icono estrella Nº de votos: 0

Enlázate por la Justicia: una vigilia por la solidaridad

Fundacion Proclade -

Alrededor de 400 personas asistieron a la Vigilia de oración “Enlázate por la Justicia” en la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe de Madrid, en la noche del 10 de abril. En la cripta de la iglesia no cabía ni un alfiler. El aforo se había completado antes de que el reloj marcara las ocho de la tarde, hora en la que comenzó con esta oración una estrategia conjunta de presencia pública de Cáritas, CONFER (Conferencia Española de Religiosos), Justicia y Paz, Manos Unidas y REDES (Red de Entidades para el Desarrollo Solidario), que agrupan la mayor parte de las organizaciones católicas de cooperación, acción social y trabajo por la Justicia y la Paz.

La celebración giró en torno a la Palabra de Dios, con la lectura de diferentes textos de la Carta de San Pablo a los Corintios, un fragmento del Mensaje de Benedicto XVI para la Jornada Mundial de la Paz del año 2009, y la lectura de un texto del Evangelio de Juan. Todo ello intercalado con distintos testimonios del trabajo que estas 5 organizaciones de Iglesia llevan a cabo en todo el mundo, con una especial cercanía a las personas y comunidades que viven situaciones de pobreza y exclusión.

Durante la Vigilia, hubo varios momentos especialmente simbólicos, como el acto de la paz, o el gesto central de la misma, en la que todos los participantes enlazaban unos trozos de cuerda, uniéndose de esta forma en la defensa de la solidaridad y la fraternidad. Este gesto tuvo lugar casi al final del acto, dando visibilidad al lema del encuentro. Todas las personas “enlazaron” las cuerdas repartidas previamente, como símbolo de la unión de los presentes con todos los hombres y mujeres del mundo, en ese compromiso de trabajar por la justicia. Este gesto simbolizó a la perfección la idea y objetivo general que persiguen las organizaciones convocantes:

  • la unión de nuestras organizaciones, tanto en recursos como en capacidades, por una estrategia conjunta de presencia pública orientada a destacar la importancia de la solidaridad y la cooperación internacional al desarrollo con las personas más empobrecidas.
  • la necesidad de impulsar, hoy más que nunca, la construcción de una ciudadanía más humana y solidaria, promoviendo un nuevo enfoque a la acción social, política y pública.

Cáritas, CONFER, Justicia y Paz, Manos Unidas y REDES inician así un proceso de fortalecimiento de su presencia pública, que, además de poner en valor todos los aspectos comunes y compartidos de su presencia en la mayoría de los países y regiones del mundo, incida en la denuncia profética ante la sociedad de aspectos cruciales del desarrollo, en la defensa de los derechos humanos y en la promoción de la educación para el desarrollo. Al finalizar se leyó un comunicado.

Este mismo acto se repitió ayer, jueves 11, en diferentes ciudades de la geografía española como Barcelona, Cádiz, Cuenca, Gijón, Granada, Huesca, Madrid, Salamanca, Santander, Sevilla, Valencia y Zaragoza.

El acto concluyó con esta oración final:

Padre, te damos las gracias porque, siendo organizaciones con carismas muy diversos, nos llamas a avanzar comunitariamente en espíritu de militancia, de presencia y compromiso personal.

Te damos gracias porque nuestra experiencia vital compartida pone en el centro a las personas y, especialmente, a los más pobres.

Te damos gracias porque la relación con los socios locales es más fraterna que instrumental.

Para nosotros, la cooperación es acompañamiento. Nos sentimos muy unidos con las poblaciones con las que trabajamos. Queremos seguir acogiendo sus iniciativas en diálogo fraterno.

Padre, nos sentimos instrumentos en la construcción del Reino. Concebimos la cooperación como ámbito de evangelización y de buena noticia.

Reconocemos que nuestros medios técnicos no agotan los fines que queremos alcanzar.

Para todos nosotros es fundamental:

  • La concepción integral del ser humano y de la humanidad como familia
  • La centralidad de la persona y su dignidad
  • La opción preferencial por las personas empobrecidas
  • El destino universal de los bienes

Padre, queremos cooperar “dando vida, y vida en abundancia”. Sentimos que nuestro trabajo tiene que ver con la compasión, la integridad y la gratuidad.

Contamos con tu fuerza, Padre, para avanzar en la construcción de una ciudadanía más humana y solidaria. Queremos promover un enfoque nuevo a la acción política y pública.

Te lo pedimos, por Jesucristo nuestro Señor. Amén

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.