icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo 26 del Tiempo Ordinario

Laiconet -

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Mateo 21,28-32

Recapacitó y fue

En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: «¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero y le dijo: "Hijo, ve hoy a trabajar en la viña." Él le contestó: "No quiero." Pero después recapacitó y fue. Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. Él le contestó: "Voy, señor." Pero no fue. ¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?»
Contestaron: «El primero.»
Jesús les dijo: «Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros enseñándoos el camino de la justicia, y no le creísteis; en cambio, los publicanos y prostitutas le creyeron. Y, aun después de ver esto, vosotros no recapacitasteis ni le creísteis.»

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA FAMILIA
(matrimonio, trabajan ambos, dos hijos, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y movimiento laical)

Dice el refrán que la confianza da asco. Aunque es un dicho popular, tiene algo de razón. Cuánto más confianza tienes con una persona, más fácil es para ti, dejar que sus asuntos no sean tan importantes, y menos problemas tienes para desairarlo o incluso, para enfadarte con él o ella, por cualquier causa, mientras que a los otros, no serías capaz ni de llamarles la atención por cuestiones más graves. Y esto lo decimos porque, en ocasiones, la familia y especialmente los cónyuges, precisamente por la confianza que se tienen, son los que más veces se dicen “no” entre ellos para atender otros asuntos. Aunque, también es verdad, que somos los primeros en arrepentirnos de haber dicho que no, y en seguida, recapacitamos, pedimos perdón, olvidamos siempre y allí estamos donde haga falta, juntos, acompañando a nuestra pareja, o donde sea necesario. Ojalá con la misma naturalidad, pidamos perdón a Dios y hagamos su voluntad.,

DESDE LA MISIÓN
(mujer, soltera, profesional, misionera laica en país desfavorecido)  

Al leer y meditar este texto, me llegó muy hondo la respuesta del primer hombre “no quiero”. Yo en alguna ocasión le respondí así al Señor, tenía miedo porque seguirle, cumplir su voluntad, trabajar por el Reino implica entregarse, sufrir porque se tocan realidades y situaciones que duelen pero sólo así se puede actuar como Él lo hizo, con com-pasión.
Dios respeta nuestros ritmos, Él fue trabajando mis trabas, mis dificultades, mis debilidades...
Actualmente estoy donde Él quiere que esté, en un lugar de frontera con realidades muy duras: niños/as que mueren, madres adolescentes, familias migrantes explotadas y sobreviendo como pueden... Y son precisamente ellas los que hacen visibles signos del Reino con su solidaridad, alegría a pesar de las dificultades, acogida...
Dios, como buen Padre, quiere lo mejor para nosotros, cumplir su voluntad es lo que nos hace tener una vida plena porque trabajamos para que todos y todas tengan vida y la tengan en abundancia.

DESDE LA ENFERMEDAD
(mujer, su pareja murió , dos hijas, enferma de cáncer, comprometida activamente con su parroquia)  

El texto del Santo Evangelio según San Mateo 21,28-32, me hace eco en la palabra "Voy Señor". En medio de mi reto de salud en el cual llevo 5 años combatiendo el cancer he querido matenerme diciendole al Señor, Voy... Necesito estar cerca de los trabajos de la viña, necesito revestirme de El. Porque no puedo luchar sin sus fuerzas. Pero reconozco que me puedo comprometer y es mi mayor deseo pero la fatiga y los dolores de mi cuerpo en ocasiones no me ayudan a cumplir. Pero aun asi recapacito y vuelvo mi mirada hacia el Dios de la vida y me levanto para entregarme.

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?

