icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio del domingo 15 de marzo, 3º de Cuaresma

Coordinadora de Evangelio Seglar -
Lee el Evangelio de este domingo
Elige el comentario que quieres leer: Matrimonio y familia, Trabajo, Enfermedad, Tercer mundoSocial, Ancianidad.
Reza con esta Oración a propósito del Evangelio.
EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Juan 2,13-25
Se acercaba la Pascua de los judíos, y Jesús subió a Jerusalén. Y encontró en el templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas sentados; y, haciendo un azote de cordeles, los echó a todos del templo, ovejas y bueyes; y a los cambistas les esparció las monedas y les volcó las mesas; y a los que vendían palomas les dijo: "Quitad esto de aquí; no convirtáis en un mercado la casa de mi Padre." Sus discípulos se acordaron de lo que está escrito: "El celo de tu casa me devora." Entonces intervinieron los judíos y le preguntaron: "¿Qué signos nos muestras para obrar así?" Jesús contestó: "Destruid este templo, y en tres días lo levantaré." Los judíos replicaron: "Cuarenta y seis años ha costado construir este templo, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?" Pero hablaba del templo de su cuerpo. Y, cuando resucitó de entre los muertos, los discípulos se acordaron de que lo había dicho, y dieron fe a la Escritura y a la palabra que había dicho Jesús.
Mientras estaba en Jerusalén por las fiestas de Pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo los signos que hacía; pero Jesús no se confiaba con ellos, porque los conocía a todos y no necesitaba el testimonio de nadie sobre un hombre, porque él sabía lo que hay dentro de cada hombre.

Palabra del Señor

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)
El mercado siempre está presente. En épocas de crisis como las que vivimos ahora los del primer mundo, (aunque el tercer mundo y muchas personas de este primer mundo llevan en crisis toda su existencia); pues en esta época hay un ambiente de tristeza, de inseguridad, de miedo, de negociar, etc. Y hacemos lo mismo con nuestras relaciones, con nuestros sentimientos, mercadear, negociar. Muchas veces hemos escuchado y nosotros también lo hemos dicho: cada pareja negocia su vida, sus formas, sus organizaciones, su historia. Aunque no es el tipo de negocio que se da en la empresa, en la economía, parece que negociar se convierte en ir cediendo cosas, ámbitos de nuestra vida individual, tareas a cambio de otras tareas, o incluso negociar tiempos, de tal manera que, a veces, también escuchamos que una parte de la pareja pierde o pone más carne en el asador, mientras que otros se reservan. Quizás sea sólo un tema de modos de hablar,o quizás sea algo más serio, donde el amor se queda en un segundo plano. Lo que nosotros nos hemos planteado es que si nuestro templo se destruyera, es decir, nuestras cosas, nuestras formas, nuestro hogar, ¿lo reconstruiríamos? ¿en cuánto tiempo? Llegamos a la conclusión de que sólo Jesús puede reconstruir, sólo el amor puede levantar, sólo el poder de Dios destruye lo podrido y reconstruye la vida.

DESDE EL TERCER MUNDO
(matrimonio con un hijo, voluntarios de ONG en país musulmán, trabajan en la misión, pertenecen a comunidad cristiana)
El evangelio del domingo nos lleva a revisar nuestras actitudes y opciones de forma radical. No debemos olvidar por qué y para qué estamos en este
país. Es importante que no descuidemos nuestra espiritualidad; en esta misión, trabajo y espiritualidad deberían ir unidos, y si nos descuidamos a
nosotros mismos como templo de Dios, el proyecto se resiente. Estamos aquí para ser templo de Dios.
Asimismo, debemos ir al fondo de las cosas y de las personas, no quedarnos con lo superficial y lo que se ve a primera vista. No debemos buscar el
propio interés en las acciones que llevamos a cabo, ni en las relaciones con la gente; debemos actuar según el interés de Dios, que se deja ver a través nuestro.

DESDE LA ENFERMEDAD
(mujer,casada,con dos hijas, de baja laboral, enferma de cáncer)
Qué importa lo que la gente piense de ti!  "Él te conoce y sabe lo que hay dentro de cada hombre".
 En estos tiempos en los que las apariencias se apoderan de nuestra vida, es importante pensar en nuestro interior, en nuestros pensamientos y también en nuestras acciones. Actuar de manera coherente y genuina en todos los ámbitos de nuestra vida es la mejor manera de ser templos de Dios. Seguir con Fe el camino de la cruz, es decir, sobrellevar todas las preocupaciones y sinsabores  de cada día con la mayor fuerza, resignación, y, a veces alegría, es la prueba inequívoca de que Dios habita en nosotros y nos manifiesta su amor. "Porque Él sabe lo que hay dentro de cada hombre" y yo quiero estar cerca de Ti.

