icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo 32 del Tiempo Ordinario (6 de Noviembre de 2011)

Laiconet -

EL EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Mateo 25,1-13

¡Que llega el esposo, salid a recibirlo!


En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: "Se parecerá el reino de los cielos a diez doncellas que tomaron sus lámparas y salieron a esperar al esposo. Cinco de ellas eran necias y cinco eran sensatas. Las necias, al tomar las lámparas, se dejaron el aceite; en cambio, las sensatas se llevaron alcuzas de aceite con las lámparas. El esposo tardaba, les entró sueño a todas y se durmieron. A medianoche se oyó una voz: "¡Que llega el esposo, salid a recibirlo!" Entonces se despertaron todas aquellas doncellas y se pusieron a preparar sus lámparas. Y las necias dijeron a las sensatas: "Dadnos un poco de vuestro aceite, que se nos apagan las lámparas." Pero las sensatas contestaron: "Por si acaso no hay bastante para vosotras y nosotras, mejor es que vayáis a la tienda y os lo compréis." Mientras iban a comprarlo, llegó el esposo, y las que estaban preparadas entraron con él al banquete de bodas, y se cerró la puerta. Más tarde llegaron también las otras doncellas, diciendo: "Señor, señor, ábrenos." Pero él respondió: "Os lo aseguro: no os conozco." Por tanto, velad, porque no sabéis el día ni la hora."


NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)


Los capítulos 24 y 25 de Mateo nos hablan del final de nuestro tiempo. En esa línea se sitúa esta parábola: "no sabéis el día ni la hora".
La incertidumbre sobre la hora de llegada de Jesucristo, el Esposo, debe conducir al discípulo a una actitud adecuada: "velad".
La parábola pone el caso de que Jesucristo tarde en venir. Cuando llegue se va a mostrar qué discípulo ha tenido la actitud adecuada y cuál no.
Los que no ha previsto que el Esposo puedan tardar, no están preparados para esa eventualidad. Son necios (calificativo usado anteriormente por Mateo en su evangelio).
Estos discípulos se quedaran sin participar del banquete de bodas y Jesucristo renegará de ellos: "no os conozco"
Los que han previsto la posible tardanza, están provistos para la espera, son discípulos sensatos. Éstos comparten con el Esposo la mesa.
Para profundizar en qué significa ser sensato o necio ver la entrada "Hay que ser listo para entrar en el Cielo"

PARA VER
(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)



COMENTARIOS DE SEGLARES

DESDE LA ENFERMEDAD
(Mujer casada, madre de dos hijas, una de ellas enferma crónica, trabaja, enferma de cáncer)


No sabemos cuando la enfermedad aparecerá en nuestras vidas, trastocando todos nuestros planes. En el texto evangélico de hoy nos aconsejan que estemos preparados
para poder vivir esta situación con Dios y desde Dios, manteniendo nuestra lámpara encendida, con la Confianza puesta en Él, en su llegada. Para mí es y ha sido esencial la oración. En los momentos en que no era capaz de apreciar su presencia lo esperaba, con la Certeza de la llegada de su amor. Y así cuando llegue a mí, pueda recibirlo. Creo que si hubiera estado resentida o buscando explicaciones este amor habría pasado por delante de mi sin poder recibirlo.


DESDE LOS ABUELOS
(Mujer, casada, madre tres hijos, cinco nietos, voluntaria de Cáritas)


Jesús me dice que tengo que estar preparada para la venida de su Padre, y que eso puede ser en cualquier momento.
A medida que cumplo años, por ley de vida el momento está mas cercano.
Debo de acudir a su palabra para que me dé luz y fuerza para andar ese camino que aún me queda por recorrer, y donde he de encontrar muchos obstáculos, que no podré superar sin su ayuda.
Tengo que rogarle que me lleve de su mano, pero a veces tengo poca fe y aunque esté cerca de mí creo que me ha abandonado, siendo yo realmente la que me alejo de EL.
También debo preocuparme de que mi familia esté preparada  para su encuentro con Dios Padre y debo darle mi testimonio y ejemplo para que ellos puedan tener sus lámparas llenas cuando llegue el novio.

PARA REZAR
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)


Dios Padre nuestro, Tú que eres Bueno y Misericordioso,
ilumínanos y haz que seamos personas sensatas
que alimenten cada día la fe que Tú nos regalas,
a la luz de tu Palabra de Vida, con la oración
y con el sabor de la Eucaristía en nuestra vida.
No permitas que la superficialidad que nos rodea
nos separe de lo que realmente es esencial,
ni que las cosas sin importancia nos alejen
de tu Amor ni que agoten en nosotros la necesidad
de alimentar nuestra vida espiritual y cercanía a Ti,
Haz Tú, Padre, que nuestra fe crezca y se fortalezca
con tu Presencia en nuestra vida, cada día,
y con el Encuentro personal contigo en la oración.
Ten Misericordia y haznos ser fieles seguidores tuyos,
coherentes con tu Evangelio que nos llena de alegría,
haciéndolo vida en nosotros mismos cada día
y en todo momento desde la propia experiencia.
¡Sólo así, con la fortaleza de “Tu Aceite” brillará la Luz
en la lámpara de nuestra vida, en medio del mundo,
sin agotarse e iluminando la oscuridad que nos rodea!
Dios Padre nuestro, a Ti que eres todo Bondad,
te damos Gracias y te alabamos por el don de la fe
y por todas las personas que has puesto en nuestra vida
y que nos han iluminado el camino para llegar a Ti. Amén.

PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)


Después de  que " hayan celebrado" una fiesta pagana como la de Haloween, de la cual se dijo que por ser importada, no cuajaría, vemos con asombro cómo, en nuestro entorno más cercano, tenemos que aguantar esa pantomima cada vez más. ¡Con lo bonito que es glorificar a tantas y tantas personas, reconocidas o no, que sabemos han llegado a la plenitud de la santidad!.
Y  esto es muy significativo de lo que la sociedad piensa sobre la muerte. No se quiere tratar ni de soslayo, se intenta enmascarar con broma y diversión y que pase como una juerga más. Algo de esto, aunque a otra escala, tienen también "las ferias" montadas en los cementerios.
En contraste a todo esto, tenemos la lectura de hoy. Parece como si nos pusiera los pies en la tierra. La venida del novio, es el final de nuestros días. La lámpara encendida y el aceite suficiente, es nuestro bagaje de buen hacer, nuestras buenas obras de amor a los demás, nuestra fe fuerte y confianza en Dios.
Para nosotros los cristianos, el momento de nuestra muerte no es para nada una frivolidad, el hecho de que nos pille sin estar preparados, esto es, con las manos vacías delante del Señor, debe hacernos pensar muy mucho en cómo dejamos pasar tantos y tantos momentos en los que vemos claro que tenemos que amar al otro.
Intentemos esta semana hacer las cosas como si eso que vamos a hacer, fuera lo último que vamos a hacer en nuestra vida. Seguro que ponemos más esmero en fregar un plato, en dejar limpia la cocina, en atender a aquella persona, en realizar ese trabajo...
Quien sabe, así no nos pillará "yendo a comprar aceite", y como los "obreros de última hora", recibiremos nuestro salario.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.