icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo de 4º de Pascua (7 de mayo de 2017)

Laiconet -

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Juan 10, 1-10

Yo soy la puerta de las ovejas

En aquel tiempo, dijo Jesús "Os aseguro que el que no entra por la puerta en el aprisco de las ovejas, sino que salta por otra parte, ése es ladrón y bandido; pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas. A éste le abre el guarda, y las ovejas atienden a sus voz, y él va llamando por el nombre a sus ovejas y las saca fuera. Cuando ha sacado todas las suyas, camina delante de ellas, y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz; a un extraño no lo seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños." Jesús les puso esta comparación, pero ellos no entendieron de qué les hablaba. Por eso añadió Jesús: "Os aseguro que yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido antes de mí son ladrones y bandidos; pero las ovejas no los escucharon. Yo soy la puerta: quien entre por mí se salvará y podrá entrar y salir, y encontrará pastos. El ladrón no entra sino para robar y matar y hacer estrago; yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante."

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

Nuestro texto empieza en mitad de una intervención de Jesús. Está hablando a unas autoridades judías que han expulsado al ciego que curó (capítulo 9), entre los que destacan los fariseos (9,40).
Jesús, después de decirles que permanecen en su pecado (9,41), les llama ladrones, que roban, matan y hacen estragos en el pueblo.
En cambio él da vida al pueblo, lo salva y le proporciona alimento (pastos), porque es su pastor. En parte del texto se identifica no con el pastor, sino con la puerta del redil, con el mismo fin.
Los profetas (Jeremías 23, Ezequiel 34...) usaban la imagen del pastor para referirse a la acción del rey con el pueblo. Los profetas acusan al rey de haber llevado al pueblo a la ruina, y anuncia que Dios mismo va a ser el pastor (el rey) del pueblo, y que va a enviar un nuevo pastor (rey). Jesús se proclama aquí ese enviado, ese mesías o cristo.
Esta escena conecta de Jesús-pastor conecta con su acción en el templo (capítulo 2) donde desmonta el negocio con los animales que iban a ser sacrificados. También con el último capítulo, donde manda a Pedro que apaciente sus ovejas.
Cuando termina de hablar, las autoridades judías se dividen: unos piensan que lo que dicen es propio de un endemoniado, otros dicen que no podría curar a un ciego de nacimiento si fuese así. (10, 19-21)

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE UNA VIDA NUEVA
(mujer, casada, acaba de ser madre por primera vez, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

“Él va llamando por el nombre a sus ovejas”¡Qué importante es para cualquier persona ser llamado por su nombre! Porque nuestro nombre es la primera herencia que nos dejan nuestros padres. En él se define la identidad que querían para nosotros. ¡Que sensación tan bonita cuando te llaman por tu nombre!. En él reside lo que somos. Así que conocer el nombre de alguien no sólo nos permite diferenciarle de otros -no, es algo mucho más profundo- sino que nos permite conocer cómo es, sus virtudes, defectos, su manera de entender la vida.
A mi marido y a mi nos llevo algún tiempo elegir como se llamaría nuestro hijo. Ambos teníamos claro que debía evocar a Dios para que así su personalidad estuviera marcada por Él y rodeado del aura que sólo el nombre de un ángel puede tener.
Es precioso ver como responde con una sonrisa cuando lo llamas. Se siente feliz, seguro, tranquilo, sin miedos, … Y son esos los sentimientos que en mí evocan este evangelio y el Salmo El Señor es mi Pastor (Salmo 23). Él es el pastor de todos y da la Vida por cada uno de nosotros. Meditar el evangelio de hoy me recuerda el modo íntimo en que Dios nos conoce a cada uno, cómo ese "saber nuestro nombre" es saber quiénes somos y amarnos así sin mascaras ni artificios.

