icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo 5 de Octubre de 2014

Laiconet -

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Mateo 21,33-43

Arrendará la viña a otros labradores

En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los senadores del pueblo: "Escuchad otra parábola: Había un propietario que plantó una viña, la rodeó con una cerca, cavó en ella un lagar, construyó la casa del guarda, la arrendó a unos labradores y se marchó de viaje. Llegado el tiempo de la vendimia, envió sus criados a los labradores, para percibir los frutos que le correspondían. Pero los labradores, agarrando a los criados, apalearon a uno, mataron a otro, y a otro lo apedrearon. Envió de nuevo otros criados, más que la primera vez, e hicieron con ellos lo mismo. Por último les mandó a su hijo, diciéndose: "Tendrán respeto a mi hijo." Pero los labradores, al ver al hijo, se dijeron: "Éste es el heredero: venid, lo matamos y nos quedamos con su herencia." Y, agarrándolo, lo empujaron fuera de la viña y lo mataron. Y ahora, cuando vuelva el dueño de la viña, ¿qué hará con aquellos labradores?" Le contestaron: "Hará morir de mala muerte a esos malvados y arrendará la viña a otros labradores, que le entreguen los frutos a sus tiempos." Y Jesús les dice: "¿No habéis leído nunca en la Escritura: "La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular. Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente"? Por eso os digo que se os quitará a vosotros el reino de Dios y se dará a un pueblo que produzca sus frutos."

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

Sigue el símbolo de la viña de los dos domingos anteriores.
Sigue el enfrentamiento con las autoridades judías del domingo anterior.
Cuenta la historia de la salvación: cómo Dios envía profetas que son maltratados, y cómo envía a su Hijo que es matado.
Consecuencia: Dios arrendará su viña a otros que den los frutos a su tiempo (alusión al salmo 1). Es decir, se la quita a esta autoridades judías y se la entrega a la naciente Iglesia: un mensaje clarificador de Mateo a su comunidad que tiene fuertes conflictos con los fariseos (entonces los dirigentes judíos, tras la caída del Templo en el año 70).
Al final cambia de símbolo y se va al de la piedra. Conecta así con la reciente "purificación" del Templo realizada por Jesús. El Hijo enviado y matado es la piedra desechada por los arquitectos (las autoridades) pero que ahora es la piedra angular (del nuevo pueblo, la Iglesia), imagen calcada del salmo 118. Esta transformación es obra del Padre, del dueño de la viña.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA FAMILIA
(matrimonio, ambos trabajan, con tres hijos, pertenecen a comunidad cristiana y movimiento seglar)

A veces en la familia despreciamos cosas que son muy importantes, luego nos damos cuenta y nos duele, pero no aprendemos la lección... Quisiera transmitirle a mis hijos el valor de estas cosas pequeñas que a menudo se desprecian, especialmente el valor de las pequeñas entregas de cada día, como cuando alguien hace algo aunque no le toque, o se come la manzana más fea, o deja que el otro pase primero, o que escoja el programa de la tele. Este Evangelio me hace mirar a Jesús como piedra angular que sustenta nuestra vida y me compromete a vivir la entrega en las pequeñas cosas de cada día como la piedra angular de nuestra familia.

DESDE LA MISION
(hombre, soltero, estudiante, experiencia de Misión, pertenece a comunidad cristiana)

Al tratar de explicar las diferencias entre la vocación seglar y vocación consagrada, son muchas las veces que he oído que la vocación consagrada implica una entrega total a Dios sin reservas. En la experiencia misionera que he tenido recientemente he podido ver esa entrega total. También en esa experiencia me han enseñado que el criterio para caminar como cristianos misioneros es, precisamente, el criterio de totalidad, la kénosis: nos configuramos más con Cristo a medida que vamos "vaciándonos" cada vez más, entregando más nuestras vidas para Dios. Una pregunta resuena en mi interior desde hace tiempo: ¿soy menos misionero que un religioso, menos cristiano?
Desde mi bautismo, esa viña de la que habla la palabra me ha sido entregada a mí también. Con el mismo grado de responsabilidad que a cualquier religioso, pero cuidándola y preparándola de distinta manera, de acuerdo a mi vocación. Esa pregunta de arriba me hiere. Y lo hace porque conozco mi interior, mi debilidad. ¡Qué necesitado estoy de conversión para poder darme totalmente a ti, Señor! En la Universidad, donde hace falta un testimonio creyente valiente y humilde. En mis relaciones personales, para que sean imagen del amor de Dios por sus hijos, especialmente de tus favoritos: los más pobres y necesitados. Ayúdame a responder a esa llamada que hace tiempo siento por involucrarme en la vida pública, no sé cómo, para hacer algo por la sociedad, por los últimos en especial. Ayúdame a cuidar tu viña como tú quieres. Ayúdame a no olvidar tu misión.

