icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio del domingo 19 de abril, segundo de Pascua

Coordinadora de Evangelio Seglar -
Lee el Evangelio de este domingo
Elige el comentario que quieres leer:  Educación de los hijos, Abuelos, Trabajo, Enfermedad, Tercer mundo, Social, Ancianidad.
Reza con esta Oración a propósito del Evangelio.

EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Juan 20,19-31
Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: "Paz a vosotros." Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: "Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado así también os envió yo." Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: "Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos."
Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían: "Hemos visto al Señor." Pero él les contestó: "Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo."
A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo: "Paz a vosotros." Luego dijo a Tomás: "Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente." Contestó Tomás: "¡Señor mío y Dios mío!" Jesús le dijo: "¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto."
Muchos otros signos, que no están escritos en este libro, hizo Jesús a la vista de los discípulos. Éstos se han escrito para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre.

Palabra del Señor

DESDE EL TERCER MUNDO
(matrimonio con un hijo, voluntarios de ONG en país musulmán, trabajan en la misión, pertenecen a comunidad cristiana)
Los discípulos al ver a Jesús resucitado entre ellos miraron con más esperanza. Vivirlo en primera persona y tener la experiencia de Jesús resucitado les da la confianza para transmitir el mensaje de Jesús. Nosotros también tenemos que saber ver a Jesús resucitado en la misión, en las tareas que desempeñamos y en las personas con las que nos relacionamos, cuando alguien nos pide ayuda.
También tenemos que tener confianza, como los discípulos, de que Jesús ha resucitado, de creer sin ver, de creer en las personas que nos pone al lado que son capaces de verlo con más claridad y confiar en ellos. Y respetar el proceso de cada uno en la comunidad, que tiene su proceso de ver a Jesús,  pero tenemos que estar ahí para acompañar, sabiendo que el otro es quien tiene que actuar.


DESDE LA ENFERMEDAD
(mujer,casada,con dos hijas, de baja laboral, enferma de cáncer)
Jesús resucitado es Paz, Amor y Perdón.
Experimentamos paz, tranquilidad, porque lo mismo que Él ha vencido a la muerte, así nosotros también aceptaremos que la muerte es el principio de su gloria, y que no hemos de temerla. Es verdad que nuestra condición humana se ata a este mundo material y a todos los lazos creados en esta vida; pero aquellos que en su momento nos emocionamos con sus palabras más humanas_"Dios mio Dios mio porque me has abandonado"_ sentimos ahora la Paz del resucitado y todo su apoyo. En efecto, nunca nos abandona.
Jesús resucitado es Amor. Lleva visible las señales de su sufrimiento, sus manos sus pies, su costado. Nuestro sufrimiento, aceptando la voluntad del Padre, tendrá también una recompensa; y saber llevar nuestras desdichas es proyectar amor a los que nos rodean.
El perdón llega también con el resucitado. Con su muerte hemos sido perdonados y además confía en nosotros para que convenzamos al mundo de que el perdón entre nosotros es la clave para ser portadores de vida.
A lo largo de nuestra vida somos muchas veces Tomás. No creemos que Jesús pueda ser el timón de nuestra existencia. Queremos verlo, tocarlo. Queremos que se abaje a nuestra condición humana. Nuestra Fe tropieza, cae. Nos revelamos contra el proyecto que ha preparado para nosotros. Sólo aquellos que seamos capaces de levantarnos una y otra vez, lograremos una Fe sólida. ¡ Señor mio y Dios mío!

DESDE LOS ABUELOS
(matrimonio, jubilados, ocho nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)
El que padeció crucifixión y muerte está vivo, para siempre, en medio de nosotros. ¡Qué detalle! Muchas veces no somos conscientes de su Resurrección y de lo que eso supone para nuestra creencia y lo aceptamos como una etapa más de la vida terrena de Jesús, cuando es el fundamento de nuestro ser cristianos, pues sin ella, como dice San Pablo, vana sería nuestra fe. Somos más “Semanasanteros” que participantes en la celebración de la Pascua de Resurrección, pues a consecuencia de ésta Dios nos manda su Espíritu para que nos ayude y nos acompañe en todos los momentos de nuestras vidas y seamos sus testigos ante el mundo. Otra gran prueba de su amor.
Nos dices que la fe, don gratuito de Tu misericordia, no debe fundamentarse en la vista sino en la creencia del testimonio y el sentimiento de los que vieron.
Señor que no nos pase como a Tomás. Se mostró soberbio y desconfiado. No creyó hasta que no vio.
Jesús, que por el don gratuito de la fe, entremos en comunión contigo, con el Padre y con el Espíritu.
A tantos jóvenes y niños y niños, especialmente para nuestros nietos, dales el don de la fe, esa fe basada en el testimonio de los que vieron y de las enseñanzas recibidas de sus padres, sacerdotes, catequistas y abuelos. Nos preocupa mucho la falta de fe que vemos a nuestro alrededor, por eso todos los días elevamos nuestra oración al Espíritu Santo para que los ilumine y sigan uno de tus muchos caminos.o recibido.

