icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio del domingo 24 de Enero, III del tiempo ordinario

Coordinadora de Evangelio Seglar -

Lectura del santo evangelio según san Lucas 1, 1-4; 4, 14-21

    En aquel tiempo, Jesús volvió a Galilea con la fuerza del Espíritu; y su fama se extendió por toda la comarca. Enseñaba en las sinagogas y todos lo alababan.
Fue a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga, como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el libro del profeta Isaías y, desenrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido.
Me ha enviado para anunciar el Evangelio a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, y a los ciegos la vista.
Para dar libertad a los oprimidos; para anunciar el año de gracia del Señor.”
Y, enrollando el libro, lo devolvió al que le ayudaba y se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en él. Y él se puso a decirles: “Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír.”

Palabra del Señor

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

La lectura une dos pasajes de Lucas:
1, 1-4 es el comienzo del evangelio y declara su propósito: fortalecer la fe de quien ya cree en Jesucristo, presentando una narración de su vida tras consultar a testigos y contrastar las fuentes. Nos hace saber que ya circulan otros "evangelios" en esa época.
4, 14-21 es el principio de la actividad pública de Jesús, tras su bautismo.
Una primera parte es un sumario. Dice que Jesús tenía fama, cualidad que era importante entonces para considerar a alguien. A nosotros nos interesa que Jesús se movía a impulsos del Espíritu, que descendió sobre él en su bautismo.
La segunda parte muestra a Jesús en la sinagoga de su pueblo donde proclama un texto de Isaías 61, 1-2 con un añadido de 58,6. El evangelista presenta a Jesús como un judío piadoso (era "su costumbre" "los sábados" participar en esta oración). Por su parte, Jesús dice que la profecía se cumple en él, pues "el Espíritu del Señor está sobre" él. Él da comienzo a un "año jubilar" decretado en el Deuteronomio, a celebrar cada 49 años, donde todas las deudas eran perdonadas.
La lectura dominical se interrumpe antes de darnos a conocer las reacciones de sus paisanos.

PARA VER
(Autorizado por el autor, Pachi en www.diocesismalaga.es)


DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)
Al sentir a nuestra familia, al mirar alrededor de lo nuestro, es decir, de nuestro matrimonio, de nuestros hijos, nuestros hermanos, nuestros padres, incluso nuestra comunidad, o nuestros amigos, a los que también consideramos familia. ¿Quiénes son los ciegos, los pobres, los cautivos, los oprimidos? ¿A quiénes el Espíritu nos anima a llegar, a anunciar, a liberar, a ver? También entre los que amamos hay dificultades, pero nos cuesta verlos más; o todo lo contrario, nos consideramos unos afortunados, porque amamos y nos aman, porque sentimos que Dios nos bendice con su gracia. Sin embargo, hay ancianos entre nosotros, hay personas dedicadas al cuidado de ellos, que no viven otra vida, sino la de mañana, tarde y noche pendientes de sus enfermos; hay matrimonios rotos, hay enfermedad, hay incredulidad, hay mucho amor, pero también hay dolor. ¿Cómo somos Evangelio entre nuestra familia? Solo hay un camino posible. Jesús mismo. Que el Espíritu de Dios nos de fuerzas para cumplir la Escritura que acabamos de oír.


DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)
Cuando nos sacuden catástrofes, malas noticias que nos superan, nuestros hijos, los de todos, no son ajenas a ellas. Ellos también se preguntan, no tanto el por qué, sino cómo pueden ayudar. “Mucha gente pequeña, haciendo pequeñas cosas, en muchos lugares pequeños, puede cambiar el mundo”. Este proverbio africano nos lo han mandado esta semana desde el colegio de uno de nuestros hijos, como apoyo a la campaña solidaria de estos días. Y tienen razón. Con la fuerza de Jesús, con Fe, podemos ir transformando nuestro alrededor: abriendo las huchas y siendo generosos, participando en la Infancia Misionera y apoyando sus actividades, ocupando parte de nuestro tiempo de ocio en aquello que se necesite y podamos colaborar, siendo austeros en nuestra forma de vivir, rezando mucho desde pequeños. Será nuestra forma de llevar la Buena Noticia a los pobres, liberar a los presos, dar vista a los ciegos, poner en libertad a los oprimidos, de anunciar el año favorable del Señor.


