icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo 3º del Tioempo Ordinario (14 de enero de 2018)

Laiconet -

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Juan 1,35-42

Vieron dónde vivía y se quedaron con él

En aquel tiempo, estaba Juan con dos de sus discípulos y, fijándose en Jesús que pasaba, dice: "Éste es el Cordero de Dios." Los dos discípulos oyeron sus palabras y siguieron a Jesús. Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les pregunta: "¿Qué buscáis?" Ellos le contestaron: "Rabí (que significa Maestro), ¿dónde vives?" Él les dijo: "Venid y lo veréis." Entonces fueron, y vivieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día; serían las cuatro de la tarde. Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús; encuentra primero a su hermano Simón y le dice: "Hemos encontrado al Mesías (que significa Cristo)." Y lo llevó a Jesús. Jesús se le quedó mirando y le dijo: "Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas (que se traduce Pedro)."

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

Un texto rico en la simbología que Juan usa a lo largo de su evangelio. Marca la transición de Juan Bautista a Jesús.
Sigue la dinámica joánica del testimonio: se habla de lo que se ha visto u oído personalmente. Así, el Bautista habla de Jesús sobre el cual, en el verísculo anterior, ya había dicho: "Yo lo he visto y doy testimonio de que él es el Hijo de Dios". Al "oír" su testimonio, dos discípulos suyos siguen a Jesús, y después de "ver" dónde vivía, uno de ellos da testimonio sobre Jesús a su hermano, el cual, al "oir" va al encuentro de Jesús.
El testimonio que se da sobre Jesús es que él es "El Cordero de Dios" y el "Mesías" o "Ungido".
Ya antes el Bautista había llamado a Jesús "Cordero de Dios" (en el v. 29), que h ace referencia al cordero que se sacrificaba para la celebración de la Pascua que liberó al pueblo de la opresión de Egipto. Así, Jesús es presentado como aquel con cuyo sacrificio el pueblo va a ser liberado "del pecado del mundo" (v. 29). Siendo así, es el "Mesías" anunciado por los profetas para la liberación del pueblo.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA ESPERANZA QUE RENACE
(mujer, casada, una hija, su marido trabaja, vive en país asolado por una catástrofe natural, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

¿Qué buscaís? preguntó Jesús a los dos discípulos que le seguían. Jesús me hace esa pregunta en este momento de mi vida luego de casi cuatro meses, para ser exacta, 113 días de pasar el huracán por mi Tierra. Mi respuesta es: busco tu luz en este momento donde la oscuridad nos incomoda, nos cansa, nos desanima. Busco tu consuelo, tu guía, tu sustento, tu apoyo, tu perseverancia, tus fuerzas y tu disposición para amar siempre. Busco todo lo que me ayude a vivir en plenitud y esto lo encuentro a través de la lectura orante de la Palabra en comunidad pequeña, del testimonio de mis queridos hermanos que aclaran y me ayudan a ver diferentes puntos de vista de su significado en nuestras vidas aún viviendo en la “oscuridad” circustancial que nos dejó el huracán. También por medio de la compañia de mi esposo y el diálogo con mi familia. Aún permanecemos  sin energía eléctrica en muchas de las áreas donde vivo pero continúo empeñada en seguir a Jesús intentando vivir según su voluntad aún en medio de la penumbra. Rezo para que siempre tenga las fuerzas para seguirlo sin importar la dureza que pueda experimentar en ciertos momentos y le pido me permita continuar caminando esperanzada.

DESDE LA SOCIO-ECONOMÍA
(hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro acivo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana) 

Lo que de verdad busca la gente no son teorías sino testigos, personas que por su vida testimonian y trasparentan lo que son, lo que creen y viven. Así, los discípulos, a la pregunta de Jesús "qué buscáis" responden con la pregunta "dónde vives", es decir, qué haces, como vives, de quien te rodeas, etc. Siguieron a Jesús pues se sintieron atraídos por como vivía. Así nuestra vida también debe ser puro testimonio en nuestras sociedades. Esto es particularmente importante en la parcela económica, que siempre hemos considerado privada, pero que tiene unas repercusiones sociales enormes. Nuestras opciones de consumo tienen más poder hoy día que nuestro voto. Qué nivel de consumo tenemos, qué compramos, donde, a qué empresas, donde ponemos nuestros ahorros o nóminas, etc, marcan nuestras vidas y hacen que las sociedad tenga determinada orientación. Si todo nuestro consumo fuera austero, alternativo, justo, social, ético - y hay alternativas reales en todas las facetas económicas- ayudaríamos a crecer significativamente a la "economía social y transformadora" y daríamos testimonio de que la economía debe estar centrada en la persona, no debe caer en la codicia sino que debe ser solidaria, justa y humana. En nuestras manos está.

