icono estrella Nº de votos: 0

Escuela de Ecología

-


La idea de crear una Escuela Família Agrícola en el Valle del Guaporé comen­zó hace unos años. Pero este es el pri­mer curso en el que dos grupos de 35 alum­nos, hijos de agricultores del Valle del Guaporé, han comenzado a estudiar de una forma diferente, tratando de unir los conte­nidos escolares con una formación encami­nada a fijar al agricultor en su tierra procu­rando educar jóvenes que, respetando el medio ambiente, consigan hacer de la agri­cultura su medio de vida.

En la Escuela Familia Agrícola (EFA) se juntan chicos y chicas de entre 16 y 18 años que comparten aula y vida durante quince días para poder ayudar en casa y poner en práctica lo aprendido durante los otros quince días del mes.

El ambiente es de una gran sencillez y llama la atención para alguien que ha dedi­cado algunos de los mejores años de su vida a la educación, el respeto y la respon­sabilidad de estos jóvenes, la mayor parte de ellos acostumbrados al trabajo en el campo y a cargar con responsabilidades en la propiedad familiar.

Los profesores y monitores de la EFA pro­curan dar una formación integral sin olvidar que la tierra es la mayor riqueza de esta región, una tierra que por eso mismo hay que cuidar, respetar y preservar. Sin darse cuenta, van apren­diendo a vivir sin perder de vista su relación directa con el campo.

En esta Escuela se habla de cooperativismo, de asociaciones, de pro­ductos orgánicos, de homeopatía, de recicla­do... Un entorno envidia­ble para estos jóvenes.

En Rondônia los padres necesitan de los hijos para sacar adelante la tierra, una tierra que, a veces por mala admi­nistración y falta de planteamiento, no siem­pre tiene el rendimiento deseado y que hace del agricultor familiar alguien que sobrevive en la tie­rra con lo equivalente a un salario mínimo al mes y con el trabajo continuado de toda la familia. Por este motivo, porque la familia se hace imprescin­dible para sacar rendimiento a la tierra, surgieron en Brasil las Escuelas Familia Agrícola donde la forma­ción del alumno procura llegar a toda la familia.

Cuando llegas a la EFA-VALE sientes que estás entre gente sencilla, acostumbrada a trabajar, a coci­nar, a limpiar, a cortar hierba, a cuidar la huerta, a cuidar los animales... y la verdad es que sientes cier­ta envidia por tantos valores que se van perdiendo en el casi impuesto estilo de vida que nos dictan los medios de comunicación y el modo de vida de las ciudades.

Por ser el primero este año los alumnos y profeso­res de esta Escuela tienen que enfrentar cada día grandes dificultades, pero se nota una gran ilusión y empeño por hacer realidad el sueño de educar fami­lias de agricultores desde el propio campo, con la ilu­sión de formar jóvenes que el día de mañana serán los responsables del desarrollo rural respetando el medio ambiente y luchando por los derechos de los agricultores familiares que aquí, en este rincón de Brasil, son cientos de miles, la mayor parte de las veces olvidados por todos.

Una verdadera escuela de ecología donde cada uno pone su grano de arena para construir una región donde el agricultor familiar sea el verdadero protagonista de su propio desarrollo.

José Miguel Capapé

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 1 comentario

Comentarios

cindy castillo cindy castillo
el 9/6/11
me encanta la idea de su escuela y los felicito, me interesaria mucho que me mandaran informes de las actividades que realizan , ya que quiero hacer algo parecido en la escuela donde trabajo, gracias y felicidades.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.