PARA REZAR
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Señor, Dios nuestro, Tú estás al lado de los pobres y de los que sufren,
Tú estás junto a los ciegos, los desvalidos, excluidos y marginados.
Tú eres la esperanza de los más débiles y desamparados
y les devuelves la dignidad que nuestra sociedad les quita cada día
porque Tú amas con un cariño especial, a las personas que más te necesitan.
¡Tu Amor y Misericordia dignifica a cada persona!
¡Haznos, Dios Padre, ser testigos de tu compasión con los que más sufren!
Nosotros necesitamos la Fuerza de tu Espíritu
para hacer posible que la situación de nuestra sociedad mejore
trabajando en la construcción de un mundo más justo.
¡Gracias, Señor Dios nuestro, porque nos sentimos llamados y elegidos por Ti!
Nosotros queremos ser mensajeros de tu Amor
y testigos de esperanza en el mundo a través de nuestra vida cotidiana
en nuestra familia, trabajo, parroquia y entre nuestros vecinos,
para que todas las personas conozcan que en Ti está la libertad y Salvación.
Ayúdanos Tú, Dios Padre Bueno, a tenerte presente cada día en nuestro interior
y a sentirte en nuestro corazón a través de la oración,
para que tu Palabra se haga vida en nosotros.
¡Envíanos Tú a anunciar el Evangelio
para que todas las personas puedan amarte y alabarte!  Amén.


PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
¿Realmente, por las mañanas, antes de salir, nos sentimos ungidos por el Espíritu? Pues lo estamos desde el díaque nos bautizaron. Lo que hace falta es tomar conciencia de que nuestra misión es la misma que tenía Jesús: anunciar el Reino, buscar la justicia,dar luz, libertad y vida a los más desfavorecidos de la tierra. Es imposible no tener en mente la catástrofe de Haití. Nuestra colaboración económica es importante, y desde aquí quería pediros que lo hicierais desde una ONG católica. Esta semana ha salido a la luz el trabajo de la Iglesia en Haití. Llevan los misioneros más de 33 años trabajando allí, con comedores colectivos, hospitales, dedicados a la enseñanza...Me he sentido muy orgulloso de ser hijo de esta madre Iglesia, que a pesar de lo que dicen algunos, se dedica a muchas cosas más que a crear una moral sexual.
Puede ser que en esta semana no podamos hacer nuestra aportación, no importa, más adelante, lo que interesa luego es mantenerse en el día a día, que eso sí lo saben hacer los misioneros. Tengamos una especial sensibilidad esta semana por los más desfavorecidos y confiemos que el Espíritu nos ha ungido para acercarnos a ellos con especial cariño.


PARA CANTAR
(mujer, casada, una hija, trabaja, cantaautora, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)
En estos momentos duros, tras el terremoto de Haití, Jesús se nos presenta como el enviado de Dios para sanar a su pueblo. Hay muchos corazones rotos, y muchos cuerpos destrozados... Las lágrimas que derramamos no sirven para curarles tantas heridas como tienen. Nos queda la confianza en el Señor y nuestras manos para trabajar por ellos.

He escogido esta canción de Fray Nacho, como oración de confianza en el Señor. NADA TE TURBE

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 2 comentarios

Comentarios

BERTA BERTA
el 22/1/10
MARAVILLOSA LA CANCION PARA LA FE DE LAS PESONAS
Me gusta 0
AMIGO AMIGO
el 23/1/10
PACHI, CON HUMILDAD TE DIGO: NO SOMOS TITERES DE DIOS. SOMOS HIJOS LIBRES.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.