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?

(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Señor y Dios nuestro, Bueno y Misericordioso,
te damos Gracias porque Tú nos invitas siempre
a seguirte, para estar junto a Ti, ver y aprender.
Gracias porque te muestras cercano a nosotros
y nos acompañas en nuestro caminar diario.
Gracias porque Tú nos amas, nos llamas
y das sentido a nuestra vida de cada día.
Ten Misericordia de nosotros y llámanos siempre,
aunque en ocasiones, nos alejemos de Ti.
¡Tú sabes bien que nuestro corazón desea,
a pesar de nuestras debilidades, dudas y temores,
estar junto a Ti y habitar donde Tú vives!
¡Ten Misericordia de nosotros, y no permitas
que nada ni nadie nos aparte de tu Amor!
Dios Padre Bueno y Misericordioso,
te damos Gracias por todas las personas
que Tú pones en nuestro camino de la vida
como testimonio de fe para guiarnos hasta Ti.
Ayúdanos Tú a que también nosotros seamos guías
para cada persona que te busca, que te necesita,
y que desea encontrarse contigo para conocerte,
y así, poder seguirte, amarte, servirte y alabarte.
Ayúdanos tu escuchar los testimonios de fe
de cada hermano nuestro para fortalecer la nuestra,
y ser testigos en el mundo de la alegría de tu Evangelio.
Enséñanos a ver las acciones buenas de las personas,
para comprender que Tú te encarnas y estás Presente
en cada gesto de Amor y de Misericordia que veamos.
Danos un corazón fiel, como el de nuestra Madre María,
para estar siempre atentos a la Voz de tu Voluntad,
y para escucharte siempre a través de tu Palabra Viva.
Gracias porque no miras a los ojos y sigues diciéndonos:
"¿Qué buscáis?... ¡Venid y lo veréis!..."
Ten Misericordia de nosotros y ayúdanos siempre
a saber buscarte en todo momento, para estar contigo,
y para ir contigo a la Misión a la que nos envíes. Amén.

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Cuando en una casa nace un niño pequeño, todo es alegría y regocijo, pero eso no se acaba ahí, la alegría prosigue al verlo crecer, al ver sus gracias, sus gestos, su buen hacer... Quizás, el hecho de acabar la Navidad hace poco y meternos de lleno en nuestros quehaceres diarios, en la monotonía y en el cansancio nos puede llevar a ir cerrando etapas como el que cierra habitaciones, sin que ello suponga en nosotros cambio alguno.
En el pasaje de este domingo, Jesús nos enseña la mejor manera de evangelizar y de conocerle, precisamente Él que tenía muy buena labia, no los conquista con grandes discursos, les dice venid y veréis dónde vivo, o lo que es lo mismo, cómo es mi vida, cómo es mi rutina diaria (curar a los enfermos, dar de comer a los pobres, ser humilde y paciente y enseñar a tener esperanza, amar en el detalle...) . Los discípulos se quedan maravillados, encuentran la Verdad y eso les hace ser felices, tanto, tanto, que sienten la necesidad de contárselo a otros por que han descubierto cual es la Vida verdadera.
Nuestra vida por tanto, no puede convertirse en una esquizofrenia de "ahora estoy contento por que toca" y luego " amargado por que vuelve el trabajo" y se acabó la paz y el amor, los besos y las felicitaciones (si es así, puede que lo vivido haya sido sólo una quimera, un escaparate falso).
El Niño Jesús ha hecho cosas grandes en nosotros y eso nos da alas para invitar a alguien a que vea "donde vivimos" y esto haga que él también descubra otro modo de vivir que llena la vida de esperanza y alegría verdadera.
Otra enseñanza del Evangelio es que Jesús, sin necesidad, se hace acompañar de otra gente, se rodea de discípulos, no es una persona sobervia que quiere hacerlo todo él por que es el único que sabe, nos da un ejemplo de humildad y prefiere vivir junto a una comunidad, aunque imperfecta, por que ahí es donde Dios se manifiesta.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.