icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo 2º de Cuaresma (24 de Febrero de 2013)

Laiconet -

EL EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Lucas 9, 28b-36

Mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió


En aquel tiempo, Jesús cogió a Pedro, a Juan y a Santiago y subió a lo alto de la montaña, para orar. Y, mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió, sus vestidos brillaban de blancos.
De repente, dos hombres conversaban con él: eran Moisés y Elías, que, apareciendo con gloria, hablaban de su muerte, que iba a consumar en Jerusalén.
Pedro y sus compañeros se caían de sueño; y, espabilándose, vieron su gloria y a los dos hombres que estaban con él. Mientras éstos se alejaban, dijo Pedro a Jesús: "Maestro, qué bien se está aquí. Haremos tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías."
No sabía lo que decía.
Todavía estaba hablando, cuando llegó una nube que los cubrió. Se asustaron al entrar en la nube. Una voz desde la nube decía: "Éste es mi Hijo, el escogido, escuchadle."
Cuando sonó la voz, se encontró Jesús solo. Ellos guardaron silencio y, por el momento, no contaron a nadie nada de lo que habían visto.

PARA VER
(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)


COMENTARIOS DE SEGLARES

DESDE LA CRISIS
(mujer, sostiene hogar materno, sin liquidez la empresa donde trabaja, pertenece a comunidad cristiana)


En este segundo domingo de cuaresma se nos presenta una lectura que en mí en principio hace que resuenen estas palabras: oración, transformar y escuchar.
“Jesús cogió a…, y subió a la montaña a orar”.
La oración en momentos de dificultad es la que me reconfortaba y ahora es a ella a la que me pide Jesús que acuda en momentos en que mi vida se complica tanto que me desoriento y no se continuar porque pierdo las fuerzas. ¿Pero realmente es una oración que me transforma como a Jesús en la montaña?
Pues en muchas ocasiones creo que no, porque como estoy tan agobiada no le dedico el tiempo suficiente, y encima no paro de hablarle de todos mis problemas, que si este mes a mi jefa no le han pagado así que a ver cuando será el día que me dirá hoy no cobras tu sueldo, que si en el trabajo estamos intranquilos, que la gente parece cada vez mas angustiada y lo paga con uno, que veo a mi madre triste y preocupada  y no sé cómo ayudarla… y así sin parar.
Evidentemente lo convierto en un monólogo donde falta una de las claves de la oración ESCUCHAR. Escuchar sus palabras de aliento y ánimo, donde una y otra vez me recuerda que el dinero no es lo realmente importante, que transforme mi limitada visión de lo que es tener una estabilidad en la vida, no sólo basada en el poseer y que no falte el dinero.
Que transforme la manera en que afronto los días que pasan y en los que  sólo  vivo las preocupaciones.  No disfruto de los que me rodean, de las conversaciones, de las sonrisas, de las cosas buenas que pasan a mi alrededor. Me pide que transforme mi corazón para que así la cabeza no me lleve por el camino equivocado.

ORAR, ESCUCHAR, TRANSFORMAR
Transforma mi mente, Señor, según tú quieres.
Para descubrir que soy tuyo.
Sólo tú, mi Señor, puedes renovar mi alma.
Te buscaré, a ti mi Dios, con todo mi corazón.


DESDE LAS PERSONAS SIN HOGAR
(hombre, trabaja en un centro de acogida de personas sin hogar, pertenece a movimiento cristiano) 


Miramos con miradas trasnochadas, somnolientas, cansadas y  ¿Que vemos? deberíamos poder  ver lo que  necesitamos ver, sin embargo  a veces nuestra mirada no es capaz de ver lo que ve;  en nuestro mundo tantas cosas se nos hacen invisibles, incluso las  personas, tantas veces pasan a nuestro lado y no las vemos, también nosotros nos hacemos invisibles.
Hoy sin embargo  el pasaje evangélico nos hace preguntarnos ¿Es posible ver más allá, lo que no se ve?,  pese a su mirada somnolienta, cansada, trasnochada,  "Pedro y sus compañeros vieron su "gloria"(la de Dios) y a los dos hombres que estaban con él".
Bien, que pese a nuestras miradas sin horizontes, quizás sin fe, sepamos ver al otro que está a mi lado, que lo podamos hacer visible. Ver... ser testigo, para ver y ser testigo necesito cambios en mi vida, en Jesús y en sus compañeros estos cambios se logran con la "oración" o sea con el trato con Dios, para Dios los hombres no somos invisibles, somos reales y  debemos ser testigos de la "Gloria del Padre". ¿Podremos decir "Maestro, qué bien se está aquí"? el Dios de Jesús, el Dios en el que nosotros creemos, es un Dios que ve en lo escondido, que ve el corazón y, por tanto, no le podemos engañar.

