icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo 14º del Tiempo Ordinario (7 de Julio de 2013)

Laiconet -

EL EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Lucas 10, 1-12. 17-20

Descansará sobre ellos vuestra paz

En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él. Y les decía: "La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies.
¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis talega, ni alforja, ni sandalias; y no os detengáis a saludar a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa, decid primero: "Paz a esta casa." Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros. Quedaos en la misma casa, comed y bebed de lo que tengan, porque el obrero merece su salario.No andéis cambiando de casa. Si entráis en un pueblo y os reciben bien, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya, y decid: "Está cerca de vosotros el reino de Dios."
Cuando entréis en un pueblo y no os reciban, salid a la plaza y decid: "Hasta el polvo de vuestro pueblo, que se nos ha pegado a los pies, nos lo sacudimos sobre vosotros. De todos modos, sabed que está cerca el reino de Dios." Os digo que aquel día será más llevadero para Sodoma que para ese pueblo."
Los setenta y dos volvieron muy contentos y le dijeron: "Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre."
Él les contestó: "Veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Mirad: os he dado potestad para pisotear serpientes y escorpiones y todo el ejército del enemigo. Y no os hará daño alguno. Sin embargo, no estéis alegres porque se os someten los espíritus; estad alegres porque vuestros nombres están inscritos en el cielo."

PARA VER
(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)



COMENTARIOS DE SEGLARES

DESDE LA ENFERMEDAD

(mujer, casada, jubilada, padece enfermedad degenerativa, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

El evangelista nos propone de nuevo esta semana el envío a la evangelización pero con una novedad: los mandó de dos en dos” dando así prioridad a lo comunitario ante el individualismo misionero. También vuelve a hacerse eco de las dificultades y la adversidad del desarrollo de la misión y el anuncio del Reino. Nos previene de nuestra situación de corderos en medio de lobos contra todo lo que ellos  orquestan para impedir  que la Palabra de Dios llegue a las familias y al mundo.
Se nos invita a los creyentes de hoy a permanecer fieles y comprometidos con el plan salvífico de Dios. Queda claro que hemos de hacer de la misión una estrategia de vida permanente, donde la ternura, la tolerancia, la misericordia y la justicia sean sus principales protagonistas.
En mi vida, en mi situación concreta, me mueve a llevar estas actitudes con las personas que me rodean, mi familia, especialmente mi marido y mis hijos. Responder a sus cuidados y atenciones de esa forma que Él me propone y con el anuncio “El Reino de Dios está cerca”. Pido al señor que me ayude a mantener esos criterios que no pierden vigencia, que son tremendamente contemporáneos.
Y para que la construcción de un mundo mejor no podemos dejar de aludir al texto: “ la mies es abundante y los obreros pocos”. Oremos, pues al dueño de la mies para que envíe obreros a su mies.

DESDE MI FE EN LA VIDA DE CADA DÍA
(hombre, casado, tres hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Jesús nos envía tajantemente a comunicar la Buena Noticia del Reino de Dios, y en esta lectura nos da el “kit del misionero”.
Es simple, pero efectivo:
·  Somos pocos, pero siempre en comunidad, en parejas.
·  Si no os aceptan, no perdáis el tiempo.
·  Sin artificios, sólo lo imprescindible, el resto lo pone el Padre.
·  Trabajad por el pan que comáis.
·  Haceos uno con el pueblo en la vida cotidiana
Y la experiencia de mis pocos años de vida me dice que es así. Que si asumo mi misión en la vida cotidiana: en el trabajo, en la amistad, la familia, la parroquia… desde la humildad y el ejemplo, desde el cariño y la cercanía, desde el tirar para adelante pese a que otros no se mojen,…se obran milagros alrededor.
Pero lo malo es que normalmente no los apreciamos. Vienen hermanos o gente de fuera que nos dice: cómo ha cambiado esto. Nos hace falta dejar esos mundos para ver desde fuera con otros ojos, y dejar a otros seguir arando para pasar a otros campos.
Otras veces nos enojamos porque esa misión que creemos propia y como llamada, en nuestros ámbitos, no avanzan. Y es duro, pero Dios no nos quiere improductivos, nos quiere que demos el 100 por 1, que extendamos el Reino. Es necesario que salgamos de nuestra posición de confort y nos acerquemos a otras realidades. Pero no solos, sino en comunidad.
Ojalá desde las muchas comunidades cristianas que vivimos decidiéramos eso: elaborar un plan para extender el Reino a aquellos que no lo han vivido ni sentido, desde la comunidad, desde la fe vivida día a día. Seguro que el mundo sería cada vez más humano y más cielo, más Reino del Padre.