(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Gracias, Dios Padre Bueno y Misericordioso,
porque Tú no llamas cada día para estar junto a Ti,
trabajando en tu Reino de Vida, en medio del mundo.
Gracias, porque Tú nos llamas y nos envías a la Misión.
Gracias, porque Tú nos recuerdas hoy, y cada día,
la importancia de servirte a Ti, y a todos, con coherencia.
Te damos Gracias por tu infinita Paciencia y Misericordia
para hacernos entender cuál es tu Voluntad para nosotros.
Ten Misericordia de nosotros, y ayúdanos a ser dóciles,
y obedientes siempre a la Voz de tu Llamada.
No nos dejes caer en la tentación de la soberbia,
ni del orgullo, ni de la rebeldía, ni del egoísmo;
y ayúdanos a ser humildes, sencillos de corazón,
y siempre atentos y dispuesto a cumplir tu Voluntad.
¡Tú nos llamas Hoy porque tu Caridad urge en el mundo!
Transfórmanos Tú, Dios Padre nuestro Misericordioso,
en personas disponibles, y sin retrasar el trabajo,
para la tarea Evangelizadora en medio del mundo,
porque tu Amor y tu Misericordia nos urge hoy.
¡Que no se haga nuestra voluntad, sino la tuya!
Transfórmanos, Padre Bueno y Misericordioso,
en persona coherentes de palabras y de obras,
y fundamentando siempre nuestra vida cotidiana
en tu Palabra Viva, para cumplir tu Voluntad cada día.
Gracias por todos los dones que Tú nos regalas
para ponerlos a tu servicio y al de cada persona.
Gracias, Dios Padre nuestro, por el privilegio
que no das al poder trabajar en tu Viña cada día.
Ayúdanos Tú a ser siempre fieles servidores tuyos,
para así colaborar contigo, y sin cansancio,
en la Evangelización por todos los lugares mundo,
para que tu Buena Noticia llegue al corazón de todos.
Amén.

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?
(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
¡Qué mala impresión me da esa gente que, de primeras, te dice "no" a cualquier cosa que le pides...! Después, explicándoselo, cuando ven a otros que ven bien  tu propuesta, se animan, no lo ven tan mal y se unen al carro. Pero, qué rabia, ¿por qué no lo han pensado antes...? ¿por qué no se paran un poco y te dan un voto de confianza? ¿ necesitan tener todos los pros y contras bien analizados para dar el paso...?
Extrapolandolo a mi respuesta al Señor, me doy cuenta que digo "SÍ" sin fisuras cuando vienen "bien dadas las cartas", sólo respondo de inmediato, con las tres premisas clave, SIEMPRE, ENSEGUIDA, CON ALEGRÍA, cuando las cosas van a mi favor, cuando todo va rodado, estoy bien de salud, no me causa dolor, no estoy cansado, todo sale a mi manera, como esperaba...¡pero eso ocurre pocas veces... y entonces?
Las cosas cambian cuando delante no veo el rostro de un prójimo, un hermano al que amar, sino el de alguien que viene a molestarme, a fastidiarme mis planes por que tengo que atenderlo a última hora... Yo creo que se me tiene que notar en la cara, por que falta esa chispa que hace, en esa relación, darle la dimensión sobrenatural que permite el poner el "Tú" antes que el "Yo".
En la respuesta al Señor cojo como modelo a María. Ella creyó y escuchó la Palabra,¡ tanto que la llegó a hacer carne en sus entrañas!. Destacaría de ella dos cosas fundamentales que, al menos a mí, me ayudan para mejorar mi respuesta: tener fe, creer ciegamente en Dios-Padre misericordioso, salvador del mundo y tener confianza, es decir, tener la certeza de que el Señor todo lo permite para nuestro bien.
De esta manera, las premisas:
SIEMPRE: sea bueno o malo, visto a vote pronto, respuesta afirmativa, ¡sí quiero hacer tu voluntad!
ENSEGUIDA: ¡pa mañana no!, no me lo pienso una temporada y me regodeo en mi pena y mi dolor, cojo el toro por los cuernos ¡ ya!...
CON ALEGRÍA: es que si no es así, con el careto "avinagrado" ¿a quién vamos a conquistar para el Reino?. Para eso quédate en casita y sé un infeliz toda tu vida...
Oye, y que es de sabios rectificar, que la voz de la conciencia sirve para algo y, con humildad cambia uno su "repuesta mala", pidiendo perdón, para empezar de nuevo, confiando en la misericordia del Señor.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.