icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio del domingo 5 de julio.

Coordinadora de Evangelio Seglar -
Lee el Evangelio de este domingo
Elige el comentario que quieres leer:  Educación de los hijos, Trabajo,Tercer mundoSocial,
Reza con esta Oración a propósito del Evangelio.

EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Marcos 6,1-6

En aquel tiempo, fue Jesús a su pueblo en compañía de sus discípulos. Cuando llegó el sábado, empezó a enseñar en la sinagoga; la multitud que lo oía se preguntaba asombrada: "¿De dónde saca todo eso? ¿Qué sabiduría es ésa que le han enseñado? ¿Y esos milagros de sus manos? ¿No es éste el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago y José y Judas y Simón? Y sus hermanas ¿no viven con nosotros aquí?" Y esto les resultaba escandaloso. Jesús les decía: "No desprecian a un profeta más que en su tierra, entre sus parientes y en su casa." No pudo hacer allí ningún milagro, sólo curó algunos enfermos imponiéndoles las manos. Y se extrañó de su falta de fe. Y recorría los pueblos de alrededor enseñando.

Palabra del Señor


DESDE EL TERCER MUNDO
(matrimonio con un hijo, voluntarios de ONG en país musulmán, trabajan en la misión, pertenecen a comunidad cristiana)
Todos somos profetas y todos tenemos profetas a nuestro lado. Es fácil hacerse pasar por profeta en otra tierra cuando uno viene del “primer mundo”. Todo el mundo te escucha y está receptivo a lo que uno diga. Lo difícil es ser uno más entre ellos, acompañarlos en sus penurias y problemas como hizo Jesús. Es fácil también hacer juicios y no escuchar a los que ven las cosas de otra forma; debemos estar receptivos y alerta a lo que dicen los de nuestro alrededor, y mostrarles que valoramos lo que opinan y dicen.


DESDE LO SOCIAL
(hombre, casado, espera tercer hijo, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana
Ojalá fueramos algo parecido a un profeta que anuncia el Reino, denuncia lo que no está acorde con él y vive en consecuencia. Vivir y actuar según el evangelio transgrede muchas reglas sociales y religiosas y hace que los que están a nuestro alrededor se escandalicen o simplemente nos menosprecien (como le ocurría a Jesús en su tierra). Creo que no abundan los cristianos que, a la manera de Jesús, denuncian la realidad de exclusión y la quiebra permanente de este mundo que separa cada día más a empobrecidos y enriquecidos. Pidamosle al Padre que nos dé la dicha de parir una Iglesia donde  haya profetas que denuncian y viven en la radicalidad evangélica, personas de a pie, como nosotros, que, invadidos por su Amor, no pueden callarse ante el sufrimiento de tantos y actuan de palabra y obra para erradicarlo. 
DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)
Cuando hacemos las cosas durante mucho tiempo se suelen convertir en algo mecánico: bendecir la mesa, rezar las oraciones de la noche con los niños, asistir a misa, e incluso comulgar. Y aunque si es verdad que la rutina nos ayuda a llevar una vida más ordenada, a organizarnos mejor, a aprovechar mejor el tiempo escaso, en estos casos nos olvidamos de la novedad y lo extraordinario que supone hablar con Jesús y estar con Él.
Nuestro hijo de siete años ha podido vivir este año la experiencia del Oratorio con niños pequeños, que él llama Encuentro con Jesús y que esperaba con mucha ilusión. A medida que ha ido avanzando en sus “Encuentros” los padres nos dábamos cuenta de cómo también avanzaba la relación con Jesús y cómo era más su Amigo. Ojalá en nuestros encuentros de cada día tengamos la Fe de estos pequeños.

DESDE EL TRABAJO
(matrimonio, ambos  empleados de empresa;  pertenecen a comunidad cristiana)
"No desprecian a un profeta más que en su tierra, entre sus parientes y en su casa."
Se reconocen a muchos profetas en la historia, y seguro que los ha habido y los hay actualmente que no son reconocidos. Son personas corrientes por los que Dios nos habla.
Pienso que en mi trabajo los hay, incluso sin ser cristianos. Son personas que por lo que dicen y por lo que hacen se ve el mensaje de Dios, trabajan por los demás sin esperar nada a cambio, y de hecho son profetas en su tierra porque como mucho lo que reciben son críticas. Es duro trabajar para tus compañeros y encima recibir malas palabras, que Dios les guarde.

PARA REZAR
(hombre, casado, trabaja, con un hijo)

Que no me falte la fe, Padre...
Que no me desanimen las dificultades del camino...
Que me aferre a tu presencia ante las incomprensiones, la indiferencia...
Que no me aparte de la misión de seguirte, del sentimiento de responder a tu llamada...
Que en las experiencias de soledad, de fracaso, de dudas, me sostenga tu Palabra y me abandone a la Fuerza de tu Espíritu.
Que no me resigne ante el rechazo, y que confíe en el valor de perseverar en el testimonio de tu mensaje...
Que la Palabra sea mi alimento y la Fe sea la luz de guía de mis pasos...
Y que ni el éxito, ni el fracaso, me alejen de mi necesidad de creer, de esperar en Ti...
Que cada acontecimiento, bueno o malo, me sirva para buscarte de un modo especial y para descubrir que siempre acompañas mi camino.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.