PARA REZAR
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Dios Padre Bueno, porque nos envías en tu nombre
a llevar tu Paz a cada persona, en todo lugar y circunstancia,
y proclamando la llegada de tu Reino de Vida, Dios nuestro.
Te damos Gracias porque Tú nos envías, de dos en dos,
formando comunidad y ayudando a los que buscan acogerte,
para que tengan un Encuentro Personal contigo y puedan recibir tu Paz.
Gracias por enviarnos a ser portadores de tu Paz, Amor y Misericordia,
en medio de un mundo lleno de violencia, para que así, todos nosotros,
logremos ser incansables constructores de tu Reino de Vida y Paz.
Te damos Gracias, Dios nuestro, porque Tú nos has escogido
y hoy nos envías a predicar el Evangelio a todo el mundo,
dando a conocer la Buena Noticia de tu Amor en todos los ambientes.
¡Gracias por entregarnos el gran regalo de la Misión Universal de la Iglesia
y porque Tú nos sigues escogiendo hoy para comunicar Vida a todos!
Te pedimos, Dios Padre Bueno y Misericordioso, que Tú nos recuerdes,
cada día y siempre, que nuestra misión de predicar tu Amor a los demás,
es una tarea que nos urge porque “la mies es abundante” y muchos te necesitan.
Te damos Gracias porque hoy Tú nos enseñas que lo más importante
para cumplir la misión a la que somos enviados no es tener o no éxito,
sino proclamar libremente tu Buena Notica a todos, y hacerlo en tu nombre,
de forma alegre, sin ataduras, sin imponer nada, sólo ofreciendo lo que Tú nos das,
y siempre haciéndolo por amor a ti y a cada uno de nuestros hermanos,
confiando en Ti y en la Fuerza de tu Espíritu que nos lanza a Evangelizar
para a comunicar a los demás la Fuerza transformadora que recibimos de tu Amor,
y así, lograr llevar tu Paz al corazón de cada persona que desee recibirla.
Ayúdanos Tú, Dios nuestro a vivir nuestra Fe actuando en medio del mundo
como verdaderos testigos de tu Reino, que anuncien tu Paz, Amor y Misericordia.
Ayúdanos a ser valientes testigos de tu Amor, anunciando sin miedo tu Evangelio
en medio de todos “los lobos” de nuestra sociedad que intentan atacarnos
para “mordernos” el corazón e intentar robarnos tu Amor y alejarnos de Ti.
Ayúdanos a no preocuparnos de los éxitos y sí de cuidar la autenticidad
de tu Mensaje de Vida, viviendo nosotros lo que predicamos, para ser creíbles
al vivir con coherencia lo que creemos y anunciamos a los demás.   Amén.

PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Sabemos que nosotros como cristianos estamos enviados a llevar la Buena Noticia, a evangelizar. Pero ¿lo hacemos? ¿Vivimos nuestro “ser cristianos” en claves de evangelización y misión?
Para vivir el Evangelio de esta semana os sugerimos que dediquemos algún momento a pensar cual es nuestra actitud ante el envío. Démonos cuenta hasta qué punto nos sentimos enviados por Jesús, qué importancia tiene esto para nuestra forma de vivir, en qué nos marca el ritmo o las pautas…
Por otro lado revisemos nuestra forma de evangelizar. Nos puede ayudar no perder de vista lo que nos dice la Palabra:
“La mies es abundante” – hay mucho por hacer y muchas oportunidades para hacerlo.
 “Mirad que os mando como ovejas en medio de lobos”- a veces incluso, aunque parezca un contrasentido, esos “lobos” están en nuestra propia Iglesia…
“No llevéis talega, ni alforja, ni sandalias”- Vayamos a llevar la Palabra desde la sencillez, la austeridad, la radicalidad, la humildad…. Solo así calará y no será rechazada. Ha de brillar nuestra confianza en el Padre, al igual que la tuvo Jesús y no nuestras “seguridades” materiales.
“No os detengáis a saludar por el camino”- No nos entretengamos en nada. Vayamos ya.
“Decid primero, paz a esta casa”- Lleguemos a todos llevando la paz y no la crítica o la condena por sus acciones. Seamos capaces de aliviar los sufrimientos a nuestro mundo. Escuchemos y acompañemos al hermano. Curemos con nuestro ejemplo de vida, nuestra entrega, nuestro amor… a este mundo enfermo (de poder, de desesperanza, de envidia…)
Y por último para vivir el Evangelio de esta semana, alimentemos nuestra fe desde la oración intensa. Ello nos ayudará en el envío y misión…No dudemos que desde la fortaleza que nos da ser enviados para anunciar, cuando sentimos que Dios actúa en nosotros para ello, cuando tenemos fe, hasta los “demonios”, de que está plagado nuestro mundo “se someterán al Señor”. Vayamos sin ningún miedo a lo desconocido, a hacer presente el Evangelio en todo lugar, porque nos envía el Señor, con potestad para pisotear “serpientes y escorpiones y todo el ejército del enemigo, sin que nos haga daño alguno”
“PONEOS EN CAMINO”, ya, ahora. Hay que dar a conocer el mensaje de Jesús en nuestro día a día, por lo que decimos y por lo que hacemos. Salgamos de nosotros mismos y vayamos al encuentro del otro.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.