icono estrella Nº de votos: 0

España es el segundo país del mundo, tras EE.UU., que más dinero dona a las misiones

J. Bastante -

Pese a la crisis, España es el segundo país del mundo que más dinero dona a las misiones, según informó este mediodía el director nacional de OMP, Anastasio Gil. Tras Estados Unidos, nuestro país es el más generoso en aportaciones de los fieles, aunque en los últimos años se ha producido un fuerte descenso en el importe total.

Así se refleja en el Fondo Universal de Solidaridad, que fue objeto de debate en la Asamblea de OMP, que tuvo lugar la pasada semana en Roma, con la asistencia de directores de 120 países y la presencia del Papa Francisco. Faltaron únicamente seis, entre ellos, Julius, director de OMP en Siria, y cruelmente asesinado durante el conflicto bélico que asola el país.

Se trata de la primera ocasión en la que se plasman las aportaciones de todo el mundo a las misiones. En total, la Asamblea General gestionó prácticamente 150 millones de dólares, y aprobó 2.440 proyectos ordinarios, y otros 1.264 extraordinarios, entre los destinados al Domund, Vocaciones Nativas o Infancia Misionera. "No hay dicotomía entre proyectos sociales y pastorales", apuntó Gil.

Europa, con 77 millones de dólares, lidera la lista, seguida de América (50 millones); Asia, 9 millones; Oceanía, otros 9; y África, 2,5 millones. Sin embargo, la caída en Europa y América del Norte ha sido sostenida.

Continuado descenso

En total, nuestro país ha aportado este año 18,9 millones de dólares, algo más de 12% del total, en un continuado descenso desde 2008, año en que arrancó la crisis. "La situación económica está afectando, es un hecho incuestionable", reconoció el director nacional de OMP. "Ha habido un ostensible descenso", señaló, quien apuntó que en el último año el descenso de produjo en el Domund. En todo caso, "queremos manifestar nuestro agradecimiento al pueblo español, porque en los últimos cinco años hemos puesto a disposición de las misiones 145 millones de dólares". Millones de pocos, de huchas, donativos, etc... que hacen posible que la lucha contra la injusticia y por la fe que llevan a cabo los 13.000 misioneros españoles siga siendo una realidad fecunda.

"Hemos bajado una media del 8%. Es una realidad", apuntó Anastasio Gil. "Nos resistimos a resignarnos, seguiremos trabajando porque los pobres nos necesitan". Y es que "nadie es indiferente a un misionero", que están "viviendo y compartiendo con los que sufren, siendo los otros". Al tiempo, Gil reafirmó la "transparencia total en los donativos que recibimos. Podemos asegurar que ningún céntimo se pierde o se desvía".

Europa y América del Norte, a la baja

Gil insistió en que la bajada ha sido más intensa en Europa ente 2010 y 2012. "En esto ha tenido mucho que ver la situación en España", mientras que en Estados Unidos, la crisis fue más potente en 2008 y 2009.

Por el contrario, África, Asia, América del Sur y Oceanía han aumentado sus aportaciones económicas. "Muchísimos pocos que llegan de todos los rincones del mundo, a disposición del Papa para atender las necesidades de estos países". Gil incidió en los ejemplos de Nigeria ("donde están sufriendo especialmente los cristianos"), Guatemala ("donde más se está viviendo el zarpazo de las sectas, mantiene viva su aportación") o Sri Lanka. "Esto es una buena noticia", añadió.

Francisco: esponteneidad y frescura

Anastasio Gil apuntó que Francisco les recibió a la conclusión de la Asamblea. "Hubo tres detalles que me llamaron la atención: primero, el desparpajo, la espontaneidad y frescura con la que el Papa hablaba, con bromas al cardenal Filoni incluidas; nos habló de que la formación misionera tiene que empezar desde la infancia; y el tercer detalle fue que el compromiso misionero no es facultativo, sino obligación de toda la Iglesia".

Preguntado sobre las novedades del nuevo pontificado, Anastasio Gil incidió en que "el Papa Francisco ha inaugurado una novedad, que son las homilías diarias en la capilla de Santa Marta. Es una lectura que nos está enriqueciendo, porque todos los días está hablando de salir de nosotros mismos, con ocasión o sin ella. ¿Hay algún cambio espectacular? No. Pero sí tenemos que saber discernir que el Papa nos está sacando de nuestro encierro para abrir el corazón hacia adelante". Francisco ha hecho un nuevo mensaje, específico, para el Domund, distinto al que tenía preparado Benedicto XVI antes de renunciar. "Hay unos nuevos indicadores, que ya veremos, como dijo al director de las OMP de Argentina: ‘Echa a andar a los curas', le dijo".

 


Extraído de Religión Digital

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.