DESDE LA DENUNCIA PROFÉTICA
(mujer, casada, dos hijos, trabaja en Cáritas)

Es duro escuchar la última frase en estos tiempos tan grises que nos toca vivir, pues me cuestiono  ¿estaré dando los frutos que se esperan en este contexto de crisis? ¿estaré a la altura de esa denuncia profética que vaya a la raíz de las causas del sufrimiento y pobreza de tantos?
Es curioso cómo cambian las perspectivas con los años, cuando era más joven me parecía que la lectura me invitaba a compartir lo material (que en aquella época era tan importante) y sino no sería parte del pueblo que producía frutos.
Actualmente, no es lo material lo que más me aleja de producir frutos sino la denuncia profética, que sé que hará escuchar mensajes que me alejen de amigos y familiares (por ejemplo, defender a los inmigrantes de la valla y criticar las medidas tomadas con las concertinas), que cuestionará estilos de vida (por  ejemplo NO cambiar de móvil a pesar de ser gratuito con puntos porque afecta directamente al hambre y explotación en África) y que afectarán directamente a mis hijos (por ejemplo, posicionarme en el consumo de marcas o establecimientos)
Por ello, me sigo preguntando ¿estamos dando los frutos que debemos en este tiempo de crisis?

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Dios Padre Bueno y Misericordioso, te damos Gracias
por todos los dones que Tú nos regalas cada día
y porque nos entregas tu Reino, tu Viña llena de Vida,
para que, trabajando y cuidándola, demos buenos y abundantes frutos.
Sólo Tú, Dios nuestro, eres el Dueño de todo lo que nos entregas
y tu Palabra de Vida nos enseña hoy Tú eres Señor y Dios nuestro,
y que nosotros sólo somos los cuidadores de lo que sólo a Ti te pertenece.
Ayúdanos, Dios nuestro, a ser buenos labradores de tu Viña de Vida
para generar buenos frutos, que podamos compartir, que beneficien a todos,
y haznos ser humildes para entregarte siempre a Ti todo lo que te pertenece.
No nos dejes caer en la tentación de adueñarnos de lo que no es nuestro,
ni permitas jamás que no sepamos valorar y apreciar cada uno de los dones
que Tú nos entregas gratuitamente cada día, simplemente porque nos amas.
Ten Misericordia de nosotros y perdónanos todos esos momentos nuestros
que nos llenamos de vanidad o arrogancia, y nos creemos dueños de la vida
o que pensamos que tenemos derecho a decidir cambiando tu Voluntad.
Perdónanos por tantas veces que nuestro orgullo nos ciega, nos impide verte,
y nos impide reconocerte, despreciando tu Voluntad e imponiendo la nuestra.
Ten Misericordia de nosotros y no permitas jamás que nos alejemos o perdamos
Tu Reino de Vida y Salvación que Tú nos entregas por tu Bondad y tu Amor.
Te damos Gracias, Dios Padre Bueno y Misericordioso porque nos concedes
el don de pertenecer a la Iglesia Universal, con tu Hijo Jesucristo de piedra angular,
y que siempre está con nosotros, en medio de Ella, llenándonos de tu Espíritu Santo.
¡Gracias porque Tú eres nuestro Padre Paciente que nunca te cansas de amarnos!
Gracias, Dios Padre Misericordioso, porque a pesar de nuestros pecados
tu Amor a la Humanidad y a cada uno de nosotros es siempre fiel
y sigues confiando cada día en nosotros,
arriesgándolo todo por Amor, y esperando  siempre,
con eterna Paciencia y Misericordia, a que te entreguemos buenos frutos.  Amén.

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, 3 hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

LLevamos varios Domingos hablando de las bondades de "la Viña":
- que si trabajas el último te pagan lo mismo que el primero,
- que si dices "no" pero luego vas, no pasa nada...
En este pasaje, el discurso de Jesús  es sin "paños calientes", aquí ya nos dice cosas muy serias, incluso que si trabajamos en esta viña, pueden incluso apalearnos y matarnos, como hicieron con el hijo del dueño...(¡Pues vaya viña! ¡que trabaje tu tía!).
La verdad, no sería justo que fueramos a trabajar a la viña sin conocer los riesgos. En ese sentido podemos decir que Jesús es "un tio legal".  Por eso quiere dejar claras, desde el principio, las condiciones de su seguimiento, no sea que nos creemos falsas expectativas y nos formemos una idea equivocada de las consecuencias que pueden acarrear éstas.
Por que, cuando decimos trabajar, es trabajar de verdad, siendo coherentes, de manera incondicional, radicales, sin transigir en nada con el maligno...
Será entonces cuando vendrán las persecuciones, las dificultades, las incomprensiones... ¿Podría ser esto un "termómetro" adecuado para detectar nuestro grado de seguimiento al Señor...?  ¿Es quizás nuestro comportamiento tan "camaleónico" con el mundo el que permite que no seamos para nada bandera de discordia y denuncia...?
Probablemente deberíamos esta semana cuestionarmos muy mucho si hemos ido a trabajar a LA VIÑA, o si hemos equivocado la dirección y estamos cavando en la viña del vecino...
Las consecuencias son claras, la paga será o no la que buscamos, bien la plenitud en la felicidad o bien, seguir andando en las penumbras, con claros y oscuros como siempre.
¡¡¡Seamos valientes, aceptemos las consecuencias de trabajar en la viña del Señor, por que, por experiencia, sabemos que es lo que nos hace sentirnos bien, con alegría, con ganas...!!!

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 1 comentario

Comentarios

SANTIAGO SANTIAGO
el 4/10/14
EXCELENTE. ¡ÁNIMO!
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.