tú quieres de nosotros.
Amén.

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Este Evangelio nos lleva a recordar que la Sagrada Familia estuvo sometida a las mismas dificultades que cualquier familia puede estar. Desde un primer momento no pudo vivir en la comodidad y la instalación. No solo el nacimiento de Jesús, tuvo que ser lejos de su hogar, sino que justo después tuvieron que emigrar, para mantener a salvo a su Hijo.
Para vivir el Evangelio de esta semana os invitamos a fijarnos en algunas palabras o frases concretas del Evangelio.
“El ángel del Señor se apareció en sueños a José”: Estemos atentos estos días a todas aquellas ocasiones en las que el Señor se acerca a nosotros a través de las personas, de los acontecimientos, de las situaciones… Escuchemos lo que tiene que decirnos. Hagámosle caso aunque de entrada no sea algo confortable lo que sentimos se nos pide.

"Levántate, coge al niño y a su madre y huye a Egipto”: Jesús y su familia son emigrantes, como tantos que hoy dejan su tierra y marchan a otro lugar, buscando una vida mejor, lejos del hambre, de las guerras… Acerquémonos a alguno de los emigrantes que hay en nuestro entorno. No olvidemos que muchos de ellos viven en el rechazo. Conozcamos su historia para poder entenderlos, ponernos en su lugar…

“Herodes va a buscar al niño para matarlo”;  Intenta evitar al “Herodes” de estos días de Navidad que quiere matar al Niño. Viene disfrazado de consumismo, de materialismo, de individualismo, de apariencia… Cuídate de él. Huye.

"Levántate, coge al niño y a su madre y vuélvete a Israel”: José y su familia tienen de nuevo que ponerse en camino. Estemos nosotros también dispuestos a ponernos de nuevo en camino, a reemprender el rumbo…  Dejemos la comodidad, el estar instalados en nuestras seguridades… Hagámoslo para tener una vida cada vez más plena y más acorde con el Evangelio.

“Tuvo miedo de ir allá”: Evitemos “ir a vivir”, montar nuestra casa, allí donde el Niño  Jesús puede estar en peligro, allí dónde podemos olvidar cuidar el tesoro de nuestra fe… ¡Cuidado!!

“Se estableció en un pueblo llamado Nazaret. Así se cumplió lo que dijeron los profetas, que se llamaría Nazareno”.  Pidamos a Dios cada día de esta semana por todas las familias del mundo y por toda la familia humana. Pidámosle que nos ayude a vivir en fraternidad y en paz. Pidámosle que nos de Luz para recuperar los valores que se nos transmiten desde el ejemplo de la Sagrada Familia y desde la vida de los que la componen. 

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.