icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Domingo 11 de Enero de 2009

Coordinadora de Evangelio Seglar - www.laiconet.es -
Lee el Evangelio de este domingo
Elige el comentario que quieres leer: Matrimonio y familia, Tercer mundo, Enfermedad, Sindical, Educación de los hijos, Márgenes de la Justicia, Política, Inmigración, Ciencia, Social.

EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san  Marcos 1,7-11
En aquel tiempo, proclamaba Juan: "Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco agacharme para desatarle las sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo." Por entonces llegó Jesús desde Nazaret de Galilea a que Juan lo bautizara en el Jordán. Apenas salió del agua, vio rasgarse el cielo y al Espíritu bajar hacia él como una paloma. Se oyó una voz del cielo: "Tú eres mi Hijo amado, mi predilecto."

Palabra del Señor

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)
Siempre nos hemos preguntado si somos “Juanes bautistas” para alguien. Si lo somos para nuestros hijos o para nuestras familias. Si nuestro matrimonio anuncia que detrás de nosotros siempre está Dios, detrás de nuestro amor está El, detrás de nuestra vida siempre llega Jesús. Recordamos los “juanes bautistas” de nuestra vida, personal y familiar, aquéllos que nos enseñaron como pareja a amar a Jesús, a seguirle, a esperarle y recordamos algunos nombres y apellidos. Ojalá, siempre tengamos presente, que nosotros no somos los importantes, sino que está  El; para que nuestra unión no se base en el agua, veces cristalina y limpia, veces turbia y revuelta, pero siempre voluble e inconstante; sino que nuestro amor esté sellado por el fuego del Espíritu Santo.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)
Es el propio Dios quien nos presenta a su Hijo cuando es bautizado en el Jordán. Es una legitimación realizada desde lo más alto que le reconoce como aquél a quien se debe escuchar.
Jesús ha estado presente en la vida de los niños en estas fechas entrañables. Primero con su nacimiento, que lo hemos evocado con distintas manifestaciones, como haciendo el Portal de Belén en casa o cantando villancicos por las calles con Sembradores de Estrellas, implicándolos en las campañas de Cáritas o celebrando la Nochebuena y la Navidad en la familia extensa, y para acabar estas Fiestas, con la venida de los Reyes Magos, en la que, al margen del materialismo, se nos recuerda que Jesús, incluso siendo niño, es el auténtico Rey al que podemos adorar sin temor de ser defraudados. Claro que es un trabajo difícil el nuestro, como educadores, de separar el grano de la paja: enseñarles que lo importante es el amor de Dios, y no lo que hayamos recibido y gastado. El mejor presente es el que nos hace Dios al darnos a Jesús. “Tú eres mi hijo amado, mi predilecto”. Nos lo demuestra en su bautismo, con toda su importancia: Es el comienzo de su vida pública.

DESDE LOS ABUELOS
(Matrimonio, jubilados, ocho nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)
Juan es claro y desecha todo protagonismo: Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco desatarle las sandalias, yo bautizo con agua y él lo hará con Espíritu. ¡Qué ejemplo para los que hemos recibido el Espíritu a través del bautismo!. Tenemos la obligación de transmitirlo a los demás sin afán de protagonismo, pues Dios es quien hará germinar y dar frutos su palabra, nosotros somos unos meros transmisores, todo el mérito es de su hijo, la Palabra hecha carne. Con su llegada los cielos se abren, tras haber estado cerrados desde la expulsión del Paraíso. El simbolismo es precioso: con Él llega el anuncio de nuestra redención. ¡Es el Dios que nos salva!. Nosotros procuramos inculcar a nuestros nietos, poco a poco, la grandeza de este Dios que nos ampara y que a través de Jesús se reconcilia con la humanidad pecadora.

DESDE LA CIENCIA
(matrimonio,trabajan ambos, pertenecen a grupo cristiano)
Juan reconoce sus límites…y esto lo hace grande. La ciencia y la tecnología, por supuesto, también los tienen. Sería vana ilusión esperar que la ciencia lo pueda explicar todo y menos aún, que lo pueda solucionar todo. Sí que es verdad que avanza día a día, ahora a mucha mayor velocidad que hace, por ejemplo dos siglos. Explica y predice cada vez más fenómenos y ofrece soluciones y posibilidades hace un tiempo inimaginables para el hombre.
Y las Iglesias y la religión, por el contrario parece que ven disminuidos su influencia en el mundo de hoy. Esto que a los cristianos nos pudiera parecer terrible también ha tenido su lado bueno, al igual que fue bueno que Juan “achicara” en cierto momento. Por ejemplo, cuando a principios del siglo XX en España, ante una epidemia de gripe mortífera, desde la Iglesia, la solución que se propuso es convocar a multitudinarias misas y oraciones como expiación de los pecados que lo que hicieron es propagar aun más el virus asesino. Sin menoscabar el poder de la oración, a nuestros ojos de hoy, resulta una solución totalmente inadecuada.
Nos hace falta mucha reflexión, mucho discernimiento, para que vivamos la esencia del mensaje evangélico, de la fe, sin renunciar a lo que de bueno nos ofrece la ciencia y la modernidad. Y esto a pesar de que la ciencia y la modernidad han podido ir en contra, incluso han intentado destruir mucho de lo que acompaña a la fe, a la religión.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.