icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar del Domingo Domingo 2 de Enero 2011

Laiconet -

EL EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Juan 1, 1-18

La Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros

En el principio ya existía la Palabra,
y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios.
La Palabra en el principio estaba junto a Dios.
Por medio de la Palabra se hizo todo,
y sin ella no se hizo nada de lo que se ha hecho.
En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres.
La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió.
Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan:
éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz,
para que por él todos vinieran a la fe.
No era él la luz, sino testigo de la luz.
La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre.
Al mundo vino, y en el mundo estaba;
el mundo se hizo por medio de ella, y el mundo no la conoció.
Vino a su casa, y los suyos no la recibieron.
Pero a cuantos la recibieron, les da poder para ser hijos de Dios,
si creen en su nombre.
Estos no han nacido de sangre, ni de amor carnal,
ni de amor humano, sino de Dios.
Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros,
y hemos contemplado su gloria:
gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad.
Juan da testimonio de él y grita diciendo:
«Éste es de quien dije:
"El que viene detrás de mí pasa delante de mí,
porque existía antes que yo."»
Pues de su plenitud todos hemos recibido, gracia tras gracia.
Porque la ley se dio por medio de Moisés,
la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.
A Dios nadie lo ha visto jamás:
Dios Hijo único, que está en el seno del Padre,
es quien lo ha dado a conocer.

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

Este complejo texto sintetiza el evangelio de Juan.
Dibuja la existencia del Hijo de Dios desde antes de la Creación hasta su presencia en la comunidad que escribe en evangelio.
En la celebración de Navidad nos interesa particularmente los versículos centrales, del 11 al 14a, que aluden a su Encarnación: "Vino a su casa", "la Palabra se hizo hombre".
El verso 17 nos da el nombre de ese "hombre": Jesús.
Se resalta el efecto de acoger a esta "Palabra encarnada": quien acepta a Jesús como Hijo de Dios nace de Dios y se hace "hijo de Dios"

PARA VER
(Autorizado por el autor, Pachi en www.diocesismalaga.es)


COMENTARIOS DE SEGLARES
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA SOCIO-ECONOMÍA
(hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

"La luz brilla en la tiniebla" aunque muchos que vivimos entre tinieblas no somos capaces de reconocer y recibir la luz. Y sin embargo esa Luz-Palabra-Jesús que nos propone Juan esta llena de vida plena. Esta Palabra, que sigue viniendo al mundo día a día, que se hace carne en tantos hermanos, nos reclama que la recibamos y acojamos. En unos tiempos donde los poderes político-económicos se empeñan en seguir exprimiendo a los de abajo (recortes en pensiones y prestaciones sociales, casi nula subida del sueldo mínimo interprofesional, desempleo, olvido de los países más empobrecidos, etc), es más necesario que nunca que los seguidores de la "Luz" demos testimonio, que vivamos estilos de vida "plena", no basados en tener o consumir, sino en compartir, amar y transformar (a nosotros y al mundo), en poner toda nuestra vida, tiempo, recursos, habilidades, trabajo. ocio, etc., al servicio del Reino. Que Dios nos permita orientar este nuevo año según las claves del evangelio.


DESDE LOS ABUELOS
(matrimonio, jubilados, ocho nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)

San Juan escribe para dar testimonio de lo que ha visto y oído y nos dice tres cosas sobre la persona de Jesús:
-Existe desde antes de todo principio.
-Pertenece al mundo de Dios; tiene origen Divino.
-Es Dios.
Jesús, como revelación de Dios en la historia, está unido al Padre y Al Espíritu, con quienes existe desde siempre, anteriormente a todos los seres creados y sin las limitaciones de estos.
De Jesús de Nazaret Juan afirma que tiene la existencia arraigada en la intimidad del Padre y procede de El. Juan confiesa de este hombre, Jesús, que es Dios. Jesús y el Padre son uno, Jesús es la Palabra eterna de Dios. La palabra es fuente de Vida y Amor; recorrió un largo proceso en su acercamiento a los hombres. La Palabra es Luz, “La Luz brilla en la tiniebla”, nos dice San Juan, “y la tiniebla no la recibió”, “Vino a su casa, visitó a un pueblo preparado durante siglos de revelación progresiva, pero no la recibieron”.
Jesús de Nazaret tiene rostro humano. Es una realidad cercana a nosotros. Ha puesto su tienda entre nosotros. Ahora, como antes, te rechazamos con frecuencia. ¿Qué mal nos has hecho?. Perdona nuestra ingratitud, quieres habitar entre nosotros, nos traes la gracia y la VERDAD.
Te pedimos, Jesús, por nuestros nietos, a los que todos los días te confiamos, también por todos los niños y jóvenes, para que tengan siempre abierto su corazón a Tu llamada y te den las gracias por ser hijos tuyos. Ayúdanos a todos los mayores a darles ejemplo con nuestras obras, te busquen, te encuentren y se queden contigo.