DESDE LA NOVEDAD DEL MATRIMONIO
(matrimonio reciente, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Jesús es la clave. No es un pastor más, es el Pastor por excelencia, la puerta misma del redil. El encargado de dar su lugar, su legitimidad a todos los demás pastores. ¡Y cuánta gente intenta pastorear a un matrimonio joven! ¡Cuántos intereses creados, cuántas presiones sociales! ¡Cuánta gente que pretende llevarnos con ellos y decirnos qué hacer, cómo comportarnos, qué valores tener!
¿Cómo distinguir a los que pueden hacernos crecer y ser mejores esposos y mejores cristianos, de quienes sólo buscan su propio beneficio? Jesús nos da hoy la respuesta: “fíate de los que te llevan hacia mí; no te dejes llevar por quienes no han entrado en tu vida a través de mi puerta”. Huyamos, como las ovejas, de aquellos que entran en nuestra vida pretendiendo ser pastores, pero lo han hecho saltándose la valla, de manera violenta, evitando la puerta, siempre respetuosa y delicada, de Jesús.

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Señor Jesús y Dios nuestro,
porque Tú has venido para que tengamos Vida
y estás con nosotros para traernos la Salvación.
Ayúdanos Tú, Dios nuestro, a reconocer tu Voz
a través de la escucha atenta de tu Palabra Viva,
y no permitas que otras voces que nos rodean
y que intentan separarnos y alejarnos de Ti,
logren esconder tu Voz Divina de tu Palabra
que penetra nuestro corazón y nos transforma.
Sólo Tú, Señor Jesús y Dios nuestro,
eres la puerta que nos lleva a una vida plena
llena de Paz, Amor, Misericordia y Esperanza.
Ten Misericordia de cada uno de nosotros
y no nos dejes caer en la tentación
de ensordecer nuestro corazón,
y haznos Tú responder con disponibilidad
cuando tu Voz nos llame por nuestro nombre.
Gracias, Dios Padre Bueno y Misericordioso,
porque junto a Ti encontramos seguridad,
pues nos demuestras que nunca nos abandonas.
Gracias, Dios nuestro, porque Tú eres bueno
y sólo te interesas por nuestro bien
para que siempre tengamos vida en Ti,
y una vida plena y en abundancia.
Ten misericordia de todos nosotros
y ayúdanos Tú a poner siempre
nuestra confianza en Ti, en tu Amor,
y toda nuestra vida en tus Mano Divinas.
¡Queremos estar siempre cerca de Ti
y a mantenernos unidos a ti en cada distante
para llenarnos de tu Amor y Misericordia!
Ayúdanos, Dios Bueno, a conocerte y amarte
para reconocer tu Voz en cada momento,
y así poder cumplir cada día tu Voluntad
con disponibilidad, alegría y confiados
que en Ti está la Paz y nuestra Salvación. Amén.

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, 3 hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

El símil del rebaño de ovejas, para los que intentan denigrar nuestra religión, ha sido utilizado desde antaño por "incultos oportunistas" que han intentado sacar de contexto aquello que Jesús pretendía explicar y lo han utilizado para ridiculizar a los cristianos. Demuestran así que tienen mala idea, no conocen los géneros literarios empleados en las Sagradas Escrituras y encima no saben de ovejas...
La oveja es asustadiza por naturaleza, reconoce a quien le hace un bien y se espanta de extraños. Su felicidad es entrar y salir con libertad, que la traten bien y tener acceso a un pasto abundante. La rutina adecuada diaria y su libertad de acción sin sobresaltos les hace "engordar sin ni siquiera comer".
Es esa rutina o entrenamiento diario en estar en la voluntad del Padre lo que nos hace "pacer en plenitud".
Afrontamos las circunstancias adversas con tranquilidad, aceptando  la voluntad de Dios en el momento presente, sin preocuparnos del después por que el Pastor, ya proveerá.
Y esa adversidad la aceptamos con calma por que todo lo que permite nuestro Pastor, sabemos que lo hace, única y exclusivamente para nuestro bien.
Nuestra confianza es plena en Él por que nos demostró que dió la vida por nosotros, cada día nos regala detalles de cariño y comprensión y por que su vara y su cayado, a lo largo de nuestra historia de salvación, han sido y son dóciles y llevaderos, sin golpes, sin prisas, esperandonos siempre, abrazándonos cuando no podíamos andar más, cuando desfallecíamos, llenos de un Amor inmenso. Caminar así es un lujo, es como si nos mimaran en cada instante.
Nos conduce en la oscuridad, cuando apenas vemos, pero al confiar en Él, sabemos que el final es una "verde pradera", el paraiso. ¡¡Como no podía ser de otra manera...!!

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.