DESDE LO SOCIAL
(hombre, casado, espera tercer hijo, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)
Este acto de Jesús (quizás el más escándaloso y el que más choca con esa idea de cordero manso que la historia le ha asignado) no pretende denunciar sólo un culto hipócrita y vacio. Es necesario recordar que los cambistas y mercaderes de ganado y palomas erán un verdadero poder económico y financiero de la época. Jesús se enfrento a esta poder que exprimía a todo el pueblo, y en especial a los más pobres, de una forma contundente. Su Dios, no era el dios de los poderes económicos y financieros, era el Dios de los humildes y explotados. Había y hay que derribar esos poderes que se sustentan en el débil para dar más poder y dinero al fuerte. Creo que esta denuncia profética de Jesús en el Templo (centro de culto, de poder y de las finanzas de la epoca) es desgraciadamente hoy más actual que nunca. Un poder económico y financiero que, por su ansia de lucro y avaricia, lleva a la ruina a muchos trabajadores y empresas. Un poder político alineado con ese poder económico a quien tanto debe. Hoy más que nunca, Jesús hubiera derribado las "mesas" (=bancos, cajas, fondos de inversión, gobierno) de este sistema capitalista o egoísta que emplea miles de millones para premiar esa avaricia y que no ve la sangrante hambre que sigue machacando a este mundo. Billones para los ya ricos, hambre para los ya pobres. Jesús lo pone todo patas arriba. ¿Seremos capaces de poner nuestras vidas patas arriba? ¿Seremos capaces de apostar por un mundo al servicio y en solidaridad constante con los últimos y destronar a estos poderosos que sirven al más inhumano egoísmo?

DESDE EL TRABAJO
(matrimonio, dos hijas, ambos  empleados de empresa;  pertenecen a comunidad cristiana)
Jesús echó a todos los que estaban vendiendo en el templo, a todos los trabajadores. Jesús no se enfadó porque trabajaran, se enfadó porque trabajaban en el templo. Quizás deba preguntarme, ¿cómo quiere Jesús que yo trabaje? ¿de qué forma? ¿con qué objetivo? Él no quiere que mi trabajo ocupe lugares que deben estar dedicados a otras cosas, mi trabajo no debe ocupar el tiempo de oración ni debe ocupar el tiempo de familia.
Hace unas semanas recibí la lamentable noticia de que un trabajador de una empresa vecina había muerto por un paro cardíaco mientras trabajaba fuera de su horario laboral dejando a una familia sin padre. Debemos escoger con conciencia cuánto tiempo trabajamos, con qué actitud, con qué objetivo.

DESDE LA ANCIANIDAD
(matrimonio,trabajan en residencia de ancianos, pertenecen a comunidad cristiana)
Cuando nuestro pelo comienza a blanquear nos damos cuenta que hemos pasado la vida intentanto agradar, y para ello cumplimos, pero sin implicarnos mucho.
Jesús nos dice este domingo que debemos revelarnos, que la fe no es algo que "nos guste", es una vivencia, una forma de ser y que, por actuar así, no siempre caeremos bien, pero que debemos gritarlo a los cuatro vientos y que tenemos que defenderla y protegerla frente a todos los que quieran hacer de ella un instrumento para su beneficio.


PARA REZAR
(hombre, casado, trabaja, con un hijo)

Que no sea mi vida, Padre, un sinfín de cosas por hacer, de pasos que dar,
de asuntos pendientes de resolver...
Que no sea mi vida una sucesión de ruidos, de preocupaciones, de soluciones...
Señor, que mis pasos tengan destino, tengan sentido...
Que mis acciones sean obras y no proyectos por terminar...
Que cada momento sea único, porque incomparable es un instante vivido en la intensidad de amar y sentirse amado.
Y que en todo ello estés Tú, Padre mío...
Tú, que sólo pides mi corazón,
que no reserve yo mi alma,
que no llene mi fe de obligaciones sino de generosidad,
que no llene mi camino de ritos sino de encuentros profundos,
que me alimente de oración, que descanse en el templo para acelerar los pasos,
que no invente silencios, sino que los viva plenamente para descubrirme ante Ti y en mi.
Que no me conforme con aquello que me encuentro, con lo que se me da hecho,
sino que me impulse la inquietud de seguirte, de ser coherente, de entregarme, de mostrarte y testimoniarte al mundo desde
lo que soy y desde lo que hago, al modo de Jesús.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 2 comentarios

Comentarios

aito0r aito0r
el 25/11/09
aver si no ponen ningun mercado de recuerdiiitos en las puertas de las iglesias para los curas
Me gusta 0
federico federico
el 5/3/10
el señor les siga usando en esta pagina mexico acuña


}
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.