icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo 31 del Tiempo Ordinario (3 - noviembre - 2013)

Laiconet -

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Lucas 19, 1-10

El Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido

En aquel tiempo, entró Jesús en Jericó y atravesaba la ciudad.Un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de distinguir quién era Jesús, pero la gente se lo impedía, porque era bajo de estatura. Corrió más adelante y se subió a una higuera, para verlo, porque tenía que pasar por allí. Jesús, al llegar a aquel sitio, levantó los ojos y dijo: "Zaqueo, baja en seguida, porque hoy tengo que alojarme en tu casa." Él bajo en seguida y lo recibió muy contento. Al ver esto, todos murmuraban, diciendo: "Ha entrado a hospedarse en casa de un pecador." Pero Zaqueo se puso en pie y dijo al Señor: "Mira, la mitad de mis bienes, Señor, se la doy a los pobres; y si de alguno me he aprovechado, le restituiré cuatro veces más." Jesús le contestó: "Hoy ha sido la salvación de esta casa; también este es hijo de Abrahán. Porque el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido."

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

Episodio exclusivo de Lucas. El encuentro con Zaqueo tiene mucha similitud al encuentro con Leví (5, 27 ss).
A pesar del uso que se hace del mismo, no es un relato de conversión.
Nos encontramos con una persona rica, lo cual ya se catalogaba como alguien injusto, y además jefe de publicanos, lo que confirmaba la calificación, como vimos en el texto del domingo pasado. Por ello se le marginaba socialmente, como se observa en el hecho que no se le deja hueco para que vea a Jesús, como sería propio dada la importancia de su condición.
De ahí el malestar con Jesús, que rompe su aislamiento social al hospedarse en su casa y comer con él, acto de integración social. Por tanto, Jesús no siempre rechaza a una persona por su condición de rico.
Ante las críticas, Zaqueo afirma que está dando la mitad de sus bienes a los pobres y devolviendo el cuádruple a los que pueda haber extorsionado. Los verbos en el original están ambos en presente (la liturgia traduce el segundo en futuro: "le restituiré cuatro veces más"); no es algo que vaya a hacer a partir de ahora, sino que se defiende ante Jesús con sus hechos. De ahí que no sea signo de conversión alguna.
Jesús afirma con palabras lo que ha mostrado con sus hechos, reintegrándole en el pueblo: "también éste es hijo de Abrahán". Considera que así la salvación ha llegado en ese día (también en presente) a su casa (puede que el espacio de la casa, como lugar de salvación, se enfrente implícitamente al Templo, lugar que antes acaparaba ese poder salvífico).
Jesús se califica a sí mismo como el Hijo del Hombre.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA MISIÓN CON LOS EMPOBRECIDOS
(
mujer, soltera, voluntaria en la Misión en país empobrecido)

Hay algo en la figura de Zaqueo que siempre me ha llamado la atención y tiene que ver con su cambio, cómo la llegada de Jesús a su vida hace que se sienta alegre, Zaqueo sabe que es odiado por la gente por su función de recaudador y porque además no siempre hizo las cosas bien pero Dios le da una nueva oportunidad y la recibe con alegría, comparte al mesa de la salvación y es capaz de restaurar sus errores y Jesús por otra parte nos sigue dando lecciones y como no, si es el maestro de maestros, como se acerca, como elige donde hacer los signos, con quienes , etc.… y sigue andando , dice que entra a una ciudad , es decir seguía su itinerancia, como  en la vida misionera y se acerca y se invita,  que mas sencillo!!!!, es como por estas tierras que me albergan cuando salgo de la parroquia para recorrer las montañas o los sectores mas lejanos en el  pueblo te encuentras con signos así , y es que en las periferias siempre están los excluidos, los mas pobres, los no deseados, y Jesús nos enseña que es a ellos a quienes  hay que acercarse, un cristiano como tu o como yo no puede quedarse inmóvil ante uno que siendo pecador se sube al árbol para ver al Maestro, como nos llaman la atención hoy los que están cometiendo pecados?, aunque Zaqueo era rico sabia que no estaba haciendo bien y es capaz de generar en si el cambio de actitud, ofrece sus bienes y reconoce sus injusticias, así también debemos hacer nosotros .
Jesús insiste no viene por los justos sino por los pecadores, reconocemos nosotros nuestra calidad de tal con humildad, y dejamos entrar a Jesús a nuestras casas, a nuestras vidas con alegría?... hagamos el esfuerzo de acercarnos a Jesús, de subir el árbol y sobre todo de dejar que Jesús se invite a participar de nuestra vida.

