icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio DOMINGO 21 de Diciembre de 2008 - IV DE ADVIENTO (CICLO B)

Coordinadora de Evangelio Seglar - www.laiconet.es -
Lee el Evangelio de este domingo
Elige el comentario que quieres leer: Matrimonio y familia, Educación de los hijos,Trabajo, Enfermedad, Social.
Reza con esta Oración a propósito del Evangelio.

EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Lucas 1,26-38
En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María. El ángel, entrando en su presencia, dijo: "Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo." Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél. El ángel le dijo: "No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le podrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin." Y María dijo al ángel: "¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?"
El ángel le contestó: "El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible." María contestó: "Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra." Y la dejó el ángel.

Palabra del Señor


DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)
En épocas de Navidad, parece que la familia cobra más importancia, sea por lo que sea, quizás por la falta de alguien, quizás porque sea la única época del año en donde se reúnen todos. Nosotros solemos, como cualquier familia, organizarnos para compartir “nochesbuenas” y navidades y eucaristías con cada parte de ella. Pero quisiéramos destacar el brindis que en una de estas celebraciones hizo nuestra cuñada: dio las gracias porque año tras año y, a pesar de todo, seguíamos estando juntos y daba gracias a Dios por seguir viviendo y sintiendo que El está junto a nosotros, bendiciéndonos. No son palabras textuales, pero era el sentido de ese brindis. La situación este año no es tan  halagüeña como la del año pasado: tenemos algunos amigos que han tenido una ruptura familiar y en nuestra familia, hay varias personas enfermas,  pero, sin embargo y a pesar de todo, seguimos sintiendo como le dijo el ángel Gabriel a María: “alégrate porque el Señor está contigo”. Y eso es lo que a nosotros nos mantiene unidos y vivos, felices y serenos: el Señor sigue naciendo aquí y ahora, y la sombra del Altísimo nos cubre y nos llena de fe y de consuelo, ante todas las situaciones duras que podamos vivir en el próximo año y sobre todo, lo más maravilloso, para Dios no hay nada imposible y por eso, sabemos que el milagro más hermoso que Dios ha hecho con nuestra familia, es seguir manteniéndola unida, seguir bendiciéndola, pase lo que pase sabemos que Dios está con nosotros. Feliz presencia del Señor en medio de todas las familias. 

DESDE LA ENFERMEDAD
(mujer,casada,con dos hijas, de baja laboral, enferma de cáncer)
No hay mujer más digna de admiración que María. María encarna mejor que nadie la Esperanza de lo que vendrá. Ella acepta con toda humildad las palabras del Angel y nos conmueve con su fe ciega en el Padre..
¡Qué dificil nos resulta, tantas veces, aceptar la voluntad del Padre! Siempre que no coincide con nuestros deseos. Nos rebelamos contra el mundo, contra lo que nos rodea. Todo nos parece injusto. Nos sentimos infelices, desprotegidos,sin razones para seguir viviendo. En esos momentos me paro y pienso : ¡Quién mejor que el padre sabe lo que le conviene a sus hijos! Y es entonces cuando respiro esa paz interior que me relaja, vuelvo a sonreir a la vida. Y es entonces cuando compruebo la felicidad que sintió María aceptando la voluntad del Padre. Es entonces cuando resuenan en mi interior las palabras de María : "Hágase en mí según tu voluntad".

DESDE LO SOCIAL
(hombre, casado, espera tercer hijo, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana
No deja de escandalizar que Dios optará por una mujer joven y pobre para hacerse presente en el mundo. Y nos incomoda, porque nuestra imagen de Dios se parece más al " "Dios Todopoderoso" que a la que nos presenta el evangelio: un Dios que se abaja para hacerse pequeño y pobre. Y, aunque, nos esforcemos en casar nuestra vida de riqueza, seguridades, comodidades con la propuesta de Dios, Dios que nos quiere mucho, nos recuerda que es desde lo marginal y lo último como se cambia el mundo, de abajo a arriba. Así se han producido todos los cambios importantes en la historia. Es la solidaridad entre los últimos y la de todos con ellos lo que construirá un mundo como soñó Dios al "parirse" entre nosotros. Salgan de nuestras vidas las ilusas riquezas, y entre la gracia de la desinstalación y sencillez que nos hace libres y hermanos. Algo así debe ser la Navidad.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)
Quizás lo que más nos llama la atención de este Evangelio es que María se fía por completo en el Señor, pues ella tenía todas las de perder en sus circunstancias (en su sociedad, mujer y soltera, y embarazada).
¡Qué importante es educar en la confianza! Si nuestros hijos ven que hay unas pautas que seguir y respetar; que hay objetivos que alcanzan y que ante los fracasos hay que levantarse; que ellos por sí mismos son importantes y les dejamos tomar decisiones;  que nos cuentan sus pequeños secretos y que la riqueza es que todos somos diferentes; que les dedicamos tiempo y lo compartimos también con otros; que cuando rezamos Papá Dios nos escucha y nos responde; veremos cómo crecen su autoestima y su confianza en los demás.
Tener a María como guía es de los mejores regalos que podemos recibir en estas fechas.

DESDE EL TRABAJO
(matrimonio, con dos hijas, ambos  empleados de empresa;  pertenecen a comunidad cristiana)
Para Dios no hay nada imposible y, como con Isabel, en nosotros ha repetido el milagro de darnos dos hijas cuando parecía algo casi imposible, y por si no estuviera clara la mano de Dios ahí, hemos ido viendo cómo, poco a poco, nos ha ido ayudando a salvar los obstáculos que en los trabajos nos iban surgiendo para que hoy podamos cuidar y disfrutar de nuestras hijas, prestándoles toda nuestra atención. Y es que, aunque haya intención de compatibilizar la vida laboral y la familiar, no es algo que resulte fácil y la empresa habitualmente prioriza más los asuntos laborales.
Gracias Señor.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.