icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar el Domingo 13 del Tiempo Ordinario (1 de Julio de 2012)

Laiconet -

EL EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Marcos 5,21-43

Contigo hablo, niña, levántate


En aquel tiempo, Jesús atravesó de nuevo en barca a la otra orilla, se le reunió mucha gente a su alrededor, y se quedó junto al lago. Se acercó un jefe de la sinagoga, que se llamaba Jairo, y, al verlo, se echó a sus pies, rogándole con insistencia: "Mi niña está en las últimas; ven, pon las manos sobre ella, para que se cure y viva." Jesús se fue con él, acompañado de mucha gente [que lo apretujaba.
Había una mujer que padecía flujos de sangre desde hacía doce años. Muchos médicos la habían sometido a toda clase de tratamientos, y se había gastado en eso toda su fortuna; pero, en vez de mejorar, se había puesto peor. Oyó hablar de Jesús y, acercándose por detrás, entre la gente, le tocó el manto, pensando que con sólo tocarle el vestido curaría. Inmediatamente se secó la fuente de sus hemorragias, y notó que su cuerpo estaba curado. Jesús, notando que había salido fuerza de él, se volvió en seguida, en medio de la gente, preguntando: "¿Quién me ha tocado el manto?" Los discípulos le contestaron: "Ves como te apretuja la gente y preguntas "¿Quién me ha tocado?"" Él seguía mirando alrededor, para ver quién había sido. La mujer se acercó asustada y temblorosa, al comprender lo que había pasado, se le echó a los pies y le confesó todo. Él le dijo: "Hija, tu fe te ha curado. Vete en paz y con salud."
Todavía estaba hablando, cuando] llegaron de casa del jefe de la sinagoga para decirle: "Tu hija se ha muerto. ¿Para qué molestar más al maestro?" Jesús alcanzó a oír lo que hablaban y le dijo al jefe de la sinagoga: "No temas; basta que tengas fe." No permitió que lo acompañara nadie, más que Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago. Llegaron a casa del jefe de la sinagoga y encontró el alboroto de los que lloraban y se lamentaban a gritos. Entró y les dijo: "¿Qué estrépito y qué lloros son éstos? La niña no está muerta, está dormida." Se reían de él. Pero él los echó fuera a todos y, con el padre y la madre de la niña y sus acompañantes, entró donde estaba la niña, la cogió de la mano y dijo: "Talitha qumi" (que significa: "Contigo hablo, niña, levántate"). La niña se puso en pie inmediatamente y echó a andar; tenía doce años. Y se quedaron viendo visiones. Les insistió en que nadie se enterase; y les dijo que dieran de comer a la niña.

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)


En este texto se narran dos historias. La segunda (que aquí no comentamos) interrumpe la primera en el versículo 24, mientras Jesús camina hacia la casa de Jairo. Sorprende que el jefe de la sinagoga local acuda intencionadamente a donde se encuentra Jesús, fuera del ciudad, cuando los fariseos hace dos capítulos que intentan matarlo (ver 3, 6) tras la curación acaecida precisamente en esa sinagoga. Éste le pide a Jesús que "salve" ("cure" traduce la versión litúrgica) a su hija. El término "salvar" solo ha salido una vez antes en este evangelio, precisamente en la curación mencionada de la sinagoga (3,4) en un clima de enfrentamiento.
El relato se retoma en el versículo 35. La interrupción ha dado lugar a la muerte de la niña, y los de la sinagoga opinan que eso ya supera la capacidad de Jesús, al que califican extrañamente de "maestro".
En presencia de "los tres" íntimos, Jesús resucita a la joven tomándola de la mano para levantarla, como a la suegra de Pedro (1,31), y hablándole en arameo con autoridad.
Termina con el llamado secreto mesiánico


PARA VER
(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)



COMENTARIOS DE SEGLARES

DESDE LAS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS
(Matrimonio, con hijos, ella trabaja, él perdió su empresa, pertenecen a grupo cristiano)


“No temas, basta que tengas fe”. Pero no nos terminamos de creer que la fe en Jesús es suficiente, nos agobia el temor a un futuro incierto, no es inconsciente decir tengo fe y no temo, es confiar en Dios, cuando se pierde todo por lo que has trabajado durante toda tu vida te sientes vacío y aparecen los temores, si no te apoyas en la fe te vas hundiendo, pierdes la confianza en ti mismo, en encontrar un nuevo trabajo, en volver a ser el que eras, en estos momentos de crisis es cuando más tenemos que tener fe. No tendría que decirnos “contigo hablo”, es que nos tiene que llamar la atención para que nos fijemos en él, a pesar de estar siempre a nuestro lado, no nos damos cuenta.