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja,
pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Señor y Dios nuestro, Todo Misericordia,
porque Tú nos buscas cada día y todo momento para salvarnos,
nos miras con Ternura y te alojas en la casa de nuestro corazón
para ofrecernos un camino de conversión a tu Amor,
y para entregarnos tu Misericordia, dándonos tu Perdón.

Te damos Gracias, Dios nuestro Misericordioso,
porque Tú jamás das a nadie como caso perdido,
ya que tu Misericordia logra tocar nuestro corazón
para transformarlo, mejorarlo y acercarlo más a Ti.

¡No permitas que nada ni nadie nos aleje de Ti, Dios nuestro!
Ten Misericordia de nosotros y no permitas nunca
que la gente ni las críticas nos impidan verte a Ti cada día.

No permitas, Señor y Dios nuestro, que nuestra falta de entusiasmo,
desgana, apatía, cansancio o nuestra falta de esfuerzo,
nos alejen de la oportunidad de Encontrarnos Contigo cada día
a través de la Oración, la Escucha atenta de tu Palabra,
los Sacramentos, el Servicio a los demás y la Ayuda al más necesitado.

¡Ayúdanos, Dios Bueno y Misericordioso, a sentir siempre tu Presencia
y a lograr Encontrarnos personalmente contigo en continuos momentos!
Te damos Gracias, Dios nuestro, porque cuando habitas en nuestro corazón,
Tú nos transformas en personas solidarias con los más débiles y necesitados,
y nos enseñas a mirar como Tú a los demás y a amar fraternalmente a todos.

¡Ten Misericordia de nosotros, Dios lleno de Bondad, y permítenos siempre
ser instrumentos tuyos de perdón y reconciliación, puestos en tus Manos,
para que el mundo se llene de tu Paz, Amor, Misericordia, Alegría y Esperanza!

Te damos Gracias porque Tú, Padre nuestro, nos enseñas y nos recuerdas hoy
que tu Buena Noticia es para todo el mundo, para todos nuestros hermanos,
y que nosotros somos tus herramientas para que tu Misericordia y Salvación
pueda llegar a todos y que el Evangelio habite en el corazón de cada persona.
Amén

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Zaqueo busca a Jesús, pone interés en ello, utiliza los medios a su alcance... Nosotros, inmersos en la era de las comunicaciones, con acceso a todo tipo de información, posibilidad de acceder a los sacramentos, a asesores y a nuestros hermanos de comunidad...
¿Realmente aprovechamos los medios para encontrarnos con Jesús?
¿Dejamos en cambio, que se enfríe nuestra relación con Dios, por que sí...?
Jesús, en su misión, vino a salvar, sea quien sea, da igual, publicano o maestro de la ley. A todos sin distinción vienen a darle la plenitud de su existencia: "El hombre está hecho por amor y está hecho para amar; vive en la medida en que ama".
Para Jesús, el hermano no es un artículo que haya que tolerar, es un medio para vivir.
Igual para nosotros, si dondequiera que encuentras al hombre lo amas, automáticamente introduces en ese amor, el Amor de Dios, la liberación del mal, la admisión del bien. Con nuestro amor hacia el otro, (también en aquellos que nos parezcan advesos, serios, cerrados..., tengamos claro una cosa, la maldad no se derrota a cañonazos, se "desenvenena" con el amor...) provocamos una respuesta, la comunión con el hermano, el amor que va y vuelve, te lleva a poner en común los bienes espirituales y  materiales.
Esa fue la forma de evangelizar a Zaqueo, no tuvo que pedirle nada, sólo amarlo.
Así que, ¡¡Ánimo!! queda mucho por hacer en esta vida no hay que matar el tiempo, ni planificar grandes obras de evangelización, basta con ponernos de verdad a amar y eso es lo que transforma. Así seremos verdaderos colaboradores del Señor, dando la plenitud de su existencia a quien la había perdido.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.