icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo 28 del Tiempo Ordinario (13 de Octubre de 2013)

Laiconet -

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Lucas 17, 11-19
¿No ha vuelto más que este extranjero para dar gloria a Dios?


Yendo Jesús camino de Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Cuando iba a entrar en un pueblo, vinieron a su encuentro diez leprosos, que se pararon a lo lejos y a gritos le decían: "Jesús, maestro, ten compasión de nosotros." Al verlos, les dijo: "Id a presentaros a los sacerdotes." Y, mientras iban de camino, quedaron limpios. Uno de ellos, viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes gritos y se echó por tierra a los pies de Jesús, dándole gracias. Éste era un samaritano. Jesús tomó la palabra y dijo: "¿No han quedado limpios los diez?; los otros nueve, ¿dónde están? ¿No ha vuelto más que este extranjero para dar gloria a Dios?" Y le dijo: "Levántate, vete; tu fe te ha salvado."

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)


Este texto es la continuación del evangelio del domingo pasado.
Lucas nos recuerda que Jesús está en camino a Jerusalén -a su pasión, muerte y resurrección-, que comenzó en 9,51 y al que aún le queda un capítulo más. Al comienzo de su viaje, los samaritanos se negaron a acoger a Jesús.
Ahora se encuentra con una decena de leprosos, que según la Ley eran impuros y debían vivir apartados (Levítico 13,  45-46). Por eso, no se acercan a Jesús sino que le hablan a gritos manteniendo la distancia. Le reconocen como Maestro. Usan una expresión de piedad con que la que los judíos solían dirigirse a Dios.
Jesús les manda a presentarse al sacerdote que tiene que verificar que están curados y declararlos puros (Lev 13), "como si" ya estuviesen curados. Los leprosos muestran una confianza en el poder de Jesús pues le obedecen, cuando aún padecen la enfermedad; y quedan sanos mientras van de camino.
Al verse sanos nueve de ellos continúan su camino hacia el sacerdote, para ser declarados puros, mientras que uno abandona a los demás y se vuelve dando gloria a Dios a gritos.
Al llegar a Jesús se postra a sus pies, sin guardar ya distancias, y le da las gracias, reconociendo en él así un mediador de Dios, al menos.
Jesús desvela que el que ha vuelto es un no-judío, precisamente un samaratino, mientras que los demás no le han dado las gracias. La actitud del samaratino hace que obtenga no solo la salud corporal sino también la salvación.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?


DESDE LA MISIÓN CON LOS EMPOBRECIDOS
(mujer, soltera, voluntaria en la Misión en país empobrecido)


Jesús seguía caminando, me hace sentido esa acción de Jesús, Él nunca estaba  estático, Él siempre caminaba de un pueblo a  otro, como nosotros en la misión. Esta semana he subido y bajado montañas para poder ir preparando algunas actividades con los niños que comienzan la escuela en este mes  y siendo el mes de las misiones ese simple caminar le da mayor profundidad a lo que hacemos. En el camino uno se encuentra con muchísimas cosas distintas y aunque uno pueda recorrer el mismo camino todos los días no siempre te encuentras con las mismas personas, incluso las condiciones cambian, a veces llueve, a veces hay demasiado sol, a veces hay barro y tienes que tener más precaución, en ese mismo andar el grito de la gente que saluda ya sea desde el patio de sus casas o desde un sembradío hace que uno vaya observando como la vida fluye. Jesús aquí se encuentra con 10 personas , pero no cualquier persona: 10 LEPROSOS, que eran los excluidos, los que la sociedad despreciaba, que nadie tocaba , que vivían fuera del pueblo y ellos mismos piden Compasión a lo que Jesús no hace más que responder liberándolos. Porque a eso vino Jesús, a desplegar sobre todos un sentido de libertad, de salvación, de compasión, porque así es Dios y Él es su reflejo. Pero que hacen los 10?, sólo uno es el que regresa, del que menos se podía esperar, del que no estaba dentro de la ley pues era samaritano, él es único que regresa y DA LAS GRACIAS!!!, que gesto más sencillo y lleno de significado, pues el que recibe el don de Dios debe ser agradecido, es necesario reconocer la bondad de Dios y asumirlo volviéndose al Padre. No eran los sacerdotes donde Jesús los había enviado en quien encontrarían la salvación los leprosos, sino sólo con Jesús y uno sólo fue capaz de caer en la cuenta y devolverse a hacerse parte del Reino de la manera más sencilla, agradeciendo. Así es también por estas tierras, el sentido de dar las gracias primero a Dios es algo innato entre los pobres, gracias por la vida, por el alimento, por la lluvia, por la visita. Dar las gracias desde la profundidad del corazón le da un sabor real al camino que compartimos como cristianos. El papa Francisco actualmente es todo un personaje y se ha vuelto llamativo por gestos tan sencillos como su cercanía con la gente, o su sencillez al vestir. ¿Qué tipo de iglesia teníamos antes que nos sorprende ahora tanto que un Papa de las gracias?. Decir Gracias es la acción más sencilla de reconocer lo que el otro te ha dado y en este caso de reconocer lo que Dios nos ha dado de gratis.

