icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo 34 del T.O, solemnidad de Jesucristo Rey del Universo (25 de Noviembre de 2012)

Laiconet -

EL EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Juan 18, 33b-37: Jesucristo, Rey del Universo

Tú lo dices: soy rey


En aquel tiempo, dijo Pilato a Jesús: "¿Eres tú el rey de los judíos?" Jesús le contestó: "¿Dices eso por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí?" Pilato replicó: "¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los sumos sacerdotes te han entregado a mí; ¿qué has hecho?" Jesús le contestó:
"Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mi guardia habría luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí." Pilato le dijo: "Conque, ¿tú eres rey?" Jesús le contestó: "Tú lo dices: soy rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo; para ser testigo de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz."

PARA VER
(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)



COMENTARIOS DE SEGLARES

DESDE LA SOCIO-ECONOMÍA
(hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

Jesús admite su reinado, pero deja muy claro que su reinado no es como los de "este mundo". El vino para enseñarnos la verdad del amor radical y del servicio desde abajo, viviendo e identificándose con los más míseros de su tiempo. Los cristianos deberíamos oponernos a cualquier poder que suponga el uso de la fuerza, la dominación, la injusticia, la exclusión, la precariedad, la condena a morir de hambre, el privilegiar a los poderosos...
Y por sabernos amados por Dios, vivir nuestra vida como una entrega incondicional a los últimos, como un reinado con unos criterios absolutamente opuestos a los "reinados de este mundo".

DESDE LA FAMILA
(matrimonio  con tres hijos, cuarto en camino, pertenecientes a un grupo de matrimonios parroquial)

Acabamos el año litúrgico con la excelsa fiesta de Cristo Rey. Y sí, Cristo es Rey pero de un Reino que no es de este mundo. Todas las enseñanzas que nos dio Jesús a lo largo de su vida pública, que son básicamente las que están recogidas en las escrituras, nos muestran el camino para alcanzar el Reino de Dios. Y esas enseñanzas, para los que somos padres -es nuestra obligación como cristianos- hemos de mostrárselas a nuestros hijos como un tesoro preciado y único que al compartirlo, lo acrecentamos y lo hacemos extensivo a los que nos rodean. Es fundamental que vivamos con fe la esperanza de alcanzar el Reino de Dios, pero mientras llega ese momento vivir en este mundo con la alegría de sabernos amados del Padre e irradiar esa alegría a todos los que nos rodean. Que el Señor os bendiga y proteja durante esta semana.

PARA REZAR
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Señor Jesucristo, Dios nuestro y Rey del Universo,
Tú que tanto nos amas, ten Misericordia de nosotros
y ayúdanos Tú a estar siempre atentos a tu Palabra
para poder Escuchar con claridad tu Voz
y obedecer con disponibilidad y alegría tu Voluntad.
Te damos Gracias, Dios nuestro, porque nos enseñas
que tu Reino es el del Servicio y la Entrega por Caridad,
y que se identifica con tu Amor y Misericordia,
pero no con el prestigio, poder, prepotencia ni violencia.
¡Tú, Jesucristo, eres el Rey de la Vida y nos das la Salvación!
Ayúdanos, Cristo Jesús y Dios nuestro,
a estar siempre cercanos a Ti y amándote cada día,
para que Tú Reines siempre en nuestro corazón
y logremos transmitir tu Amor y Misericordia
a cada hermano nuestro con los que vivimos cada día.
Señor Jesús, ayúdanos a entender “Tu Realeza”
como Tú nos has enseñado, y danos la fe necesaria
para hacer visible tu Reino de Amor en el mundo,
transmitiendo siempre los valores de tu Evangelio
que nos hace libres y nos llevan a la Salvación que Tú nos traes.
Señor y Dios nuestro, Tu Reino no es de este mundo,
pero nosotros queremos colaborar contigo
para que “Venga a nosotros tu Reino”,
trabajando con ánimo y sin cansancio,
en la construcción de tu Reino de Paz, Justicia y Amor
en medio de nuestro mundo y en nuestra sociedad,
para que Tú seas siempre el Centro de nuestra vida,
y para que todas las personas puedan conocerte, amarte,
alabarte y alcanzar tu Salvación, Señor y Dios nuestro.
Amén.


PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)


En la respuesta de Jesús,  denota algo, que nos puede servir en nuestro día a día. A Él, no le importa reconocer su condición de Rey, pero da un paso más, dice cómo es su Reino. Su Reino es un lugar donde, ante todo, se es testigo de la Verdad, y Él ha venido a cumplir esa misión entre nosotros. Y, ante un interrogatorio tan delicado, no le importa para nada, dar testimonio de lo que "en su casa" vive, y lo que intenta hacer con el pueblo de Israel, conducirlos a la Verdad. Nosotros, no somos reyes, pero seguro que hay ocasiones donde nos brindan la oportunidad de decir lo que pensamos, y debiéramos tener el coraje de Jesús para, a pesar de las consecuencias, no renegar de "nuestro Reino", de nuestro Rey. Para ello es fundamental revisar en nuestro interior si realmente estamos adheridos al mensaje de Jesús, retrotraernos a todos esos momentos de encuentro profundo con el Señor, donde hemos sentido, con absoluta certeza, que sólo Él merece la pena, el que nos da la alegría plena, tanto en los momentos buenos como los malos. Por tanto, no tengamos miedo de enarbolar la bandera de nuestro gran Reino, ese que ya estamos disfrutando ahora, hecho realidad entre nosotros. No se nos puede pasar por la cabeza, el no sentirnos orgullosos de él, y por tanto, dar nuestro testimonio, sobre todo con nuestros actos, a los hombres y mujeres que no han tenido el privilegio de conocer y experimentar la Verdad que nos hace cada día más libres.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.