DESDE EL TESTIMONIO DE UN RESPONSABLE DE MOVIMIENTO ECLESIAL
(hombre, casado, trabajan ambos, tres hijos, responsable mundial del Movimiento de Seglares Claretianos)


Hace más de 15 años, una seglar claretiana tuvo un sueño: una iniciativa misionera en uno de los lugares más pobres de la tierra. Durante 15 años ese sueño reposó y maduró. ¿Muerto? No, dormido. Durante todo ese tiempo aquella seglar no se dejó vencer por el desaliento o el desánimo. Porque cuando las cosas son de Dios, Él se ocupa de poner lo necesario para que el milagro se produzca. Sólo hace falta una cosa: tener fe. Y ella la tuvo. Durante 15 largos años. Ahora aquel sueño, con la ayuda de otros claretianos, seglares y religiosos, es una realidad. Una hermosa experiencia misionera que varios jóvenes realizan durante algunos meses. No tienen grandes medios, y las dificultades son muchas. Pero, ¿acaso importa eso cuando es el Maestro quien va delante?

PARA REZAR
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)


Dios Padre Bueno y Misericordioso
te damos Gracias por el don de la vida
y por el don de la fe que Tú nos regalas.
Te damos Gracias porque eres Dios de la Vida
y dador de la auténtica Vida que nos hace felices.
Tú nos recuerdas hoy que el poder de la fe
y que la confianza en Ti, Dios nuestro,
logran manifestar el inmenso poder de tu Amor
en los hechos cotidianos de nuestra vida diaria.
Te damos Gracias, Dios Padre Bueno,
porque Tú sanas y salvas a quien acoge la fe,
y nos enseñas a ayudar a toda persona que sufre
y a ser portadores de vida y esperanza en el mundo,
luchando contra la actual cultura de muerte y sufrimiento.
¡No hay situación desesperada para quien confía en Ti!
Te damos Gracias, Dios Padre Bueno, por la Iglesia
y por la comunidad a la que hemos sido llamados por Ti,
porque gracias a la fe de cada uno de nuestros hermanos,
Tú sostienes nuestra propia fe y la fortaleces cada día.
Gracias, Dios Padre Bueno, porque hoy Tú nos invitas
a “levantarnos” y a poner en práctica tu Palabra de Vida.
Ten Misericordia de nosotros y no permitas nunca
que nuestra comodidad ni nuestro egoísmo acallen tu Voz.
No permitas que nada ni nadie debiliten la fe que Tú nos das
y no nos dejes caer en la tentación el pesimismo o desánimo.
Ayúdanos, Padre Bueno y Misericordioso, a luchar cada día
contra las fuerzas del mal en nuestra sociedad, con las armas
de la fe que Tú nos regalas, y con la Fuerza de tu Amor.  Amén

PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, 2 hijos, él trabaja, pertenecen a comunidad cristiana y movimiento seglar)


Para hacer vida el Evangelio de esta semana, tal vez debemos intentar con más empeño, no cerrar los ojos ante las “enfermedades” y “muertes” de los que nos rodean, de la sociedad en la que vivimos. Hemos de tener los ojos bien abiertos, para captar los dolores, angustias y sufrimientos de los otros. Hemos de tener la disposición para actuar haciendo el bien, con todo lo que esté a nuestro alcance, pero depositando nuestra fe más absoluta en Dios, sabiendo que debemos abandonarnos a Él, para que a través de nosotros se manifiesten sus obras.
Os sugerimos por otro lado intentar limpiar de “males nuestra alma”. Busquemos algún momento a solas, para sacar a la luz todo lo que nos hace mal, lo que nos hace no tener paz, lo que nos lleva a estar “enfermos”, lo que nos lleva a no tener vida….  Procuremos darle respuesta desde el ejemplo de vida de Jesús, desde su modo de proceder, desde su fe inquebrantable y su abandono en las manos del Padre.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.