DESDE LA FAMILIA
(mujer, casada, trabajan ambos, una hija, ella pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)   


La semana pasada nos impactaste con el hecho de pedirnos siempre más y más…
Sólo con la humildad y la sencillez podemos comprender y hacer realidad esta enseñanza tuya ¡sólo con humildad y con el regalo de la fe!
¿Y somos capaces de agradecerte todo esto?
El otro día rezábamos con nuestra hija y le pedía a Jesús que se le pasara el “enfado” a un amigo nuestro que se había enfadado con ella. Al día siguiente, ese amigo nada más verla le dio un beso y un abrazo, la “perdonó”, y por la noche le dimos gracias a Dios porque había escuchado su oración.
Seguirte es vivir en libertad, no en la opresión.
Estar contigo es renacer día a día, no dejarnos caer en la rutina.
El amor frente al desamor
La alegría frente a la tristeza
La entrega frente al egoísmo
El “nosotros” frente al “yo”
Si tenerte como Padre nos da la Vida, ¿cómo es que no estamos dándote gracias por ello a todas horas?
En nuestra vida diaria (¡que no es fácil!) son muchas las veces en las que prevalecen la opresión… la rutina… el desamor… la tristeza… el egoísmo… el “yo” ¡Lógico que estemos ciegos y no veamos cuánto bueno has hecho, haces y harás por nosotros siempre, ¿cómo vamos a ser capaces de darte las gracias entonces?
¡Señor, que en nuestras adversidades te veamos siempre!
¡Que en nuestros momentos de rutina y en lo cotidiano se nos caiga la venda de los ojos y nos sintamos hijos tuyos!
¡Hijos libres, salvados y llenos de amor y gratitud!
¡Gracias Señor! ¡Gracias! ¡Siempre Gracias!

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Tú eres Dios Padre Bueno y Misericordioso
que nos amas y nos entregas la Salvación.
Te damos Gracias y te alabamos por el don de la fe
que nos permite el Encuentro personal contigo,
reconocerte, amarte y alabarte por el Amor que nos das.
Te damos Gracias y te alabamos, Dios Padre Misericordioso,
porque el inmenso poder de tu Palabra nos llena de Vida,
nos sana y nos transforma el corazón, al ser escuchada y acogida.
Dios Padre Bueno, te damos Gracias y te alabamos, porque Tú
siempre te compadeces de nosotros y nos derramas tu Misericordia.
Te damos Gracias y te alabamos, Dios Padre Misericordioso,
porque para Ti, Dios nuestro, ningún mal que padezcamos es incurable
y todas nuestras debilidades y pecados son purificados en tu Amor.
Te damos Gracias y te alabamos, Dios Padre nuestro y Todo Bondad,
por lo que nos regalas cada día y todo lo Bueno que haces con nosotros,
porque sólo Tú tocas nuestro corazón para mejorarlo y acercarnos a Ti.
Ayúdanos Padre Bueno a convertirnos a tu Amor y a ser agradecidos
con cada una de las personas que Tú pones en nuestro camino de la vida,
para ayudarnos a ser mejores y para facilitarnos nuestras tareas cotidianas.
Te damos Gracias por la Familia, la Amistad y todas las buenas personas
que conviven con nosotros y que son Presencia de tu Amor en nuestra vida.
Padre Bueno, ayúdanos a ser portadores de tu Amor y Misericordia en el mundo,
y entre todas las personas que necesiten conocerte y acercarse más a Ti,
siendo siempre agradecidos con todos y cada uno de nuestros hermanos,
y especialmente más agradecidos, con las personas cercanas que más nos quieren.
Amén

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)



ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Curó a diez...y sólo volvió uno a dar las gracias, y precisamente el que no era de los "elegidos del pueblo e Dios"... Caigamos en la cuenta de cómo Jesús resalta la presencia del samaritano/a en muchos de sus pasajes. Son hombres considerados fuera del proyecto de salvación de Javhé.  Son precisamente ellos, los samaritanos, quienes son capaces de curar al prójimo, dar agua al sediento, agradecer y glorificar a Dios por su curación... Jesús viene a traer un nuevo mensaje a la humanidad: Dios Padre quiere a todos por igual, su Amor es igual para todos, sus semillas son sembradas en todo corazón que quiera acogerlas y cuidarlas, pero la salvación propia, cada uno debe "currársela"..La tentación de creernos salvados sólo por que estamos cerca de "sus cosas", no es razón para no agradecer, no amar al prójimo, no dar el cayo cada dia. Cada momento es una opotunidad irrepetible para vivir a fondo el evangelio, el momento presente es el único que cuenta y eso hay que metérselo en la cabeza.
Si nos ponemos a vivir de las rentas, a creernos con el derecho a tomarnos ciertas concesiones, por que consideremos que nos las merecemos...ya está fallando algo. La humildad, hace a las personas ser agradecidas, por que si, tan poca cosa soy... ¡¡qué he hecho yo para merecer esto...!!.
Tratemos esta semana de apreciar, como nuevos, todos aquellos regalos del Señor en nuestra vida, intentemos descubrir ese "hilo de oro" que ha ido tejiendo nuestra historia de salvación, los misterios gozosos y también los dolorosos, por que  de ellos hemos salido aún más fuertes y más cercanos a Dios. Agradezcamos a Dios lo que hace especialmente por nosotros, con especial atención.
Será una sensación muy placentera, sentir su Amor, plasmado en la mirada de nuestros hijos, en el don de la fe, en compartir nuestra vida de fe en comunidad, en ver la luz del dia... y no nos quedemos en la nube, en qué bonita es mi vida gracias a Dios, no, de nosotros tiene que surgir un deseo irrefenable de salir fuera de nosotros mismos, de corresponder con amor al Amor, de llenar esos vacios de amor para con los más desfavorecidos, por culpa del duro corazón del hombre. Hacer palpable la teoría de los vasos comunicantes, he recibido amor y lo doy tanto como lo recibí, para igualar "mareas"...

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.