PARA REZAR
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Dios Padre nuestro Misericordioso,
porque Tú hoy te manifiestas a nosotros,
en el interior de nuestro corazón,
a través de la Oración y de tu Palabra.
Te damos Gracias, porque tu Amor es tan grande,
que te acercas a nosotros a través
de las Palabras y Enseñanzas de tu Hijo Jesucristo, el Escogido por Ti,
para que, Escuchándole a Él,
podamos llegar hasta Ti
y lograr sentir tu Amor y Misericordia.
Te pedimos que Tú nos ayudes a ser fieles
en el seguimiento diario de tu Hijo Jesucristo,
y que sepamos afrontar con alegría y valentía
cualquier dificultad de la misión que tú nos encomiendas.
No nos dejes caer en la tentación de acomodarnos
ni de caer en la mediocridad por buscar nuestra seguridad.
Te damos Gracias porque nos revelas tu Condición Divina
y nos permites gozar de tu Presencia en medio del mundo,
mostrándonos cada día tu Paz, Amor y Misericordia.
Ayúdanos Tú, Dios Padre nuestro,  a ser mensajeros
de tu Divina Misericordia, en medio de nuestra sociedad
y entre las personas que necesiten "Encontrarse" contigo
para poder sentir que sólo Tú eres nuestro Dios
y para que todos podamos amarte y alabarte siempre.
Te damos Gracias porque Tú eres un Dios Bueno
que quieres caminar junto a nosotros cada día
y siempre te muestras cercano en nuestras vidas.
Haz que el Fuego de tu Amor transforme nuestro corazón
y daños Tú, Dios Padre nuestro, entrañas de Misericordia
que nos haga acercarnos al corazón de cada persona
 siendo portadores deTu Palabra de Vida
y testigos convencidos y sinceros de tu infinito Amor.
Ábrenos Tú, Dios nuestro nuestro corazón y vida
para qué siempre Escuchemos y sigamos a tu Hijo Jesús. Amén

PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)


Al leer el Evangelio de este domingo, el para vivir nos viene marcado por lo que nos dice el Padre: "Éste es mi Hijo, el escogido, escuchadle."Esta es la esencia de nuestro ser cristiano. Esto es lo fundamental para quien aspira a ser discípulo de Jesús. Tan sencillo y tan complejo, para quienes vivimos en un mundo lleno de mil y una distracción que nos arrastran, que nos adormecen, que nos sumergen a veces en un "sueño profundo" que nos impide escuchar todo lo que no sea el ruido ensordecedor de las necesidades creadas, del materialismo, del ansia de poder, de figurar…
Pero Dios Padre nos dice… “¡escuchadle”. Esa debe ser la esencia de nuestro vivir. Si hubiese algo más importante de cara a una vida de fe, a ser discípulos, es seguro que nos lo hubiese hecho saber. Pidamos al Señor, al levantarnos cada mañana intensidad en nuestra oración del día. Solo desde ese trato íntimo, cercano y sincero con el Señor, podremos vivir una vida auténticamente comprometida, al estilo de la de Jesús.

“Escuchadle”. Estemos más atentos que nunca a partir de esta semana, en este tiempo de Cuaresma a lo que nos dice la Palabra. Ahí es dónde Cristo nunca ha dejado de hablarnos. Ahí es dónde podemos escucharla con más facilidad
"Escuchadle". Hagamos especialmente el esfuerzo esta semana por permanecer “despiertos” y atentos. Venzamos todo “sueño” que nos nubla el entendimiento y nos quita la lucidez. Así lograremos ver la gloria del Hijo de Dios, que se transfigura ante nuestros ojos en el día a día, ayudándonos a comprender la maravilla de su misterio. Gocemos de ese encuentro con Él. Gocemos al ESCHUCHARLE.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 2 comentarios

Comentarios

Rebeca Rebeca
el 22/2/13
Gracias por sus comentarios. Me siento particularmente identificada y emocionada con el comentario de la mujer que sostiene el hogar materno y la empresa donde trabaja no tiene liquidez. Me inspira y consuela, me ayuda a ver más allá de los problemas que me agobian. Me dice que del sufrimiento pueden surgir los mejores comentarios y la mejor comprensión de la Palabra. Ojalá siga comentando el evangelio, para consuelo de muchos.
Me gusta 0
Frank Fuentes Frank Fuentes
el 24/2/13
Hoy quiero comenzar el dia escuchando mas a DIOS y no tener tantas preocupaciones materiales.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.