icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio del domingo 12 de julio, 15º del tiempo ordinario

Coordinadora de Evangelio Seglar -
Lee el Evangelio de este domingo
Elige el comentario que quieres leer: Matrimonio y familia, Tercer mundo, Educación de los hijos, Inmigración, Ciencia, Abuelos
Reza con esta Oración a propósito del Evangelio.
EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Marcos 6,7-13

En aquel tiempo, llamó Jesús a los Doce y los fue enviando de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos. Les encargó que llevaran para el camino un bastón y nada más, pero ni pan, ni alforja, ni dinero suelto en la faja; que llevasen sandalias, pero no una túnica de repuesto. Y añadió: "Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si un lugar no os recibe ni os escucha, al marcharos sacudíos el polvo de los pies, para probar su culpa." Ellos salieron a predicar la conversión, echaban muchos demonios, ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban.

Palabra del Señor

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)
Cuando una pareja piensa en casarse, lo normal es que durante algún tiempo vaya ahorrando para tener con qué empezar la nueva vida. Ya se sabe, la entrada del piso donde formar el hogar, algo para el convite de la boda, con los regalos de familiares y amigos quizás puedas organizar la luna de miel; en fin, que hay mucha gente que solo tiene en cuenta la economía para organizar su boda. O incluso peor, el otro día escuchamos a una chica que vivía desde hace años con su novio y padre de sus dos hijos, que no se casaba porque era un gasto enorme. Sin embargo, Dios envía a dos…, incluso a los apóstoles los envía juntos, en comunidad y para el camino solo se tienen el uno al otro y lo mejor de todo, es que le tienen a El. No les hace falta nada más. Hay veces que priorizamos las cosas que no son importantes, dejando atrás las fundamentales. Que el dinero suelto, el pan, la túnica de repuesto, no enmascaren lo real, lo primordial, lo esencial: el amor de Dios, el amor en comunión, el amor en el matrimonio, con ese amor, seremos capaces de todo: desde echar demonios, hasta curar heridos, e incluso cambiar el mundo.

DESDE EL TERCER MUNDO
(mujer, soltera, profesional, seglar del tercer mundo, comprometida con la promoción de su pueblo, pertenece a grupo cristiano)
"Desde el bautismo, todos los cristianos estamos invitados a vivir y trasmitir el mensaje de Jesús, por diferentes circunstancias de la vida, el trajin diario, los problemas y compromisos que nos envuelven nos hemos olvidado de ser mensajeros del Señor, y esperamos recibir solamente sus beneficios, olvidando que Dios se manifiesta en el mundo a través de nuestras manos y de nuestros actos.
La realidad mundial nos debería interpelar mucho más en este sentido, las diferencias abismales que existen entre unos y otros, la violencia, el hambre y los sufrimiento, ser un cristiano comprometido con Dios es ser una persona comprometida con la vida, la fraternidad y la justicia. Pensar en el envio que hace Jesús a sus discípulos nos obliga a pensar en otra dimensión, en otra estructura, en otros fines difertentes a los planteados hoy por una sociedad tan materialista y egoísta. Esto implica pensar mucho menos en el bienestar propio (mi alforja, mi túnica, mi alimento, mi dinero), y mucho más en los demás y sus realidades muchas veces necesitados de apoyo, incluso no solo el material sino también el espiritual, la compañía, el abrazo, la fraternidad".

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)
“Para el camino un bastón y nada más”. Cuando vamos de excursión por el monte, de caminata, solemos coger un palo seco o una rama caída a modo de bastón, incluso los niños suelen buscar ellos mismos uno. El bastón se nos adelanta en el camino, marca el paso, nos guía entre los desniveles y las piedras, cuando estamos cansados o hacemos un parón nos apoyamos en él, nos ayuda a apartar la maleza y las telarañas, incluso lo podemos utilizar como defensa ante pequeños animales. Salvando las diferencias, así es Jesús: cuando somos enviados por Él no nos hace falta nada más, sólo tener la confianza de que  Él es el mejor bastón.


DESDE LOS ÁBUELOS
(matrimonio, jubilados, ocho nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)
Dos recomendaciones da Jesús a sus discípulos, que debemos asumir nosotros en cuanto comunicadores del Evangelio.
Primera: para ser sus seguidores hace falta “desprenderse”. El equipo excesivo impide los movimientos. Su palabra será nuestra riqueza, todas nuestras posesiones.
Segunda: Habrá “oposición”. La de aquellos que no quieren oír y la de los que, después de oírnos, rechazan todo lo oído, en cuya situación está la mayoría de la sociedad, lo cual hace dramática nuestra misión. Lo sabemos y ello nos ayudará a emprender el trabajo con un  espíritu distinto al del comerciante que hace publicidad para ganar clientes. Nosotros debemos ser optimistas en el anuncio de la Palabra y estar siempre disponibles a ello, aunque nadie nos garantice que a quienes la anunciamos lo acepten.
Lo importante es divulgarla sin desanimarnos por la oposición que encontremos. Nosotros somos sembradores el tiempo de la recolección depende de Él.
Sembremos, primero empezando por los hijos y nietos, siempre con palabras que sincronicen con nuestras obras.
DESDE LA CIENCIA
(matrimonio,trabajan ambos, pertenecen a grupo cristiano)
Solemos buscar la seguridad, la estabilidad en nuestras vidas. Aun sin reconocerlo, ni siquiera saberlo, queremos que nuestra vida sea completamente “rutinaria”.
En relación con la actividad científica se habla mucho de algo que suena opuesto a rutina: INNOVACIÓN (palabra de moda hoy en día). Pero la rutina, los caminos seguros aunque “trillados”, son igualmente (si no más) buscados en la actividad científica. 
¿Y por donde va la petición de Jesús a sus discípulos? Él los manda a algo nada cómodo y del todo incierto. ¿No fue esto una “innovación” demasiado “pasada de rosca”?
Señor, fortalécenos con esa AUTORIDAD que Tú solo das, para hacernos valientes e innovadores (de verdad, no de pose) en la construcción de tu Reino.

+ PARA REZAR
(hombre, casado, trabaja, con un hijo)
Padre, que mi equipaje sea la fe,
que mi abrigo sea tu Amor,
Que mi confianza en Ti sea la fuerza de mis pasos...
Contigo y en Ti, se puede caminar sin temor...
Al estilo de los discípulos, que acepte mi misión, que me abandone a tus cuidados...
Yo, que pretendo controlar cada movimiento, medir cada zancada, revisar cada superficie, evitar los escollos...
Yo, que me aquieto por las dudas, por el miedo a perder, a tropezar...
Que busco la seguridad, y la certeza de conocer las vueltas del camino antes de avanzar...
Que descubra intensamente el valor de Tu Palabra, el cobijo de tu generosidad, el consuelo de tu Misericordia, el alivio de tu esperanza, la serenidad de tenerte conmigo...
Padre, que confíe en tu Amor, en tu mensaje, y que testimonie desde mi vida la valentía de creer y sentir que mi vida se mueve Contigo y por Ti.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.