DESDE LO SOCIAL
(hombre, casado, espera tercer hijo, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

La señal de que Jesús está y se hace presente en nuestras vidas es la Paz y el envio, y la imposición del Espíritu Santo. Por ello cualquier compromiso social que tengamos debe vivirse con Paz y sitiéndonos enviados por Él: es la única forma de no "quemarse", de renovarse continuamente.
Siempre, pero en este tiempo Pascual más que nunca, hay que creer en todo es posible, que "otro mundo es posible" pues el amor todo lo vence, hasta la muerte. Cuando se gasta la vida y se dona la vida por amor, toda utopía se alcanza, todo pueder ser nuevo y pleno.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)
Cuántas veces dudamos en el trabajo, en el trayecto que recorremos en coche a determinados sitios, ante determinados problemas que queremos resolver lo mejor posible. Dudamos muchos días en la forma en que estamos educando a nuestros hijos. Es verdad que no vienen con manual de instrucciones y que cada uno de ellos es único. ¿Lo estaremos haciendo bien? Enseñamos de forma similar a la forma en que nos educaron nuestras familias. Ante nuestras dudas, muchas veces cerramos las puertas a lo que sabemos que nos puede dar luz (te ofrecen una escuela de padres y buscas excusas para no ir, lo que leíste en aquél libro de formación no lo terminas de aplicar). Jesús nos da la Paz, nos da su Fuerza para afrontar nuestras dudas de todo tipo. Y seguro que si educamos a nuestros hijos desde su Amor no fallaremos.

DESDE EL TRABAJO
(matrimonio, dos hijas, ambos  empleados de empresa;  pertenecen a comunidad cristiana)
No sé si es condición humana pero sí que es muy común que no creamos hasta que no lo vemos o no lo vivimos, como Tomás. Nadie experimenta en cabeza ajena, dice un refrán popular.
Aunque todos sabemos cómo anda la situación económica y cómo sube la cifra de parados en nuestro país no vemos el "peligro" hasta que no nos roza. En mi empresa se han producido, por primera vez desde que yo estoy en ella y creo que desde hacía mucho tiempo, alguna baja provocada por la falta de trabajo. Es triste ver cómo compañeros tuyos se quedan sin trabajo y que les haya tocado a ellos simplemente por una cuestión de fechas, porque se les terminaba el contrato. Y es en este momento cuando veo a mis compañeros de alrededor preocupados y viendo cómo peligran los puestos de trabajo.
Que el Señor ayude a los que dirigen las empresas y los que pueden aportar ideas para que nos hermanemos todos y no dejemos a personas pasarlo mal por el trabajo.

DESDE LA ANCIANIDAD
(matrimonio,trabajan en residencia de ancianos, pertenecen a comunidad cristiana)
En un mundo en el que todo es para antes de ayer, en el que cada vez solicitamos más pruebas que, aunque no entendamos, por el mero hecho de que las hagan parece que nos atienden mejor o que los diagnósticos son más creíbles, en un mundo en el que los valores fundamentales se trasladan a las cosas materiales, en una sociedad en la que la VIDA parece que no tiene sentido si no es LA MÍA y si además me lo estoy pasando bien, porque si no, la vida tampoco tiene sentido ¿Cómo no vamos a decirle al Señor que nos enseñe su costado para introducir  nuestra mano?, ¿Cómo no meter el dedo en los huecos que los clavos dejaron en sus manos?. ¿Por qué no hacerle una prueba de ADN?
Señor, creemos en ti, pero necesitamos que aumentes en nosotros la fe. Que el bautismo de la PASCUA sea para todos la llave que abra el candado de nuestros corazones a una verdad que está ahí y que se palpa día a día en la presencia de nuestros hermanos, porque Tú eres el CAMINO, Tú eres la VERDAD, Tú eres LA VIDA.


PARA REZAR
(hombre, casado, trabaja, con un hijo)

Señor Mío y Dios Mío, que la imagen de Cristo Resucitado alimente los pasos de la misión en que Tú me sostienes,
Que su presencia triunfante alivie con esperanza la angustia pasajera de los sufrimientos del camino,
Que su mensaje sereno y firme hecho “carne viva” sea el viento que empuje mi ánimo...
Que me llene, Padre, del sentimiento gozoso de tu triunfo sobre la Muerte, sobre las muertes...
Que me invada la rotundidad y la seguridad del testimonio incesante de la Victoria del Amor más intenso sobre cualquier obstáculo...
Que interiorice y me aferre, Señor, a la imagen de tus heridas como recuerdo santo de que testimonian inequívocamente la verdad de la Fe,
de la confianza en que me quieres por encima de todo...
Y aun con mis puertas cerradas, en el crudo silencio, en la terrible duda, eres capaz de mostrarte, de enseñarme que estás aquí...
Que mi corazón te vea y mi alma te sienta, Padre, para que la Resurrección sea mi principio, mi fin, mi camino, mi esencia...
como prueba de Amor inmortal que regalas a mi modesta existencia para hacerla única.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.