icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio domingo 15 de febrero de 2009

Coordinadora de Evangelio Seglar - www.laiconet.es -
Lee el Evangelio de este domingo
Elige el comentario que quieres leer: Matrimonio y familia, Educación de los hijos, Tercer mundo, Social,
Reza con esta Oración a propósito del Evangelio.

+ EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Marcos 1,40-45
En aquel tiempo, se acercó a Jesús un leproso, suplicándole de rodillas: "Si quieres, puedes limpiarme." Sintiendo lástima, extendió la mano y lo tocó, diciendo: "Quiero: queda limpio." La lepra se le quitó inmediatamente, y quedó limpio. Él lo despidió, encargándole severamente: "No se lo digas a nadie; pero, para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés." Pero, cuando se fue, empezó a divulgar el hecho con grandes ponderaciones, de modo que Jesús ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo; se quedaba fuera, en descampado; y aun así acudían a él de todas partes.

Palabra del Señor

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)
Hay que ver el poder salvador que tiene tocar a las personas. Cuando nos llenamos de palabras, pero no le damos ningún sentido porque nuestra vida es diametralmente distinta a lo que decimos, lo maravilloso es dejarlas atrás y de verdad, tocar… hacer, acariciar, extender manos. En una pareja, sobran muchas veces las palabras. Acercarte al otro, por enfermo que esté, por dolorido, por enfadado, por herido, aunque no hable, sabes que lo que necesita es que extiendas tus manos sobre él o ella y lo toques, lo abraces. Uno no sabe la fuerza reparadora, la fuerza limpiadora, la fuerza renovadora, restauradora que tiene una simple mirada, un “agarrar la mano”, un “tocar”, sentirse cerca, acompañado, curado por aquel o aquella que tiene a su lado y que lo ama. Jesús lo deja muy claro, toca y se deja tocar, sobre todo por aquellos que nadie toca. 

DESDE EL TERCER MUNDO
(matrimonio con un hijo, voluntarios de ONG en país musulmán, trabajan en la misión, pertenecen a comunidad cristiana)
En todos los contextos hay excluidos y para los que trabajamos por y con ellos el acercamiento es parte del trabajo, pero Jesús nos pide que nos acerquemos a ellos con una actitud diferente, rompiendo la norma, lo establecido, los programas si es preciso, ya que las personas están por encima de los proyectos. Y que a su vez sirvamos de ejemplo a muchos otros que trabajan en el mismo campo, los vecinos y a toda la sociedad en general, haciendo una invitación con nuestro testimonio a esa apertura al otro (al necesitado), al que pide (con palabras, gestos, miradas…) ofreciéndole algo más que lo material, ir a las necesidades del corazón.

DESDE LO SOCIAL
(hombre, casado, espera tercer hijo, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)
Jesús sabía que si la gente se enteraba de que había tocado a un leproso (aunque fuera para sanarlo) sería considerado "impuro" y por tanto "ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo", pues los impuros de la época debían mantenerse apartados, a las afueras de las poblaciones. Pasó a ser un excluido más de su tiempo, por mostrar que el amor de Dios es incluyente.
Hoy día, cuando hay cada vez más excluidos por la crisis económica, pero sobretodo por la crisis alimentaria que condena a morir de hambre a millones, tendemos a hacer lo mismo: apartarlos de nuestra vista (medios de comunicación) y no valorar ni hablar del trabajo de bastantes que, con ellos, luchan por que cambie su vida y nuestro mundo.
Que Jesús nos "limpie" de nuestra indiferencia, comodidad o derrotismo para volcarnos a "sanar" al prójimo. 

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)
Tener casos cercanos de algún tipo de exclusión siempre te sensibiliza más. Hoy en día la marginación no es la lepra, pero sí lo es ser inmigrante, alcohólico, drogadicto, parado, “analfabeto informático”, loco…Tenemos un hijo con discapacidad intelectual, y aunque hoy en día son socialmente más aceptados, sí que sufres ante las posibilidades de formación, de amistades, de ocio y futuro profesional que tiene el colectivo de discapacitados, porque son sensiblemente inferiores a las personas que consideramos “normales”. Por otro lado, esto nos ha hecho estar más concienciados, tanto a sus hermanos como a nosotros, ante cualquier hecho o persona excluida. Lo notamos cuando se acercan a los más alejados de su clase, o ayudan al que tiene dificultades, cuando saludan al vecino con enfermedad psíquica, cuando enseguida quieren colaborar con las campañas de sensibilización, y abren la hucha o se quedan sin sus golosinas de los domingos, cuando juegan con la señora que pide en la puerta de la Iglesia…A veces sólo es necesario lo que hace Jesús: compadecerse, extender la mano y tocar. Nosotros no vamos a curar como Él, pero esos gestos le van a decir, sé que existes, te escucho.


PARA REZAR
(hombre, casado, trabaja, con dos hijos)
Que te ruegue con la necesidad de un leproso,
porque en el dolor sólo Tú eres verdadero consuelo.
Que te acerques a mí Padre,
porque tu cercanía es la única que quiebra de veras la soledad.
Que me toque tu mano,
porque sólo tu contacto es capaz de encender intensamente mi alma y mi corazón...
Que me mueva, Padre, el afán de encontrarte.
Que tenga siempre, Señor, confianza para pedirte.
Que sea sensible para sentir que me tocas, que estás cerca...
Y lleno de tu Amor, que rebose en mí tu Mensaje...
Y que haga vida tu Palabra al acercarme, buscar, y abrazar al que lo pide, al que lo necesita...
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.