POR UN AMA DE CASA
(mujer, casada, con cinco hijos, pertenece a comunidad cristiana de matrimonios) 

En este nuevo año que comienza que nuestros propósitos sean luz. Luz que señale el camino y ayude a caminar a los que nos encontremos. Luz que caliente a los que estamos fríos por falta de oración y encuentro con la Palabra. Luz que ilumine nuestro ser testimonios de Jesús resucitado en nuestros trabajos, ya sean más o menos importantes, más o menos agradecidos y remunerados. Luz que haga nuestro hogar acogedor cuando volvemos a casa. Luz que encienda el fuego en nuestro corazón y dé vida. Luz que nos transforme en hijos de Dios. Luz que de alegría a nuestra vida porque la LUZ acampa entre nosotros.

DESDE LAS PERSONAS SIN HOGAR
(hombre, casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)

¿No les ha ocurrido alguna vez lo siguiente? Has quedado con una persona de tu confianza para contarle un problema o vivencia que lleva tiempo acaparando gran parte de tus preocupaciones. Sin embargo, por el motivo que sea, las respuestas que te va dando a lo largo de la conversación te dan a entender que, por mucho que le trates de explicar, no llega a comprender el alcance de aquello que intentas transmitirle. ¿No estará sintiendo algo parecido Dios cada vez que celebramos la Navidad? ¿Realmente le estamos dando la importancia que merece a las primeras frases del evangelio de Juan? A mí, particularmente, me abruma todo lo que nos dice, y creo que para no complicarme la vida, prefiero quedarme con el relato de los pastores y el pesebre, que a pesar de transmitir lo mismo, está tan secularizado, que me posibilita no ir a lo profundo del mensaje y mantenerme en una posición más cómoda. Haciendo un ejercicio de autocrítica, debo reconocer que mi voluntariado peca en muchas ocasiones de esa falta de profundidad a la que aludo, pues, si algo caracteriza el mensaje de Jesús, es que pone a la persona por encima de todo. Y lo que entiendo por ir a lo más profundo de la persona, es que debo involucrarme en la vida del otro, lo que no debe confundirse con el asistencialismo, pues aunque necesario, no transforma, ni al destinatario de la acción, ni al que presta la ayuda.

PARA REZAR
(hombre, casado, trabaja, con tres hijos, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

No recibida

(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

¡Señor y Dios nuestro, Tú eres la Luz del mundo!
Tú, Dios nuestro, eres la Luz verdadera
que ilumina nuestra vida y nuestro corazón.
Te damos Gracias, Dios Padre Bueno,
porque has querido venir al mundo con nosotros
y nos has dado la capacidad de poder reconocerte.
Te damos Gracias, Señor y Dios nuestro,
porque cuando las tinieblas nos envuelve
y la oscuridad y el miedo nos amenaza,
Tú, Señor, eres nuestra Luz que nos ilumina,
y siempre nos guías y acompaña en nuestra vida.
Te pedimos, Dios Misericordioso, que nos guíe y alientes
para que nosotros podamos también ser luz para otros
y ayudemos a otras personas a que puedan reconocerte,
también, en su corazón y puedan encontrarse contigo,
ya que sólo Tú, Dios nuestro, das sentido a nuestra vida.
Señor, haz que tu Palabra de Vida ilumine nuestros corazones
para que nosotros podamos también llevarla al mundo
y que todas las personas puedan recibirte, conocerte,
acogerte y amarte en su interior a través de tu Palabra,
y que así, todos juntos, podamos sentirnos hijos tuyos
para que la Voz de tu Palabra guíe siempre nuestros pasos,
y nos enseñe a cumplir tu Voluntad cada día.  Amén.


PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

La Palabra. ¡Cuántas veces hablamos de Ella! Qué fácil es decir, pero que complicado se hace a veces el obrar. Y esto aún sabiendo que en la Palabra hay vida, que es la luz verdadera que alumbra a todo hombre. Luz que brilla en nuestra tiniebla.
La Palabra se hace carne y acampa entre nosotros. Viene a casa y los suyos hemos de recibirla. Contemplaremos su gloria.
Te invitamos a que durante este tiempo de Navidad, al igual que le das un sitio en tu casa al Belén, se lo des también a la Palabra. Colócala en un lugar visible y preferente. Crea el rincón de la Palabra, (acompañándola de alguna vela que siempre permanezca encendida, de algunas flores, de…)
Dedica algún momento del día a orar con la Palabra en familia (TODOS), recordando el misterio que celebramos . Hazlo al menos alguna vez. Emplea especial energía durante este periodo en convertir tu casa en ese “lugar” que acoge al Niño, en ese lugar que acoge a la Palabra que se hizo vida, en ese lugar que acoge a Dios. Seguro que así la Navidad real entrará en tu casa, os alejará del “montaje” de la calle y contemplareis la gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 1 comentario

Comentarios

rosita27 rosita27
el 3/1/11
Solo con la luz del Espiritu Santo podemos dejarnos guiar por la palabra de Dios, que nos ilumina y nos ayuda a ser mas solidarios con los que no tienen nada, algunos que sufren por la violencia social y fam. viviendo en soledad. Gracias que Dios los bendiga, y les deseo un feliz año 2011 lleno de bendiciones y paz.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.